Twitter @Peperufo

    Sigueme en Twitter

    martes, 30 de septiembre de 2008

    LA GALERÍA DE LOS HIPÓCRITAS: RECUERDOS BURBUJILES PARA LA DERECHA ECONÓMICA, POLÍTICA Y "SOCIAL" ESPAÑOLA




    Qué graciosa es la corte conservadora española. Hoy podemos leer editoriales de Libertaddigital criticando el modelo del ladrillo, a Cristobal Montoro hablando de "burbujas inmobiliarias" y a patronales y banqueros sacando pecho "ya lo sabíamos". Son los poderes fácticos al unisono, los mismos que tratan de endosarle el muerto a un gobierno que habrá hecho más o menos pero que trabajó en un cambio gradual de modelo. ¿Insuficiente? Seguro. Pero lo que no es sensato ni coherente es que esta gente, que nos ha metido los ladrillos por los ojos, ahora se vistan de "progres" y quieran darnos con el látigo, como si nos hubiesemos olvidado de sus andanadas cuando gobernaban y diseñaban esa burbuja inmobiliaria que tanto critican a día de hoy. Que no nos tomen por tontos.

    Basta recordar lo que decían cuando desde filas progresistas se criticaba el modelo del ladrillo: "están demonizando la construcción", "van a matar la gallina de los huevos de oro" "gracias al ladrillo no tenemos un 25% de paro como nos dejó Solbes". Tengamos presente, y que nadie lo olvide, que las competencias urbanísticas y de suelo están en manos de las comunidades autónomas, dato importante. Y que las leyes nacionales, como la de 1998, fabricada por Aznar y Rato, nos metieron en el hueco donde hoy estamos, al menos en parte.

    Lo sensato sería decir que ha fracasado nuestro modelo, el de todos. El que cebó el PP y el que el PSOE no pudo o no quiso virar. Pero que a estas alturas dirigentes del PP (con un ejército de concejales constructores), banqueros y patronales se lien la manta a la cabeza y pidan despidos baratos y verdaderas medidas (en plata "sangrar al currito") pues como que no. Entonces lo sensato, lo que me apetece, es recordar a todos lo que decían los gurús como Cristobal Montoro, mano derecha de Rajoy, cuando la oposición y los organismos internacionales hablaban de "burbujas inmobiliarias". Va a ser muy curioso, con enlaces de 2003 y 2004, leer lo que decían entonces y lo que dicen ahora. No se pierdan tampoco al radiopredicador de La Cope, beneficiado en consorcios con constructores en la zona de Levante, negar lo que hoy repite como un lorito.

    Qué malas son las hemerotecas. Que aproveche:



    Rato descarta una 'burbuja inmobiliaria' y reconoce el problema de la carencia de alquileres



    Cascos niega la existencia de la ´burbuja inmobiliaria´




    Montoro niega la burbuja inmobiliaria y prevé una "previsible" estabilización de precios




    El secretario de Estado de Economía (Guindos) ha negado una vez más la existencia de una burbuja inmobiliaria y se ha mostrado convencido de que los precios de la vivienda se moderarán suavemente sin afectar a crecimiento económico




    Caruana descarta la existencia de una "burbuja inmobiliaria"




    Federico Jimenez Losantos: "No hay tal burbuja inmobiliaria"



    Botín niega que haya burbuja inmobiliaria y afirma que el informe del Banco de España se malinterpretó

    Botín y Cascos niegan una burbuja inmobiliaria en España

    Ramón Luis Valcárcel Siso: "¿Por qué se dice que el ladrillo es una fiebre?"

    "No estamos ante una burbuja inmobiliaria" en España, afirmó ayer el presidente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), Gregorio Mayayo,

    Joaquín Ayuso, consejero delegado de Ferrovial descarta la existencia de la llamada 'burbuja inmobiliaria' y apuesta por liberalizar más suelo para frenar la escalada de los precios de la vivienda.

    Juan José Bruguera. consejero delegado de Colonial: Bruguera defendió que la burbuja es un concepto que define algo de lo que, tras estallar, no queda nada; mientras que el sector inmobiliario lo conforman "viviendas adquiridas por unas personas que tienen capacidad de endeudamiento" y de pagar los créditos que les han sido concedidos.

    Solans niega tajantemente que haya 'burbuja' en España

    Juan Bautista Soler: "No existe ninguna burbuja inmobiliaria"

    Expertos de la banca aseguran que no existe una burbuja inmobiliaria

    Juan Velarde: 'Para llegar a hablar con propiedad de una burbuja inmobiliaria hay que llegar al límite, como sucedido en Japón hace escasos años, cuando el valor de la superficie del palacio imperial de Tokio pasó a valer tanto como todo el terreno de California. Mientras no se llegue a esto, no hay burbuja.'

    Ni habrá burbuja inmobiliaria, ni bajarán los precios. Esas son las principales conclusiones previsoras para 2004 que ayer presentó la Sociedad de Tasación.

    El vicepresidente segundo y consejero delegado del Santander Central Hispano, Alfredo Sáez, descarta la existencia de una burbuja inmobiliaria

    un miembro de la Fed descartó que haya una burbuja inmobiliaria, pero sí reconoció que hay “espuma”.

    Bueno Lidón no cree en la denominada burbuja inmobiliaria y afirma que no se producirá un parón ni un decremento en los precios

    José Luis Estevas-Guilmain, presidente de Sociedad de Tasación: 'Es que no hay burbuja. Creo que es un término mal utilizado'

    La promoción inmobiliaria no sufrirá a corto plazo ni burbuja económica ni recalentamiento. Así lo pone de manifiesto un informe elaborado por la auditora KPMG y patrocinado, por tercer año consecutivo, por la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM).

    El presidente de los promotores murcianos, José López Rejas, dijo que la crisis económica por la que atraviesa España les da la razón cuando defendían "que no había burbuja inmobiliaria"

    Comentarios.

    domingo, 28 de septiembre de 2008

    EL "RACA-RACA" DE MARIANO RAJOY SOBRE LA CRISIS ECONÓMICA


    Son cansinos aquellos nos vienen a decir que sí, que habrá crisis fuera, pero que lo que importa es lo que hacemos aquí, porque a los parados, hipotecados y demás españoles asfixiados les importa un pito la culpabilidad de Bush. A parte de llamar idiota a la gente (luego no saben por qué pierden las elecciones), me gustaría que alguno de estos apasionados doctores en Economía me contestara:

    - ¿Puede Zapatero hacer que los bancos españoles abran el grifo del crédito, seco porque el mercado interbancario mundial está paralizado? Creo que no.

    - ¿Puede Zapatero hacer que el precio del poco dinero que se prestan los bancos entre sí, y que es el que marca el euribor, baje para que las hipotecas sean más baratas? Creo que no.

    - ¿Puede Zapatero hacer que por su simple y santa voluntad el Banco Central Europeo baje los tipos de interés para ayudar a que el precio del crédito descienda? Creo que no.

    - ¿Puede Zapatero hacer que el precio del petroleo descienda para alcanzar unos niveles fácilmete asumibles por los transportistas, la industria y el ciudadano medio en general? Creo que no.

    - ¿Puede Zapatero hacer que el precio del resto de las materias primas y que se decide en los mercados de Londres y Nueva York baje, para que nosotros, dolientes españolitos apenados por la tenacidad no atendida de nuestro respetado Rajoy, podamos sentirnos más desahogados el 29 de cada mes? Me temo que no.

    Lo que sí pueden hacer Zapatero y su gobierno es, de una puñetera vez en nuestra historia democrática, intentar poner los pilares para cambiar nuestro modelo de crecimiento, dependiente, como siempre, del ladrillo y el turismo.

    Pero, para éso, haría falta, primero, que el PP abandonara su idea de España, de beatos y listillos, y asumiera de una vez la de la ciencia y el conocimiento, es decir, la de la Ilustración que ellos y sus amigos episcopales todavía, 300 años después, no quieren ni ver por aquí; y, segundo, que se sacara esa catarsis necesaria del debate político de regate corto, porque tales cambios no dan réditos a corto plazo, y, si lo que se busca, es ganar las próximas elecciones, nunca nadie lo va a acometer. Zapatero y su gobierno ya han empezado ha trabajar en ese sentido con un primer horizonte puesto en 2015. Pero mucho me temo que Rajoy seguira haciendo una política menuda y cicatera, no sea que la cosa, dentro de un tiempo, dé unos resultados que puedan serle reconocidos a Zapatero, y entonces le digan en su partido, el PP… que ha estado haciendo el tonto.

    Lo de Rajoy es el simplismo personalizado. Solo basta mirarle a la cara y escucharle hablar; siempre palabras, frases, argumentos repetitivos, sin profundidad, de los que uno advierte rápidamente que carecen de espontaneidad y de sinceridad. Cuando se le pregunta para que realmente ‘’se moje”, para que opine de muchos temas de una forma coherente con su trayectoria anterior, haga propuestas argumentadas, aborde los problemas seriamente, se va por los cerros de Úbeda, dejandote con dos palmos de narices y preguntándote qué clase de político es. Siempre aborda los temas superficialmente y su finalidad es la de dejar una frase, o un conjunto de ellas, que va a repetir hasta la saciedad como si se tratase de una publicidad de televisión, para que la gente se quede con ella y se la crea. Critica todo lo que hacen sus oponentes políticos sin argumentarlo debidamente y, sobre todo sin aportar propuestas alternativas claras.

