Twitter @Peperufo

    Sigueme en Twitter

    sábado, 1 de noviembre de 2008

    MARIA DOLORES DE COSPEDAL: UNA MALA COPIA DE ANGEL ACEBES


    Maria Dolores Cospedal fue elegida por sorpresa secretaria general del PP, tras la segunda debacle electoral de Mariano Rajoy. Fue presentada a la sociedad, para quienes no la conocían, como una mujer cabal y moderada, nuevo buque insignia de la nueva política que Rajoy pretendía marcar, tras una incendiaria etapa en la que Angel Acebes ejerció como número 2 del principal partido de la oposición. Borrón y cuenta nueva pensábamos.

    Sin embargo hoy somos muchos, solo algunos meses después de que esta señora cogiese el mando del PP, los que preferimos al insigne mentiroso Acebes, que al menos tenía su gracia. Mucho más digerible a pesar de todo que la señora Lola Cospedal, que además de arreglarselas muy bien con las mentirijillas o medias verdades, es "master" en cinismo y "doctorada" en populismo. Angel mentía a secas, por eso era menos indigesto. Las últimas declaraciones de la secretaria general del PP son dignas de estudio, retrato fideligno de la "nueva" estrategia del PP, ahora con una cara bonita, pero con la misma alergia por la verdad, el consenso y las buenas formas. Cambian las caras pero quedan los contenidos.

    Dice Cospedal que "España se merece estar en Washington, pero no tener a un presidente como Zapatero". "El PP respalda que España esté presente en la reunión del próximo 15 de noviembre en Washington del G-20, pero no el hecho de tener a un presidente como José Luis Rodríguez Zapatero" afirmaba la número 2 del PP desde Melilla. Dos citas, dos falacias, dos maldades, impropias no ya de una política, sino inadmisibles para una persona que se reconozca inteligente y preparada. Alguien tiene que decirle a Maria Dolores que España se merece el presidente que sus ciudadanos, en mayoría, por obra y gracia de las urnas, han elegido en las muy recientes elecciones generales del 9 de marzo. Y que el PP, por mucho que quiera, no decide ni legitima quien debe o puede ser el presidente. Afortunadamente los tiempos en los que la derecha española por medio de las pistolas decidía jefes de Estado pasaron.

    ¿Puede el PP hacer política sin insultar la inteligencia de millones de españoles? ¿Puede el PP, por una vez, reconocer una derrota en las urnas? ¿Puede el PP, por una vez, ser patriota con mayúsculas? ¿Qué indigencia mental es esa decir que España se merece estar en la cumbre pero no se merece al presidente que hemos elegido a los españoles? ¿Acaso no hemos elegido en libertad que nuestro representante se apellide Rodríguez Zapatero y no Rajoy Brey? Un partido de la oposición con sentido de Estado está del lado de su gobierno en situaciones tan trascendentales como ésta. Zapatero, el inmerecido, estuvo de lado del gobierno de Aznar en materia antiterrorista cuando este país necesitaba acuerdos. Hubiese sido más rentable poner la zancadilla pero el PSOE prefirió arrimar el hombro. Y no es que los socialistas sean perfectos y el PP sea una calamidad. Hablamos de un concepto que es históricamente demostrable: la derecha española nunca ha tenido sentido de Estado porque no creen en España cuando no gobierna.


    Cospedal no se quedó ahí. Llamó "frívolo y mentiroso" al presidente del gobierno (lo dice una delfin de Esperanza Aguirre ojo); a la par afirmaba que "el PP tiene propuestas, ideas, que sabe lo que tiene que hacer y que defiende que lo primero es nuestro país". ¿Qué propuestas? Todavía no las conocemos, y las que se vislumbran son tan generales que no se pueden tomar en serio. ¿No es curioso este mantra, que repiten hasta la extenuación, pero sin concretar esas propuestas? Les delata su mala conciencia. El presidente es un mentiroso por no acertar pronósticos, cuando todos los organismos internacionales han fallado en los mismos. Incluso el PP, como este blog demostró, tampoco entendió lo que se nos venía encima (pronosticó un crecimiento del 2,6% en 2008 y un 3% en 2009). Y personajes como Rato o Montoro negaban hace no mucho que existiese una burbuja inmobiliaria en España. Nadie está libre de pecado. Nadie tiene la solución. ¿Podemos reconocer que estamos ante una crisis de dimensiones solo parecidas al crack del 29 y dejarnos las plumas en la gatera?