    No le importa criticar al presidente cuando éste trata de vender a España fuera de las fonteras, atraer las inversiones, etc., incluso si esto supone un perjuicio para nuestro pais. ¡Vaya patriota de pacotilla! No me extraña, porque el patriotismo para esta gente (Rajoy y muchos de los dirigentes de su partido) no es otra cosa que la búsqueda del poder a cualquier precio para hacer lo que siempre han hecho: lo que les ha dado la gana sin tener en cuenta las necesidades y los deseos de este pais. Por fortuna Rajoy será lo que siempre ha sido: un segundón; porque yo, personalmente, no lo veo como un hombre de estado y como un dirigente capaz de gobernar un pais y dar soluciones a los problemas de la gente.


    Comentarios.

    sábado, 27 de septiembre de 2008

    JORGE ALARTE, NUEVO SECRETARIO GENERAL DE LOS SOCIALISTAS VALENCIANOS



    Jorge Alarte es el nuevo secretario general del PSPV. Este blog se tiró a la piscina en marzo y apostó por él cuando ni de lejos era el favorito, es más, algunos amigos valencianos me dijeron que me la había jugado sin ningún sentido. Dije que era el candidato más fuerte, el más adecuado, aunque tambien dije que por ello, dudaba que fuese elegido debido a la ceguera política de Ferraz. Parece que en los últimos meses también han visto que Alarte es el cambio.

    La Sombra de Aznar apoya a Jorge Alarte como candidato del PSPV a la secretaría general (12/03/2008)

    Felicidades a Jorge, y ahora, unión y a por la Generalitat.

    miércoles, 24 de septiembre de 2008

    LA INCOMPETENCIA POLÍTICA DEL PSOE EN LA LUCHA MEDIÁTICA CONTRA LA CORRUPCIÓN


    Es exasperante ver como en diversos puntos de nuestra geografía, en especial el Levante español, son plaga los cargos políticos del Partido Popular imputados por graves delitos de corrupción, cargos que no son obligados a dimitir o cesar como manda el código de conducta y ética de los populares, con la total clemencia e indolencia del PSOE, un partido que parece estar anestesiado y que renuncia sistemáticamente, empezando por el presidente del gobierno, a hacer sangre con la actitud de Rajoy y los suyos en casos como los del padrino Carlos Fabra.

    Los líderes de la oposición de la Cominutat Valencia y la Región de Murcia no andan muy lejos del atontamiento general de la ejecutiva federal. Andan callados, de puntillas, dejando margen y oxigeno. ¿Por qué el PSRM no presiona, semana sí semana también a Valcárcel respecto de los casos de Totana o Torre Pacheco? ¿Nadie le va a recordar, pero todas las malditas semanas, que dijo aquello que de "cargo imputado iba a la calle"? ¿Dónde está la ferocidad contra la corrupción, un arma política poderosísima en época de vacas flacas? ¿Nadie va a decirle a los ciudadanos que mientras ellos están ahogados por sus hipotecas esta gentuza vive como dios de los pelotazos que han pegado a nuestra costa? ¿Nadie?

    A mí me preocupa Zapatero, sus ministros y la ejecutiva federal. Me asombra, me asusta, que nadie vea que esto es un filón que hay que aprovechar. Ni siquiera en campaña electoral, en los debates, se le oyó al presidente hablar de lucha contra la corrupción...¡Cuando podía haber sacado la barriga perfectamente! Es de una mediocridad, de una ceguera, que cabrea.

    Que no señores socialistas, que no, que una lucha mediática eficaz contra la corrupción no se puede quedar en hacer una rueda de prensa ese día y "hasta luego Lucas". Que hay que hacer como ellos hicieron con los casos de corrupción en la época de Gonzalez, repetirlos hasta la saciedad, hacerles un seguimiento mediático, presionar en cada comparecencia, en cada debate en el Parlamento. ¡Déjense de excusitas de humildetes tipo "hay que dejar a la Justicia trabajar"! Hay una vertiente judicial, que corresponde a los jueces, y otra política, que os corresponde a vosotros.

    ¿Qué hay de Daniel García Madrid, ex presidiario, alcalde del PP en Torre Pacheco? No he oído, ni visto, que nadie le sople. ¿Fabra? Sí, mucho patatín y patatán, pero dónde leches estarán los pesos pesados del PSPV para poner en apuros de verdad a Camps y preguntarle "¿usted pone la mano en el fuego por este señor?". Colomer no es suficiente porque es como una isla predicando en el desierto.

    La incapacidad de ver estas cosas explica muy bien por qué en Valencia y Murcia ganan de carrerilla quienes ganan. Hay que sacar la cara: sí, la corrupción existe en todos los partidos, pero mientras unos expulsan ipsofacto a sus imputados, otros se enrocan y les dan cancha, esa es la diferencia. Así que a ver cuando oímos a alguien decir "si no va a limpiar la corrupción que empobrece a los murcianos, VÁYASE SEÑOR VALCÁRCEL, SEÑOR CAMPS".

    ¿No hay bemoles o qué? Pensad si fuese al revés. Ibamos a tener corrupción socialista hasta en la sopa. Porque ellos sí saben cómo golpear, donde golpear. Conocen como hay que hacer las cosas. Son capaces de venderte una caja de zapatos como coche. Nosotros, ni una "O" con un canuto. Es eso, exasperante...Rajoy en 5 años no ha sudado una sola gota por la corrupción incipiente de su partido.

    Comentarios.

    lunes, 22 de septiembre de 2008

    ARTÍCULO: "EL PARTIDO POPULAR SÍ EXISTÍA CUANDO ESTALLÓ LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA"


    Este fin de semana, con el Congreso del PP madrileño de fondo, Esperanza Aguirre nos ha recordado que su partido «no existía ni en la guerra ni en el franquismo», y que «otros no pueden decir lo mismo» (en clara alusión al PSOE). En esta misma línea, su mano derecha, Enrique Granados, señaló que el Partido Popular «es de los pocos partidos del arco parlamentario que no fue protagonista del fracaso colectivo de la Guerra Civil».

    ¿Es eso cierto? Según se mire. Tal como lo conocemos hoy, con la denominación y la personalidad jurídica actuales, el Partido Popular ciertamente no existía en aquellos tiempos. Pero siglas y estatutos aparte, conviene saber algo más para relativizar (con perdón) esta afirmación.

    Mucha gente se preguntará por qué el Partido Popular se llama así, «popular». Algunos, incluso, consideran un sarcasmo que un partido de derechas tenga tal nombre. El origen hay que buscarlo en el catolicismo político (más conservador que social) surgido tras la encíclica Rerum Novarum, promulgada en 1891 por el Papa León XIII para establecer la llamada «Doctrina Social de la Iglesia». Varias formaciones de esta corriente, surgidas en Europa a principios del siglo XX, adoptaron esa denominación. Así nacieron en 1919 el antiguo Partido Popular Italiano y, en España, el Partido Social Popular, liderado por Ángel Ossorio.

    Con el Partido Social Popular nacía una «nueva derecha española», conservadora, clerical y de masas, que trataba de superar el viejo conservadurismo de la Restauración, elitista e incapaz de responder a los nuevos retos políticos que planteaban los liberales demócratas, los republicanos y, sobre todo, los socialistas. Al llegar la dictadura de Primo de Rivera, el Partido Social Popular desapareció y sus miembros se integraron en la nueva Unión Patriótica: un experimento de partido único mal cohesionado que no sobrevivió al régimen que lo había creado.

    A los pocos días de proclamarse la II República, el catolicismo político se reorganizó rápidamente fundando el partido Acción Nacional, que pocos meses después pasaría a llamarse Acción Popular. Su impulsor fue Ángel Herrera Oria, fundador de la Asociación Católica Nacional de Propagandistas y de la Editorial Católica, que cedió pronto la dirección del nuevo partido a José María Gil-Robles, un jurista joven y exaltado. Herrera pasó a presidir Acción Católica, fundó el CEU-San Pablo, se ordenó sacerdote poco después de la guerra, y llegó a ser Obispo de Málaga y cardenal durante el franquismo.

    Acción Popular (AP) fue el partido central y promotor de la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA), también liderada por Gil-Robles y creada en marzo de 1933 para ser «el núcleo derechista que salve a la Patria, hoy en peligro». Con un fuerte apoyo financiero y propagandístico, se culminaba así el proyecto de crear una nueva derecha de masas, integrada en un solo partido, menos elitista y con más capacidad de acción fuera del Parlamento. La clase media católica, hasta entonces relativamente apolítica, fue fuertemente movilizada y radicalizada. La posibilidad de una derecha laica, como la francesa, se esfumaba en España para siempre. Y de aquellos inciensos vienen estos humos.

    La CEDA aceptó la República de forma provisional o «accidental», pero su lealtad institucional fue débil e inestable, al contar en sus filas con elementos «prefascistas», monárquicos y autoritarios de diversa índole. Era también el brazo político de una Iglesia española extremadamente conservadora y reaccionaria, que rechazó desde el primer día el advenimiento de la República y las reformas iniciadas por su primer gobierno, especialmente las dirigidas a secularizar la enseñanza. Entretanto, los encendidos discursos de Gil-Robles contribuían a caldear los ánimos. En octubre del 34, la CEDA entró en el gobierno de centro-derecha presidido por Lerroux, forzando una «política de rectificación» consistente en paralizar todas las reformas (agraria, militar, educativa) y el proceso autonómico.

    La Guerra Civil estalló en julio del 36, con la CEDA de nuevo fuera del gobierno. Sus bases sociales acogieron con entusiasmo el golpe militar y miembros de Juventudes de Acción Popular se alistaron como voluntarios en el ejército rebelde. A pesar del apoyo, esta formación política se quedó fuera del Decreto de Unificación dictado por Franco en 1937 para crear Falange Española Tradicionalista y de las JONS como partido único. No obstante, la mayoría de dirigentes cedistas —como Ramón Serrano Súñer y José Ibáñez Martín— se integraron sin problemas en el nuevo régimen. No fue el caso de Gil-Robles, que tras la guerra defendió la restauración monárquica y evolucionó a posiciones democristianas más moderadas, desmarcándose totalmente del franquismo. A pesar de significativas excepciones como ésta, protagonizadas por monárquicos, podemos decir que la CEDA se disolvió plácidamente en el franquismo.

    En octubre de 1976, después de cuarenta años de dictadura, se crea Alianza Popular mediante la federación de siete asociaciones políticas lideradas por ex ministros franquistas (conocidos en la época como Los Siete Magníficos). ¿Fue casual que coincidiera en siglas y denominación con la vieja Acción Popular de Herrera Oria y Gil-Robles? No lo creo. El partido de Fraga refundaba de facto la AP de 1931, convirtiéndose así en heredero político de la CEDA y ocupando su mismo espacio político en la nueva democracia española (a la derecha de la democracia cristiana, ubicada mayoritariamente en la UCD). Para comprobarlo, basta con ver sus posiciones en el proceso constituyente en asuntos como la descentralización autonómica, el divorcio o las relaciones Iglesia-Estado. Varias enmiendas de AP intentaron suprimir en el artículo 16 de la Constitución la referencia a la aconfesionalidad del Estado. No lo consiguieron, pero a cambio hubo de incluirse la mención explícita de la Iglesia católica.

    Además, puede observarse un notable paralelismo entre los procesos de integración de la derecha española en la Segunda República y en la actual democracia. En ambos casos, un partido conservador y confesional aglutina y fagocita a una serie de «derechas autónomas»: pequeños partidos liberales, monárquicos, democristianos y regionales que acaban cediendo su identidad y buena parte de su ideología. Así nació la CEDA, a partir de Acción Popular, y así surgió el actual Partido Popular, a partir de Alianza Popular (con los experimentos intermedios de Coalición Democrática y Coalición Popular, y la recogida de los despojos de la UCD).

    La denominación «popular», utilizada inicialmente por partidos situados a la derecha de la democracia cristiana, se ha extendido por Europa y buena parte del mundo para designar a formaciones de centro-derecha que amalgaman a conservadores, democristianos y liberales. Ahí radica precisamente el éxito del término: la mezcla ha obligado a utilizar una denominación neutra y vacía como «popular», para que ninguna facción se sintiera excluida. Un primer ejemplo fue la creación del Partido Popular Europeo en 1976.

    En 1989 Alianza Popular decidió refundarse junto con otras formaciones (PDP y PL) en un nuevo y único partido, el Partido Popular que hoy conocemos. España se convertía así en uno de los pocos países del mundo donde el centro-derecha quedaba integrado en una sola fuerza. Posteriormente, sus éxitos electorales de 1995 y 2000 han llevado a varias formaciones europeas y latinoamericanas a iniciar procesos similares de refundación, y a adoptar la denominación «popular».

    Como hemos podido ver, entre el Partido Social Popular (1919), Acción Popular (1931), Alianza Popular (1976), Coalición Popular (1986) y el Partido Popular (1989) existe un hilo conductor histórico-ideológico indudable, tan intenso o más que el existente entre el PSOE de Largo Caballero y el PSOE de Zapatero. La evolución ideológica ha sido incuestionable, pero el sustrato cedista del PP aún aflora de vez en cuando. Lo pudimos comprobar en la pasada legislatura, cuando el partido de Rajoy mostró su cara más clerical y conservadora, alineándose incondicionalmente con la jerarquía eclesiástica en su tarea de oposición al Gobierno socialista.

    El Partido Popular sí existía cuando estalló la Guerra Civil Española: entonces se llamaba Confederación Española de Derechas Autónomas, y también fue responsable —y mucho— del fracaso de la II República y de la tragedia posterior. Las páginas hay que pasarlas, pero sin arrancarlas.


    EL PATÉTICO DISCURSO DEL PRESIDENTE DE NNGG DE LA COMUNIDAD DE MADRID



    Comentarios.

    domingo, 21 de septiembre de 2008

    DESPUÉS DE LA FERIA DE MURCIA SE ABRE LA TEMPORADA DE CAZA



    El video es muy bueno :D

    viernes, 19 de septiembre de 2008

    LEO BASSI: “HAN PROHIBIDO MI ACTUACIÓN EN MURCIA POR COINCIDIR CON UN CONGRESO DEL PP”



    El cómico italiano Leo Bassi iba a participar en el festival Alter Arte en Murcia, con una ruta de su Bassibus el 11 y 12 de octubre para denunciar y mostrar “el corazón de los escándalos inmobiliarios y politicos”. Pero acaba de enterarse que la Consejería de Cultura de la Región de Murcia ha cancelado y prohibido su actuación solo tres semanas antes del evento. La explicación es que no quieren que coincida con un congreso regional del Partido Popular que debe celebrarse también en esos días.

    El propio Leo Bassi lo explica en esta entrevista para radiocable.com.

    Boomp3.com

    La prohibición de su espectáculo es en cualquier caso para Leo Bassi una noticia paradójica. Explica que la filosofía misma del Bassibus es crear polémica pero por su función artística, como una demostración de que el teatro puede volver a asustar a los poderosos.

    Y ha pasado. La Consejería de Cultura y el PP han tenido miedo de un bufón llamado Leo Bassi. Eso para mi es un resultado. Por eso no quiero dejar las cosas como están. Y a lo mejor ofrezco un viaje del bassibus con mi dinero para mostrar a la prensa de que han tenido miedo los políticos”.

    El cómico italiano también resalta que los dos organizadores del Festival Alter-Arte han dimitido tras conocer la prohibición del espectáculo de Bassi. Y dice que en una reunión anterior, el propio Consejero de Cultura se comprometió con ellos dejar su puesto si la censura se confirmaba, aunque de momento no hay noticia de que él haya dimitido.

    Desde este blog nos solidarizamos con Leo Bassi y denunciamos el caciquismo político y moral de los dirigentes del Partido Popular en la Región de Murcia. Seguiremos informando.

    Comentarios.

    jueves, 18 de septiembre de 2008

    EL ARTE DE PERSUADIR: LECCIONES DE PSICOLOGÍA DEL MARKETING PARA LA COMUNICACIÓN POLÍTICA (I)














    Llevo meses queriendo hacer un post sobre las políticas de comunicación y persuasión, un arte que dominan a la perfección los neoconservadores americanos, y por extensión, los españoles, maestros en comunicar y en dirigir los debates hasta su propio terreno con una facilidad pasmosa. La izquierda española sigue despreciando este tipo de herramientas, aunque bajo mi punto de vista, son tan poderosas que son capaces de hacerte ganar de carrerilla unas elecciones si sabes utilizarlas correctamente.

    La derecha lo sabe, por eso cuida, estudia y mima las técnicas de persuasión política, con ejércitos de asesores, expertos en comunicación, psicólogos y sociólogos que monitorean constantemente los mensajes que lanzarán los respectivos líderes a la opinión pública. Solo por esta razón el peor PP y el peor lider de la oposición de la democracia han quedado a tiro de piedra en las elecciones del gobierno más progresista y valiente de los últimos años. ¿Casualidad? Para nada. La izquierda es incompetente en políticas de comunicación; nos ganan de goleada.


    Alguna vez os he hablado de los "frames" aprovechando mis conocimientos adquiridos gracias a mi profesión, la psicología. De actualidad rabiosa: Mariano Rajoy esta semana, bajo consejo de sus asesores, ha tratado de activar el tan manido mensaje xenófobo que enfrenta "derechos de trabajadores nacionales versus trabajadores extranjeros"; no os quepa la menor duda de que ha arrancado unos cuantos miles de votos. Es solo un ejemplo de lo dañina que puede ser esta comunicación pero también de su efectividad. Es necesaria entonces la aplicación de reglas de "contra-persuasión". Como apasionado de la psicología del markenting y la psicología social me encantaría, si vosotros queréis, dar unas cuantas "clases" (si se me permite la expresión) sobre el fascinante mundo de la persuasión, ese campo que la izquierda progresista desprecia, abandona y minimiza. Y así nos va.


    Hoy os hablaré para abrir boca de una técnica de "contra-persuasión", en respuesta a tantas peticiones sobre "cómo derribar los muros de la manipulación" en algunas comunidades del Partido Popular: la teoría de la inoculación.


    La teoría de la inoculación: una vacuna contra la persuasión.

    Durante la guerra de Corea surgió un nuevo concepto en Estados Unidos: el lavado de cerebro. Se utilizó para explicar determinados actos de traición cometidos por algunos soldados americanos capturados. Lo que los soldados coreanos hicieron con ellos no fue torturarlos ni nada semejante. Se limitaron a someter a debate sus ideas políticas, persuadiéndolos para que las cambiaran. Muchos de estos soldados creían que la democracia era la mejor forma de gobierno, pero no eran capaces de explicar por qué ni de generar argumentos para defenderla. De este modo, a los coreanos no les resultó difícil atacar dichas ideas y rebatirlas.