    Por último, De Cospedal subrayó también que "el culpable" del periodo de recesión económica en la que ha entrado el país "es Zapatero, ya que además hace 15 años se sufrió esta misma circunstancia, precisamente cuando el ministro de Economía era también el señor Solbes y gobernaban los socialistas" ¿Quién frivoliza aquí? Señoras y señores, Zapatero es el culpable de la crisis económica según el PP. Vaya por dios, entonces Zapatero no debería ser invitado al G20 como miembro sino como conejillo de indias. ¿Para cuando entonces una ejecución pública del presidente del gobierno de España frente a Wall Street como culpable de la megacrisis económica? Es absurdo.

    Es insultante el cinismo de esta señora. Y como manipula, cuando relaciona malintencionadamente las dos crisis, ambas internacionales, que se han producido, sí, por casualidad, con dos gobiernos socialistas. ¿Alguién puede culpar a Solbes de la crísis de los años 90? No, como tampoco puede hacerlo ahora. ¿A razón de qué harían Comisario de Economía a un dirigente que ha hundido su economía nacional para pilotar el hito económico más importante para Europa como fue la entrada en el euro? No tiene sentido. El gobierno cometerá errores, y desde luego hay que criticarlos. Pero de ahí a culpar de las recesiones a un gobierno local, que se han producido a escala mundial, hay un trecho. No es intelectualmente sostenible.

    Cospedal es una populista y una hipócrita. No le recuerdo en los pocos meses que lleva en el cargo una frase medianamente inteligente y por ende, veraz. La culpa es de Zapatero suena mucho al "váyase señor Gonzalez" cuando apenas llevamos 7 meses de legislatura. El PP estaría encantado de que España no estuviese en la cumbre del G20, así como se frota las manos por cada español que se apunta al paro. "Cuanto peor, mejor". No tienen líder, no tienen sentido de Estado, no tienen propuestas. No son alternativa. Podrán ganar por los errores del gobierno o porque el ciudadano cuando la economía se tuerce no conoce de competencias, responsabilidades o ciclos económicos internacionales. Pero este PP, es más de lo mismo. Un grupo de políticos que apuesta por la destrucción de España para aparecer luego como bomberos libertarios. Son los de la bandera, el himno y la mano en el pecho. Los "únicos" "buenos" españoles. Cospedal, me quedo con el original.

    Comentarios.

    3 comentarios:

    Cuadernos keynesianos dijo...

    Muy buena Peperufo, a esta, como a Sorayita, se la veía a la milla. No sé si os habéis dado cuenta de que estos días los peperos dicen que hay que estar en la cumbre del G20 a la vez que dan estopa al Gobierno de la nación diciendo que esto es la consecuencia de lo que se ha estado sembrando. Supongo que se referirán al gran agravio que hicimos al sr. Bush por sacar las tropas de Irak. Pero resulta que si no nos las hubieran metido en el berenjenal, no habríamos tenido que sacarlas. ¿De quién es ahora la culpa de que el pistolero esté enfadado?

    Anónimo dijo...

    En esta segunda legislatura de ZP, Rouco Varela debe estar contentísimo, la Iglesia más reaccionaria consigue colocar a uno de los suyos al frente del CGPJ. Por otra parte, los líderes socialistas nacionales se erigen últimamente en defensores de la falta de neutralidad de la monarquía, defendiendo las declaraciones más polémicas de la Reina Sofia respecto a los matrimonios gay. Por no hablar de que se ha desprendido de los ministros más cañeros en los social y en la defensa del medio ambiente. En fin, de poco le está sirviendo al gobierno que hayan aprobado una subida de sueldo a los reyes o alimentar a la banca para que no muera el capitalismo más fundamentalista. Si siguen así los socialistas que gobiernan, a ZP le van a botar de su asiento sus hasta ahora votantes.

    Anónimo dijo...

    Peperufo, me ha gustado mucho el artículo. Creo que voy a inspirarme en el párrafo tercero y en el cuarto para replicar a algunos la próxima vez que lea por ahí que los murcianos no nos merecemos a un presidente como Valcárcel. Gracias, socio.