    A partir de ahí, los americanos empezaron a preguntarse cómo conseguir que las personas sean capaces de mantener sus creencias y resistir los intentos de persuasión. Así fue como nació la teoría de la inoculación o vacuna contra la persuasión. Del mismo modo que al exponer a una persona a dosis de un agente patógeno atenuado se estimulan sus defensas, la vacuna psicológica contra la persuasión consiste en someterla a contraargumentos débiles. En primer lugar se avisa al receptor de que sus ideas van a ser atacadas. Después se hace un ataque débil y se le empuja a defender sus ideas, implicándose en un pensamiento sistemático y creando argumentos de defensa. Cuanto más piensen más fuerte se volverá su actitud.

    Tanto en EEUU como en España, las principales compañías telefónicas, AT&T y Telefónica utilizaron esta técnica cuando aparecieron nuevas compañías competidoras: el protagonista del anuncio recibe una llamada telefónica de otra compañía que trata de convencerle de que cambie, pero esta persona le dice que no tiene ninguna intención de hacerlo y expone sus razones. De este modo tratan de "vacunar" a sus clientes para que resistan los intentos de persuasión de la competencia.

    También se puede "vacunar" a los votantes en las campañas electorales. Por ejemplo, un partido puede enviar cartas a potenciales votantes advirtiéndoles de que otro partido va a intentar atacar algunas de sus ideas. Junto a esta advertencia le envían una versión debilitada de dichos ataques, que el votante podría rebatir fácilmente. De este modo, cuando el verdadero ataque tenga lugar el votante ya habrá fortalecido sus creencias y estará preparado para defenderse.

    Esta técnica ha resultado también efectiva para prevenir el consumo de tabaco y drogas en los adolescentes. El objetivo era que, llegado el momento, tuviesen argumentos para decir que no.


    ¿Interesante verdad? ¿Algún día la izquierda española se va a hacer "mayor" en estos temas? El debate puede ser interesante.


    Comentarios.
    EL LIBERALISMO ECONÓMICO MUERE: PASO PARA LA NUEVA "REPUBLICA POPULAR AMERICANA", LA "EEUURSS"





    Pues eso, toma mercado libre, dos tazas para hartarse. Los EEUU parece que han sido abducidos por el espiritu de Lenin y del camarada Trotsky. Sería cómico si millones de personas no fueran a quedarse en el paro por culpa de los asnos neocons que han dirigido el mundo los últimos 8 años. Pero no cabe duda de que es patético ver a las sabandijas de siempre hablar de crisis, de Zapateros y de que el gobierno español se está cargando medio mundo. Es su ideología, su argumentario, sus posiciones, las que nos han llevado a la catarsis. Y la liberal Esperanza todavía recibiendo halagos de la misma extrema derecha que ataca a los socialistas. ¿Mayor incongruencia? Imposible.

    Comentarios.

    martes, 16 de septiembre de 2008

    EL PP JUSTIFICABA EN 2002 EL AUMENTO DEL PARO POR LA SITUACIÓN ECONÓMICA INTERNACIONAL


    La obscenidad de Mariano Rajoy no tiene límites. Se retuerce hasta la extenuación para culpar al gobierno de Zapatero de la "crísis" internacional que tiene al borde de recesión a las principales economías de occidente; sin escatimar en sus dotes argumentativas favoritas, éstas son, la mentira, la calumnia y la manipulación. Trata el líder de la oposición de cargar el debe del presidente la subida del precio del petroleo, los elevados tipos de interés, el aumento del precio de los alimentos por la entrada de las grandes economías emergentes a los mercados y la llamada crisis subprime, origen de las turbulencias financieras. Ahí es nada, y luego en el PP dicen que Zapatero es instrascendente a nivel internacional. Les ha faltado culpar al gobierno del hundimiento del Titanic o de la guerra de Georgia, pero todo se andará.


    Sacarle los colores a la panda neocon es tan sencillo como tirar de hemeroteca. ¿Cómo gestionó el PP anteriores crisis, anteriores subidas del desempleo? ¿Qué decían por entonces sus máximos responsables? ¿Cómo justificaban el aumento del paro y qué medidas proponían? Si hoy Rajoy nos habla de la vendimia, nos mezcla cotizaciones, paro e inmigrantes, ¿de qué hablaban los insignes líderes del PP en aquella mini-crisis de los años 2001-2002?


    Efectivamente, en el año 2002 subió el paro. ¿Qué dijo el Partido Popular? A la noticia que reza que "aumenta en 1997 el número de personas sin trabajo durante diciembre, mes en el que se habían producido descensos en los últimos 15 años , el Gobierno atribuye el mal dato a la situación económica internacional " .El secretario general de Empleo, Juan Chozas, aseguraba que la subida del paro en diciembre no es un dato positivo ya que "rompe la tendencia mantenida desde 1994" y es probablemente "una de las consecuencias más directas de la situación económica internacional".


    Sí, han leído bien queridos lectores, la culpa de que subiera el paro en los honorables gobiernos del PP era de "la coyuntura internacional". Y eso que aquella coyuntura internacional era "Bambi" comparada con la actual. En ese gobierno, dato importante, estaba Mariano Rajoy Brey.


    Llegaba entonces la hora de las soluciones. Aznar, el "milagro económico", ese gran hombre que culpaba de la crisis internacional al gobierno de Zapatero, decide entonces que lo que España necesita es liberalizar más suelo: "O se hace un buen acuerdo de liberalización del suelo o las posibilidades de acción del Gobierno son limitadas", aseguraba José María Aznar, para quien un pacto así era "muy importante porque es una responsabilidad compartida entre los partidos políticos y las administraciones". Sigue afirmando el líder cósmico: "trabajando juntos y en serio, puede haber más suelo, más vivienda y menores costes para las familias". ¡Toma Moreno!


    Cualquier lector con dos dedos de frente, de cualquier ideología, podrá vislumbrar que los cimientos del gran crack español, su dependencia del ladrillo, se hacían visibles en las manos del dúo Aznar-Rato. Ni vivienda barata, ni mejora de la capacidad adquisitiva, ni economía productiva.


    Pero las medidas no quedaban ahí. Como neocon de última generación Jose María Aznar pensó que la mejor forma de atajar la crísis pasaba por recortas derechos sociales y laborales, atacando sin complejos las prestaciones por desempleo, las subvenciones y las ayudas a sectores en dificultades como el agrario o el pecuario.


    ¿Consecuencias del humanismo Aznariano? "200.000 personas perderán el subsidio con la reforma laboral. Otra de las medidas incluidas en la reforma es la redefinición del concepto de empleo adecuado, entre la que se incluye la obligación de aceptar un trabajo a 30 kilómetros o menos de dos horas de distancia del hogar del parado.El hecho de que la indemnización por despido y sus "frutos, rendimientos o intereses" tengan la consideración de "renta a efectos del subsidio por desempleo" supondrá que, según el informe, 23.842 perjubilados mayores de 52 años que cobran el subsidio dejarán de hacerlo. Otro de los puntos de la reforma trata de evitar que el Inem, mediante prestaciones por desempleo o subsidios, tenga que pagar las vacaciones de los trabajadores cuando la empresa los despide, por ejemplo, un 31 de julio para volver a contratarlos el 1 de septiembre."


    10.000 españoles se iban a la vendimia, pero al parecer no merecían la consideración que hoy Mariano Rajoy les profesa. 'Que no diga Aznar que somos vagos', se quejaban estas trabajadores, en una época en la que el gobierno del PP disparaba a dicreción contra los parados. La tensión llegó a un punto en que la Huelga General fue inevitable; los sindicatos no iban a aceptar los recortes sociales, ni muchos menos iban a soportar los insultos del "Titere de la España Cañí" (Aznar): "los responsables de los dos sindicatos mayoritarios del país, además, pidieron ayer al presidente del Gobierno que «explique a la opinión pública el contenido de la reforma del Inem», en lugar de «insultar a los trabajadores que cotizan, de insultar a los parados que se encuentran en una situación que no desean, y de insultar a los sindicatos»".

    Zapatero por entonces ya mostraba sus cartas y sus recetas:
    «Ante las cifras del paro, la receta del Gobierno es más recortes para los desempleados», y calificó de «falta de respeto» que se califique de «defraudadores» a los parados, «cuando sólo el 40% de ellos percibe alguna remuneración». Asimismo, se refirió a las reformas fiscales auspiciadas por Aznar que «han traído menos impuestos para las rentas más altas y ahora se prevé recortar las ayudas a los que tienen menos».


    El decretazo se aprobó unilateralmente a pesar del éxito de la huega general, con condena por manipulación informativa para TVE incluída. Afortunadamente, el Tribunal Constitucional la tumbó.


    Más leña. Todavía hoy vemos a la caverna llenandose la boca con nuestra excesiva dependencia energética. Tienen razón desde luego, pero veamos qué consiguieron ellos con su receta neoliberal. Dice el nada sospechoso libreto "Libertad Digital": "España aumentó su déficit comercial del petróleo un 100 por cien entre 1999 y 2003. El déficit comercial del petróleo y sus derivados, medido por la diferencia entre las exportaciones y las importaciones de estos bienes, creció el 100,29 por ciento entre 1999 y 2003, según cifras de la Subdirección General de Estudios sobre el Sector Exterior y la Competitividad. " ¡Menudo ejemplo señor Rajoy! En el PP sí que saben. Loyola de Palacio diciendo que la guerra de Irak iba a abaratar el petroleo era el mejor exponente de los visionarios de Génova 13.


    Con estos precentes me pregunto si los españoles cuando pedimos medidas contundentes nos referimos a algo de esto. Son las recetas de Rajoy, las que no se atreve nunca si os fijais a desglosar en sus debates porque son impopulares y sangran al trabajador: congelar sueldos a funcionarios, reducir gasto social, recortes laborales y privatizaciones a gogó. Bendita sea la inacción del gobierno Zapatero. No es un parón por desconocimiento, sino un plantón decidido: más protección social y todo el Estado del Bienestar para curar las heridas de los parados. Quien quiera volver a las recetas neocons, las que nos han llevado a la quiebra mundial, bendigan al bueno de Rajoy. Pero a muchos, a estas alturas, no nos engañan.




    Gracias por la documentación a Las Malas Lenguas.


    Comentarios.

    viernes, 12 de septiembre de 2008

    DOS INSTITUTOS DESAFÍAN AL CONSELL Y SE NIEGAN A IMPARTIR EPC EN INGLÉS



    Dos institutos de la provincia han decidido desafiar las instrucciones de la Conselleria de Educación para impartir la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) en inglés y con dos profesores en el aula -el de idioma y el de Filosofía o de Geografía e Historia?-. Ayer mismo acordaron en sendos claustros extraordinarios que la asignatura la van a dar en valenciano o en castellano porque de otro modo “el 99% de los alumnos no podrá seguir la clase” y “los alumnos merecen dar EpC en una lengua que entiendan” como contemplan textualmente las declaraciones de los IES Bellaguarda y Altaia de Altea respectivamente.

    El profesorado del primer centro se confiesa “consternado” ante las últimas disposiciones del Consell sobre EpC y expone que cuando la “actividad política se pervierte y no se ejerce con prudencia resulta deleznable”. También ha presentado un recurso de alzada para que se retire la orden de 10 de junio sobre EpC por “humillante y antipedagógica” y solicita que no se apliquen las medidas disciplinarias con que advirtió el conseller, Font de Mora, en junio tras conocerse las primeras posturas contrarias a dar la materia en inglés.

    En el instituto Altaia añaden que “la conselleria nos está obligando a incumplir la ley bajo amenaza de expediente” y su claustro extraordinario declara, a iniciativa de los profesores de inglés, su “total rechazo a impartir EpC en inglés”. El acuerdo suscrito ayer formalmente añade que “nuestra dignidad como profesionales está por encima de actuaciones surrealistas donde un profesor de inglés tendría que traducir lo previamente explicado por otro”. Señalan que la organización pedagógica de la asignatura según el Consell “vulnera nuestros derechos porque la especialidad de Inglés no es la de traductor intérprete” y ambos centros piden el apoyo de la comunidad educativa.

    Ayer mismo hizo pública Educación en su web la última resolución sobre EpC fechada el 1 de septiembre que hace oficial la circular interna que obliga a dar la materia en inglés. Sin embargo el nuevo texto deja en un plano más ambiguo el hecho de compartir clase dos profesores al precisar que el que tenga atribuída la docencia “podrá” contar con la presencia simultánea en el aula del especialista en inglés. Parece que el Consell quiera eludir nuevos recursos si obliga a realizar dicha docencia al alimón ya que “ningún documento legal lo obliga”, como suscribe el IES Altaia.


    PD: Se busca al profesorado, sindicatos y colectivos sociales educativos de la Región de Murcia. A ver si toman ejemplo y se sublevan frente a las indicaciones del consejero Medina, una provocación y una humillación que nuestros docentes que no pueden pasar por alto. ¿Para cuando una huelga?

    jueves, 11 de septiembre de 2008

    EL PACTO DE LA CEGUERA: LA OPINIÓN "10", LA OPINIÓN DE IÑAKI GABILONDO



    Poco más se puede añadir.

    Comentarios.

    martes, 9 de septiembre de 2008

    UN "MANTRA" FRENTE A LA CRISIS DE LOS LISTOS


    Os dejo este mantra para que lo copiéis y peguéis en todos los foros que participéis. Hay que defenderse de la caverna:


    "El partido mayoritario en la oposición utiliza, constantemente, las cifras de paro para imputar, única y exclusivamente, al Gobierno de España del aumento del desempleo. Según, Joseph E. Stiglitz, Premio Nobel de Economía los defensores del fundamentalismo del mercado achacan la culpa no a los fallos del mercado sino a los fallos del Gobierno.

    Pero puestos a culpabilizar al Gobierno, es conveniente aclarar que las políticas activas de empleo (colocación y fomento de empleo) están transferidas a todas la comunidades autónomas, excepto País Vasco, Ceuta y Melilla. Así son las comunidades autónomas las encargadas de gestionar la formación ocupacional y las políticas de empleo con el fin de corregir los desequilibrios del mercado laboral e intentar ofrecer un empleo adecuado a las personas sin trabajo. Para el Servicio Público de Empleo Estatal (antiguo Inem) quedan exclusivamente las políticas pasivas (pago de las prestaciones a los parados).

    Por ello, resulta sorprendente observar cómo desde diversos Gobiernos autonómicos, atribuyen a sus propias políticas de empleo las disminuciones del paro. Por el contrario, cuando el paro sube se culpabiliza, exclusivamente, al Gobierno de España, que no es competente para diseñar las políticas activas. En Europa las políticas activas son de una gran importancia para combatir la lucha contra el paro, y se le dedica mayor atención económica que la efectuada en nuestro país. Con todo ello, en sus críticas al Gobierno, olvidan que son precisamente las Comunidades de Murcia (33%), Canarias (27%) y Valencia (23,7%), donde más ha crecido el paro desde enero, frente al 13,9% de España. Siendo sus tasas de paro superiores, también, al resto de España. "


    Que no se escaqueen las comunidades autónomas y los ayuntamientos. Hay que llevar el debate a ese terreno.
    Comentarios.

    lunes, 8 de septiembre de 2008

    VIDEOTECA: LOS FRANCESES SE MOFAN DE LA OPOSICIÓN DE LA DERECHA ESPAÑOLA A LA ASIGNATURA "EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA"




    Los franceses se descojonan de nuestra caverna. Porque no todos los azules son morados. Como habéis podido ver existe una alternativa a la derecha neoconservadora y neoliberal española, una derecha europeísta, razonable y anclada en el siglo XXI, laica y abierta al mundo y a la civilización. En este programa de radio, de un medio afín al partido de Sarkozy, se hace mofa de la actitud del PP y de la conferencia episcopal en su oposición a Educación para la Ciudadanía, una asignatura que es el pan de cada día en los centros escolares franceses.

    Pensando en el boicot y la insumisión del PP en sus comunidades autónomas respecto a la aplicación de la legalidad que supone una ley aprobada en el Parlamento español, me pregunto. ¿Qué pasaría si en vez de ser la derecha españolista la que se negara a aplicar una ley nacional como esta, este boicot hubiese surgido desde comunidades como la vasca o la catalana? ¿De qué estarían hablando, de insumisión, de la destrucción de España, de un golpe de Estado periférico, de la vuelta de la ETA?

    Como véis, la derecha española es hipócrita, cínica y para Europa, ridícula, anticuada y subdesarrolada. Hasta el punto de hacerte reír y preguntarte en qué siglos vivimos por aquí.

    Comentarios.

    domingo, 7 de septiembre de 2008

    RAMÓN LUIS VALCÁRCEL SISO: LA HISTORIA DE UN POLÍTICO INTRASCENDENTE PARA LA REGIÓN DE MURCIA



    “Dime de qué presumes y te diré de qué careces”, reza el dicho. Siempre he pensando que un político debe ser juzgado por los resultados que ha obtenido bajo su mandato, por aquellos frutos logrados por su acción política, esas herencias que quedan en el tiempo y que nunca se olvidan porque han mejorado la vida de los ciudadanos. Basándonos en esta sencilla premisa, si por logros tangibles tuviésemos que juzgar a Ramón Luis Valcárcel Siso, honorable presidente de la Carm, podríamos llegar a la conclusión de que ha sido y es un político intrascendente que no ha sabido defender con eficacia los intereses de la Región de Murcia. La historia lo dibujará como un dirigente prescindible que se ha valido de los apoyos mediáticos y económicos de los poderes fácticos, a quienes ha servido por cierto escrupulosamente, que en contrapartida han apoyado, financiado y vitoreado a este hombre de paja que en 13 años ha sido incapaz de ofrecer un resultado satisfactorio en algunas de las materias que más nos importan a los murcianos: agua, infraestructuras y políticas sociales. La mediocridad de la oposición y la coyuntura económica favorable han salvado, al menos de momento, su reputación.

    Valcárcel Siso no puede excusarse en la demagogia de que cuando él llegó Murcia estaba "así o asao" o "con las tasas de paro por las nubes", porque esa era la situación de toda la comunidad internacional independientemente de si el gobierno de turno era conservador o progresista: fruto de una crisis a escala mundial como la que tenemos a la vuelta de la esquina, por cierto, y que empieza a notarse con mayor ferocidad en nuestra comunidad autónoma. La Región de Murcia pasaba un mal momento cuando los populares llegaron a San Esteban, es cierto, pero también Castilla y León o Galicia, por poner un par de ejemplos de comunidades gobernadas entonces por el PP. Tampoco puede Ramón Luis sacar pecho arguyendo que a partir de su llegada esta Región levantó el vuelo, como si fuese algo excepcional que no ocurriese en el resto de comunidades autónomas, o algún milagro que haya que asociar a su persona.

    Fue el cambio de coyuntura internacional propiciado por la recuperación de los mercados en EEUU, los crecientes fondos europeos que recibíamos por la labor del pedigüeño González (así lo llamó Aznar) y unos tipos de interés inusualmente bajos, lo que cebó como nunca la demanda y la capacidad adquisitiva de los ciudadanos. Todo esto ocurrió sin la mediación de presidente de una comunidad autónoma que no representa ni el 0,1% del toda la Unión Europea, ¡por dios qué ridículo! Factores externos hundieron la economía y factores externos la levantaron. Pero la pregunta es otra, pues si las coyunturas económicas son independientes, la gestión política es directamente dependiente. ¿Qué se hizo en la época de bonanza que beneficiase a los ciudadanos por parte de los gobiernos de Valcárcel Siso? Esa es la cuestión.

    Por lo tanto, Valcárcel no puede apropiarse del crecimiento económico, pues después de la crisis internacional de 1991-93 todas las comunidades autónomas crecieron, socialistas y populares. Puede jugar a la demagogia pero no puede escapar de la realidad. Entonces, ¿qué puede ofrecernos en forma de resultados este presidente que sea de cosecha propia? ¿Algo tangible que hayamos conseguido por su inestimable decisión, colaboración o intermediación? Si nos ceñimos a sus discursos de investidura desde 1995 la conclusión es que este presidente, salvo ir a favor de corriente y vender humo, no ha conseguido absolutamente nada trascendente para esta Región. Ha hecho unas cuantas carreteras, ha dictado leyes para favorecer al lobby de la construcción y ha privatizado sanidad y educación. De grandes proyectos y objetivos prometidos, ni uno: es un presidente fracasado, prescindible, por mucha mayoría absoluta que le ampare. Ni Ave, ni agua, ni aeropuerto. Ha tenido que llegar un gobierno socialista para sacar adelante esos proyectos. Más que le pese a él y a los suyos.

    Porque Valcárcel lleva prometiéndonos desde 1995 agua, infraestructuras y calidad de vida, ¿verdad? Por entonces, cuando defendía a ultranza la desalación se propuso solucionar el déficit hídrico de esta Región como una prioridad absoluta: ¿qué ha conseguido en 13 años este señor? Sí, ha hecho algunas depuradoras con fondos europeos Feder. ¿Qué más? ¿Hizo las desaladoras que él mismo prometió en 1997 después de oponerse al Plan Borrell? No, ni siquiera puso en marcha la de San Pedro licitada por el gobierno socialista. ¿Ha conseguido algún trasvase para la Región? No, con sus malas maneras y su estilo chabacano consiguió poner en contra a todos, incluidas las instituciones europeas, sobre un trasvase irracional por caro e insostenible que se negaba a financiar Bruselas, y que además, nos ganó las antipatías de media España, que, escandalizada, veía como se exigía agua poniendo en la diana a los agricultores, mientras se aprobaban planes urbanísticos insostenibles, se multiplicaba la corrupción y se esquilmaban nuestros recursos naturales, en una espiral de especulación-corrupción devastadora que sí pasará a la historia, desgraciadamente.

    ¿Y el Tajo-Segura? Aceptó y no rechistó cuando el gobierno de Aznar subió el mínimo caudal en los pantanos de cabecera para trasvasar a la cuenca del Segura. Hoy, la secretaria general del PP es la mayor enemiga de ese trasvase y a Valcárcel no se le ocurre otra cosa que claudicar y bajar la cabeza, como es costumbre en él. Sí, el tonto útil que preside el Congreso del PP pero que no tiene ningún peso político en su partido, entre otras cosas porque nunca lo tuvo (por eso se tiene que hacer las fotos con Camps). Jamás se ha levantado frente a los suyos aunque es costumbre en él darse golpes en el pecho presumiendo de “murcianía”.

    Porque en efecto este presidente es experto en ser servil e intrascendente en Madrid con los suyos, el perrito faldero que todos pasean y que luego dejan atado para no tenerlo cerca. Todos recordamos lo que le costaba al señor Aznar recibirlo en Moncloa, hasta el punto de que siempre necesitaba que alguien intercediese por él para entrevistarse con el líder del PP. Todos recordamos los plantones de Álvarez Cascos en obras públicas y las “metidas” de lleno de Zaplana y Bono con un trazado del AVE que él solito firmó y dio por bueno y que ahora, años después, trata de enmendar echándole la culpa a Zapatero. Es un presidente de humo y además un irresponsable monumental que ha puesto en peligro inversiones con su enorme bocaza y su estilo chulesco y prepotente. Hoy esta Región está en mínimos históricos en cuanto a imagen nacional e internacional, pregunten por ahí. Nos ven como chulos, prepotentes, ladrones, corruptos. Estamos peor vistos que nunca. La corrupción se ha institucionalizado en la Región de Murcia. Eso debe ir al debe del presidente. Pero no es lo peor.

    Valcárcel es un presidente servil e intrascendente que callaba cuando Cascos daba prioridad al AVE para Asturias y dejaba bloqueada la inversión en la Región de Murcia. Es servil e intrascendente porque cuando el gobierno de Aznar reducía las plantillas de policía y guardia civil en nuestra región él miraba para otro lado. Es servil e intrascendente a más no poder porque nunca levantó la voz cuando Fomento, durante el gobierno del PP, guardó bajo llave en un cajón el proyecto del aeropuerto internacional de Corvera. Es servil e intrascendente porque no dijo nada cuando elevaron el máximo trasvasable desde el Tajo mientras no le importaba quitarles agua a los pobres agricultores para el consumo humano cuando sufríamos cortes de agua. Es tremendamente servil e intrascendente porque callaba cuando su gobierno nacional invertía en presupuestos menos del 2,5% del total cuando representamos el 3% de la población (hoy se invierte el 3,53%). Fue y es servil e intrascendente porque aceptó hace unos años un sistema de financiación que no beneficiaba a la región de Murcia. Pero sobre todo es cobarde, tremendamente cobarde, porque no asume sus responsabilidades y trata de enmendar sus errores echándole la culpa a Zapatero. La culpa siempre de Zapatero. Cuando va algo mal, es por Zapatero. Cuando las cosas iban bien, era gracias a su valía política y personal.

    Ni una sola ley del gobierno Valcárcel nos ha puesto en la vanguardia de nada. Prometió AVE y lo engañaron como un niño; prometió aeropuerto y sus jefes en Madrid se burlaron de él; nos quitaron polis de la calle y él se hacía el muerto. Nos dijo que si le votábamos habría agua: hoy el PP de Aragón se opone al trasvase del Ebro y Rajoy vota a favor del estatuto que reserva 6500hm de agua para esta comunidad; el PP de CLM se opone al trasvase del Tajo-Segura, ni siquiera para mandar agua de boca, con toda una secretaria general del partido incluida; para colmo el PP de Valencia boicotea la desaladora de Torrevieja. Nunca se ha levantado contra estas decisiones políticas y nunca nunca ha sabido defender los intereses de nuestra Región. Cospedal, en su cara, nada más ser elegida, vuelve a pedir la caducidad del Tajo-Segura y a este "mil hombres" solo se le ocurre decir que su elección ha sido una “magnífica decisión”. Ahí tenemos al que dice ser "antes murciano que del PP". Apostó por un modelo de crecimiento insostenible, basado en el ladrillo, y censuró a los intelectuales y a la clase política que denunciaba que era “pan para hoy, hambre para mañana”. Por sus frutos los conoceréis, dice la Biblia.

    El árbol estaba podrido. Hoy la Región se encamina hacia una crisis económica sin precedentes, que sufriremos con mayor virulencia por las decisiones políticas del inquilino de San Esteban. Ahora quiere echarle el muerto a aquellos que denunciaban su mala gestión, a aquellos que él mismo llamaba “antimurcianos” por querer poner límites al crecimiento, aquellos que denunciaban la corrupción, aquellos que pedían economía productiva y políticas de largo alcance. Sí, ahora este presidente les culpa, a ellos, por un modelo que él cebó y propició. Peor, imposible, más patético, improbable. Ahí tenéis, 61% de murcianos, a vuestro líder querido, el que os llevará al ocaso, el que diseñó que pagaseis hipotecas a 40 años, el que provocó que el precio del suelo aumentase un 500% y el de la vivienda un 200%, con sus decisiones, con las leyes que de sus superiores. Agradecedle las ciudades fantasma, el paro galopante y la quiebra de nuestra sanidad. La mayor parte de las competencias en empleo, sanidad y ordenación del territorio son suyas, que no os engañen. He aquí el fin del camino, lo que tantas veces la oposición, con peor o mejor tino, ha advertido. Y la UCO y la UDYCO por medio. ¡Qué vergüenza!

    Todo vuestro, queridos murcianos.

    sábado, 6 de septiembre de 2008

    LA IDEOLOGÍA "LIBEGAL-CRISTOFASCISTA"



    (pinchar encima para ver extendido)

    Tabla resumen de los principales axiomas de la derecha española. Para que nadie se pierda ni le vendan gato por liebre. Son los que quieren salvarnos de la crisis y devolver la dignidad al país.


    Comentarios.

    jueves, 4 de septiembre de 2008

    PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE CEHEGIN: INSULTOS A LOS SOCIALISTAS



    Hay que tener muy poca vergüenza. Y no lo digo por ciertos hechos denunciados, sino por las generalizaciones y el ánimo incendiario del portavoz popular. Sobre todo cuando decenas de cargos del PP en la Región de Murcia están imputados, algunos de ellos llevados a prisión con las esposas puestas. Habló de putas "La Tacones".

    Comentarios.
    HISTORIAS DEL KRONEN MURCIANO, LA SODOMA Y GOMORRA DEL SUDESTE ESPAÑOL (actualización)




    La Región de Murcia lidera el ranking nacional en aumento de paro en el último año, ahora que se atisba sin lugar a dudas el estallido de una burbuja inmobiliaria que amenaza con arrastrar las economías menos diversificadas, como es el caso de la murciana. La zona de Levante se convertirá en un gigantesco cementerio de elefantes por ser un claro exponente de cómo no se deben hacer las cosas, con unos políticos cabestros dirigiendo el panal regional con la avaricia y la prepotencia propia de los caciques de épocas pasadas, y con los poderes fácticos golpeando con su “pim pam pum” machacón, los intereses generales de la sociedad murciana para hacer caja rápida y engordar sus rebosantes cuentas corrientes.

    Después de una década prodigiosa, los murcianos hemos perdido nuestras señas de identidad y nuestro norte por ceder a los susurros de una panda de sinvergüenzas que, entre otras cosas, nos han chuleado con nocturnidad y alevosía especulando con el derecho constitucional del acceso a la vivienda, vía libre para pegar una serie de pelotazos de botón grueso a costa de los ciudadanos. Las políticas neoliberales que han desarrollado los gobiernos del Partido Popular en la costa mediterránea, localmente apoyadas por miembros de una oposición política corta de espíritu hasta venderse, nos han abocado a la que será la crisis más desoladora que se recuerda en estas tierras. ¿Pero qué nos ha pasado para vendernos a semejantes impostores?

    ¿Cómo un obrero con familia a cargo, humilde y con un trabajo mal pagado puede votar opciones neoliberales como las que defiende el Partido Popular? ¿Cómo una anciana viuda que depende para subsistir de una pensión puede apoyar con su legítimo voto a políticos que consideran que las prestaciones sociales deberían abolirse para dejar paso al libre mercado donde solo las rentas más pudientes y resueltas, pueden nadar a favor de corriente? ¿Qué ha pasado para que el murciano medio, humilde y honrado, salga a la calle a defender al señorito, al caciquillo de medio pelo, mientras un juez dictamina si ingresa en prisión dada la gravedad de los delitos imputados contra la administración pública? ¿Qué nos ha pasado para perder la dignidad, la conciencia y sentido crítico?

    En esta tierra murciana los salvapatrias del cemento, aquellos nuevos ricos que han jugado al “monopoli” con nuestro patrimonio natural y nos han chuleado la ordenación del territorio metiéndonos resorts con calzador, nos han vendido por activa y por pasiva que el liberalismo económico era la solución de nuestros males. Que el ladrillo nos iba a dar tal empujón que poco más que todos tendríamos la posibilidad de llevar un Mercedes, comprar un pisito en La Manga y darnos una sesión de spa de vez en cuando. La persuasión política y económica ha conseguido tal efecto en la conciencia colectiva de los murcianos que el sentido crítico ha dejado paso, en metástasis, al pillaje social más absoluto, a una región donde se compadece a los corruptos y se mira con desdén a la Justicia. ¿Somos la Sodoma y Gomorra mencionada en la Santa Biblia?

    Comienza el cuento. Un día, hace no muchos años, los embaucadores del poder fáctico se sentaron en la mesa con una clase política desvergonzada y corta de escrúpulos para desarrollar un macabro plan que afectaría irremediablemente a la sociedad murciana en su conjunto. Objetivo: dinero fácil, pelotazos con el mínimo esfuerzo, reparto del generoso pastel entre politicastros, empresarios afilados, periodistas sin ética, colectivos seudo sociales y quien sabe si también, rizando el rizo, con la participación por omisión de algunos círculos sindicales y miembros de la oposición política.

    El murciano medio, seguramente ellos pensarían que paleto, vería las obras del faraón como indicio del regalo de los poderosos: nos colmaron de proyectos con urbanizaciones de lujo, de campos de golf avalados por estrellas del papel couché, de centros comerciales de toma pan y moja, de oportunidades de negocio bajo fuegos artificiales; en definitiva nos convencieron de que el obrero y el empresario estaban en el mismo barco, de que todos ganábamos con la política de “pajera abierta”, de que el pastel era un festín para todos, cuando el pastel estaba ya repartido y la estrategia estaba clara de antemano. Fue el primer engaño, y el primer error que estábamos todos sentidos en la misma mesa, cuando en realidad ellos eran los comensales y nosotros los chuchos que lamían las sobras debajo de la mesa.

    Nos vendieron a base de talonario y propaganda que sus intereses eran los nuestros, incrustando en la población que, para cumplir los objetivos (convertirnos en nuevos ricos), todo o casi todo valía, la selva, la ley del más fuerte, del más pillo. Había que relajar entonces el control de las administraciones y de los poderes del Estado en un pacto tácito que los ciudadanos asumieron e interiorizaron. El mismo Fiscal General del Estado nombrado por Aznar llegó a decir que había que prescindir de las fiscalías anticorrupción. La ley del suelo del 98 era el punto de partida del festín, “todo urbanizable”, en definitiva, usted se puede hacer rico, y usted también. Se aplicaba la máxima marbellí “Es verdad que Jesús Gil roba pero también deja que los demás robemos”. Porque veíamos, encandilados, como se ponían ladrillos y ladrillos, y claro, muchos dijimos ¡Yo también quiero! Cegados al olor del dinero y el pelotazo fácil afirmamos: ¿Qué más da el medio ambiente? ¿Qué más da la sostenibilidad? ¿Qué más da la gestión de las infraestructuras? ¿Acaso me dan de comer? ¡Yo también quiero!

    Con una población anestesiada, deslumbrada por tanta obra y tanto movimiento sinónimo de riqueza, los despachos oficiales se abrieron de par en par. Pero no para el jubilado o el parado (qué inocentes), si no para el empresario sin escrúpulos y el nuevo rico hortera, ataviado con sus gafas Armani y su maletín rebosante, preparado para darse una orgía a costa del prójimo. Las plusvalías resultantes de depredar al territorio y de especular con el futuro de los jóvenes murcianos se quedaban entonces por a mitad del camino, sucumbiendo al olor del dinero negro y el chanchulleo fácil, donde los poderosos y los acaudalados se mueven como peces en el agua; ellos, por tener más dinero que usted, tenían prioridad; ciudadanos de primera y de segunda aunque luego salga el Rajoy de turno a decir que todos los españoles somos iguales.

    A los ciudadanos honestos y honrados no nos quedó otra que bailarles el agua hipotecándonos a 40 años para rellenarles más los bolsillos, comprando montañas de ladrillos como si fuesen lingotes de oro; encima con el mayor de nuestros entusiasmos, estábamos encantados y convencidos. Nuestros políticos nos respondieron y convencieron de que los beneficios no tardarían en llegar, de que lo que hoy valía 40 mañana valdría 50, y de que la mejor inversión era comprar una vivienda. La oposición política, con desatino y escasos medios, advirtió que el camino de la economía especulativa nos abocaría a un crudo final, pero nadie les creyó. Para colmo, los embaucadores nos prometieron agua del Ebro para que el “revival” perdurase por los siglos de los siglos, amén, poniendo de escudo humano a los agricultores. ¡Dadme votos y yo os traeré agua! Y les creímos.

    Pero no solo se traficó con el ladrillo. Nuestros politicastros, crecidos por las mayorías absolutas, se creyeron que eran faraones y que no bastaba con sacar partido del derecho constitucional de la vivienda, querían más. Pusieron en práctica su premisa favorita, el automatismo de la derechona de toda la vida: privatizar servicios públicos, como rezaban en sus sloganes “vamos a más”. Entonces el negocio también estaba en la educación, en la sanidad, en la seguridad, incluso en los organismos públicos y las televisiones autonómicas, siempre en convivencia con el poder económico, financiador de las campañas necesarias para mantener entretenido y despistado al personal, nosotros, usted y yo. Se desviaron fondos públicos a colegios concertados, a universidades católicas, a hospitales de capital privado. Se redujeron más que nunca las plantillas de policía y de guardia civil para promocionar la seguridad privada; ellos, los ingenieros de esta broma, estaban en los consejos de administración y en las gerencias de esas empresas y sociedades privadas, agazapados y seguros, rentabilizando nuestras maltrechas prestaciones públicas. Por la mañana concejales y consejeros, por las tardes especuladores de nueva generación, eso sí, cobrando a tiempo completo con los impuestos de los ciudadanos.

    Nosotros, los que pagábamos ya las hipotecas y los riñones, cumplimos penitencia soportando listas de espera interminables en nuestros hospitales, la falta de plazas públicas en nuestro sistema educativo y el aumento de la delincuencia, lo que nos abocaba, de nuevo, a llenarles la chequera contratando seguridad privada, matriculando al niño en el colegio de elite y haciéndonos de la mutua privada de turno. ¿No entienden ahora tantas medallas, tantos homenajes y tantos ladrillos de oro?

    Pero les creímos, les creímos porque el vecino o el pariente había recogido alguna migaja y se había convertido en uno de ellos (o eso creía) por haber malvendido una parcelita por cuatro duros, siempre por debajo de su valor real, cuando en realidad el pelotazo lo habían dado los señores del ladrillo, a costa de la ignorancia de la gente y por obra y gracia del santo tráfico de influencias. Cuando algunos ciudadanos avispados empezaron a entender lo que se cocía entre bambalinas y elevaron la voz, llegaron los salvapatrias a imponernos medallas de murcianía: “son antimurcianos, no les hagáis caso”. Y les creímos. Nos dejaron de importar los sueldos, las pensiones, la sanidad y el medio ambiente, habíamos entrado en el juego, en efecto, nos lo habíamos creído. Todos queríamos ser millonarios, dar el golpe maestro, y subirnos a un ritmo de vida que no nos correspondía. Nos cegaron salpicándonos con el agua para todos, afrentándonos con nuestros vecinos para que siempre, siempre, tuviésemos la mirada puesta en el exterior, en casa ajena. Vía libre para sus tejemanejes.

    Durante años se coció un nacionalismo hidráulico (término acuñado por peligrosos comunistas según el emperador murciano) aprovechado para someter y crucificar al adversario. “La culpa de Carod Rovira”, “esto es por Maragall”, “nos pasa porque Zapatero no…”, “aragoneses insolidarios”, “catalanes separatistas”, “ecologistas vagos” y “socialistas corruptos”. El aborregamiento funcionaba, el argumento emocional removía las vísceras del murciano, al tiempo que los “listos” empapelaban las zerricheras para hacer caja. El obrero, el jubilado, la ama de casa, todos manifestándose cual voceros, mientras que, sin perder un segundo, los listillos del ladrillo estaban en sus despachos reunidos con los políticos, maquinando, recalificando, repartiéndose el pastel. Una sociedad mamporrera al servicio de los oscuros intereses de unos caraduras. Qué vergüenza. ¡Murcia qué inocente eres!

    Pero los sueños son eso, sueños, nadie te asegura que se vayan a cumplir. Una vez despiertos la crudeza se manifiesta. Hoy encabezamos el aumento de paro en el país, los niveles de inflación, somos la comunidad que más nota la bajada del consumo, donde cierran más comercios y las hipotecas fabrican más arruinados. Ahora en la pobreza, como en la riqueza, nuestra comunidad autónoma está a la cola de España en sueldos y renta per capita por habitante; en pensiones y en políticas sociales; en número de médicos y enfermeras; donde más ha crecido el precio de la vivienda y menos vivienda social se hace; donde es mayor el fracaso escolar; con la mayor economía sumergida del país; donde mayor diferencia hay entre ricos y pobres; donde la Fiscalía tiene más procedimientos abiertos en la lucha contra la corrupción urbanística.

    Nos han colado miles de urbanizaciones y resorts sin planificar servicios públicos, carreteras, centros de salud y colegios para amortiguarlos. Colas para todos, tráfico para todos. Mar Menor una cloaca, las Zerricheras enladrilladas. Negocio rápido a costa del ciudadano y si alguien se queja, la culpa es de Zapatero. ¡Siempre de Zapatero! Qué cómodo es gobernar al modo Valcárcel: cuando las cosas van bien, me apunto el tanto, cuando van mal dadas, la culpa es del vecino. Pillaje murciano por los cuatro costados.

    Tenemos algunas decenas de cargos, diputados, alcaldes y funcionarios imputados, a la Fiscalía Anticorrupción investigando al consejo de gobierno, decenas de denuncias en los juzgados por asomar, y sin embargo, ¡aquí no pasa nada! ¡Sodoma y Gomorra! Nadie dimite, nadie pide perdón, transparencia cero, responsabilidades políticas cero, aplausos para los desfiles judiciales y santas pascuas. ¡Qué bochorno!

    Pero el pecado lleva incluida la penitencia. Los fiscales aterrizan en nuestros municipios para pasar el cepillo a los corruptos y corruptores. Hacienda ya olfatea el dinero negro y las innumerables estructuras societarias enmarañadas para distraer millones de euros que deberían ir a la caja pública, la de todos. La demanda de viviendas cae en picado y el estallido de la burbuja inmobiliaria se materializa en unas interminables colas de paro, embargos de los bancos a gogó y la huida de empresas e inversores al extranjero. Y entonces los poderes fácticos, los mismos embaucadores de medio pelo, no lo duden, comenzaran a ahorcar a los obreros, les quitarán sus casas, sus coches y sus trabajos, echarán a miles de murcianos del sueño, los susurros en la oreja habrán terminado y a aquí paz y luego gloria. Encima, para repelar el último euro, pedirán al gobierno que les eche una mano, ¡al cuello debería!

    Ellos, los listos, se irán a Brasil a fumarse los beneficios, como el diputado regional Morales, que lo tenía todo bien previsto. Los paraísos fiscales están para algo. Nosotros nos quedaremos aquí comiéndonos con patatas miles de viviendas resorts, con un Mar Menor destrozado y con ciudades insostenibles, hipotecados y con peores servicios públicos que hace 15 años. Porque aquí nunca entendimos eso del I+D, el tejido industrial o el desarrollo sostenible, que no era incompatible con construir e invertir en ladrillos, como nos hicieron creer. Lo decían los socialistas, lo decían los comunistas, incluso lo advertía la derecha intelectual. Pero de nada sirvió. Solo creíamos a los genoveses del PP.

    Esta historia no tiene un final feliz. Este es el cuento real de cómo miles de ciudadanos se han “hipotecado” al servicio de los poderosos, engañados y vilipendiados por una clase política que deja mucho que desear. El Estado de Derecho y las leyes de mercado se apremian para recoger su trozo de pastel porque ni siquiera los poderes fácticos están a salvo del juez justiciero y el acreedor engañado. El juicio final se acerca y cuando se destape la cruda realidad ni el mayor incrédulo podrá negar esta pesadilla. Eso nos pasa por tener tanta con-fianza.

    Al loro porque los primeros coletazos solo acaban de empezar. Con los años, con las condenas y con las nuevas coyunturas económicas, con toda esa perspectiva encima de la mesa, no duden que muchos murcianos podrán por fin ver con la crudeza necesaria, el desarrollo de los acontecimientos. Primero vendrá una fase de negación absoluta, de echar balones fuera, de agarrarse a las siglas, “no puede ser que esto sea verdad con lo bien que íbamos”. Después una fase de shock, entre la incredulidad y la vasta realidad de unos hechos cada vez más innegables: paro, crisis y corrupción. Por último llegará la fase de hastío, cabreo y vergüenza. Entonces el ciudadano ya habrá pasado de hacer palmas a los corruptos a pedir con vehemencia su procesamiento. Avisados estamos. Sodoma y Gomorra, más pronto que tarde, arderá en llamas para expiar todos nuestros pecados.
    Comentarios.

    miércoles, 3 de septiembre de 2008

    LA SOMBRA DE AZNAR PROPONE: LUCHA "CREATIVA" CONTRA LA CORRUPCIÓN Y LA CATADURA MORAL DE NUESTRA CLASE POLÍTICA



    Cuando los medios de comunicación te boicotean y la sombra del poder es alargada, el ser humano no tiene otra que recurrir a la creatividad. Algo así pensaron los chicos del Bloc Jove con el objetivo de denunciar la corrupción campante del Partido Popular en Baleares.

    Se visten de químicos emulando a un grupo de emergencias en catástrofes y precintan con un ritual muy curioso la sede del PP en Mallorca para que "no se extienda la corrupción".

    Alejandro Aparicio, coordinador de Joves d´Esquerra Unida, ha recordado que “son muchos casos los que no se pueden tolerar por una cuestión social evidente de justicia” y, además, ha añadido que “es necesario que la sociedad balear se posicione en contra de una forma de hacer política inadecuada”.

    Con esta demanda, el Bloc quiere dar paso a una nueva etapa política donde todos los que hayan malversado dinero público paguen las consecuencias para que la sociedad balear vuelva a confiar en sus representantes en las instituciones.

    En la Región de Murcia deberíamos darle buen uso al colectivo de artistas y creadores que la comunidad autónoma se empeña en arrinconar. Mimos, artistas, grupos de creativos, jóvenes, atrevidos, deberían ponerse manos a la obra para denunciar, con gracia, arte e impacto, los graves casos de corrupción del PP, partido que no depura responsabilidades entre sus cargos imputados.

    Es cuestión de ponerse a pensar. Un acto como el de los amigos del Bloc estaría muy bien. Siempre he pensado que alguien con suficiente dinero e influencias desde la izquierda debería crear un CQC para perseguir y poner en aprietos a nuestros políticos. Seguro que más de un periodista en paro se atrevería. Después colgamos los resultados en una web o diario digital. Podemos hacer sentadas vestidos de presidiarios con bolsas llenas de dinero en papel. O vestirnos de políticos y pasear por la gran Vía haciando como si sobornásemos a los ciudadanos. ¿Una obra de teatro imitando a nuestros políticos? ¿Una caricatura denunciando la corrupción imperante?

    Son tantas las posbilidades que no me explico como nadie ha pensado en esto. Una plataforma contra la corrupción o como se quiera llamar. Aprovechemos la riqueza y la creatividad de la izquierda, del mundo de la cultura, de los intelectuales de esta Región. Hay que luchar contra la corrupción con originalidad, buscando el impacto y el aprieto. Artistas, actores, trobadores, pintores, dibujantes, periodistas...unidos contra el choriceo y la baja catadura moral de nuestros políticos.

    Peperufo lanza la idea. No sé si gustará y si alguien estará dispuesto a estudiarla.

    Comentarios.