Twitter @Peperufo

    Sigueme en Twitter

    martes, 7 de julio de 2009

    DOS ESTILOS, DOS RESULTADOS, DOS FORMAS DE ENTENDER LA POLÍTICA (ACERCA DEL CASO CAMPS Y OTROS)


    El señor Camps será casi con toda seguridad procesado tras la contundencia del último auto del juez del Tribunal Superior de Justicia de Valencia José Flors. Se le acusa de cohecho y según el propio juez, las pruebas contra el presidente de la Generalitat son más que contundentes. A nivel judicial poco más se puede decir, estamos en el comienzo de un proceso que puede abocar en la condena, o no, del señor Camps. Más interesante se pone el asunto si lo analizamos desde la vertiente política. El PP y el señor Rajoy, en su papel, apoyo incondicional al presunto, medias verdades para despistar al personal, y si se pone la cosa caliente, a crujir al poder judicial que siempre sale rentable la sombra de sospecha. Esta actitud, sin embargo, a nadie puede pillar por sorpresa, pues es el modus operandi de los populares allí donde jueces y fiscales meten mano a sus numerosas corruptelas. Pero, ¿y la labor del resto de partidos políticos? Por supuesto, muy especialmente del PSOE, tanto a nivel nacional, como a nivel regional y local. ¿Están consiguiendo los socialistas "cobrarse" las responsabilidades políticas pertinentes?

    La respuesta es clara y sencilla: no. Mientras el PP mes sí mes tambien consigue "abatir" ministros o miembros del Cni, en asuntos no judicializados y que meramente se soportan sobre las responsabilidades políticas, los socialistas son incapaces de cazar al más vulgar y presunto "choricete", llámese Bárcenas, sobre el que pesan pruebas clarísimas, llámese Costa o Camps. ¿Qué está pasando? Una vez más aparece en escena la superioridad moral de la izquierda, el progresismo "progreta intelectualoide" y la mediocridad de la clase política en este lado de la trinchera. El PSOE ni lucha ni sabe luchar contra la corrupción. Da la impresión de que no sacó nada en positivo de la época en que fueron desalojados por los numerosos escándalos en sus filas, a manos de un Aznar implacable.

    Solo hay que analizar someramente el modo de proceder de unos y otros. El Partido Popular es impacable y es capaz de cobrarse una pieza de las importantes valiéndose únicamente de sus plataformas en los medios de comunicación. Una información lanzada desde El Mundo pasa a ser "prueba indiscutible" de acusación sobre algún cargo socialista. A partir de ahí estudian cómo lanzar una serie de mensajes claros y sencillos, entendibles para todos los ciudadanos, en los que se provoque la indignación de estos, en base a preguntas, súplicas y exigencias que terminan acorralando al partido en el gobierno. Día sí, día también, desde el parlamento, desde la sede de Génova, desde los medios de comunicación, un ejército de cargos del PP se prestan a exigir inmediatas dimisiones. Solo hay un tema esa semana, cobrarse la pieza, lo demás, puede esperar. El resultado casi siempre es el mismo: es tanta la crispación y la presión que la izquierda moralista termina cediendo. El PSOE por supuesto es incapaz de desarrollar una estrategia similar: primero porque no saben; y segundo, porque no sería ético, etc, etc.

    En otros articulos siempre he comentado que los cambios llegan por medio de la crispación, nunca son tranquilos. Ante la tranquilidad un ciudadano se vuelve conservador. El ciclón de sentimientos que puede provocar una fase de crispación política no se puede igualar. Puede despertar el corazón y los ideales de muchos indecisos, que indignados se pueden movilizar cuando en ningún caso pensaban movilizarse. Tenemos ejemplos sobrados y conocidos, como el 14-M o más atrás las elecciones de 1996, pero incluso podemos remontarnos a cómo Gonzalez derrocó a la UCD de Suárez: a base de crispación y acoso. Sí, es un arma poderosa, y quien renuncia a ella en base a criterios lógicos o morales nunca será un buen político ni tendrá los pies en el suelo. La política es cruel, sucia y despiada porque en el terreno de juego se juega lo más esencial, el poder, el gobierno y una forma de dirigir el país, su política económica, y sus relaciones internacionales.

    Los males de la izquierda española son extrapolables a la izquierda europea. No se trabaja con inteligencia ni se analizan las fortalezas y debilidades del rival. No se entiende aun que la derecha juega con los sentimientos porque sabe que estos son más efectivos que cualquier dato racional a favor o en contra. "Provoque un sentimiento en el ciudadano y no solo su corazón será suyo, tambien su mente". Tenemos una derecha utilizando poderosas técnicas de persuasión, apropiándose incluso de los logros de la izquierda, y capitalizando el descontento de las políticas que ellos mismos sirvieron en nuestra mesa. Como no tienen razón ni fuerza en el fondo, ponen toda la carne en el asador de las formas. Y la forma, que es lo primero que se ve, lo que realmente consigue la atención de una ciudadanía poco formada, consigue atraer la atención mientras la izquierda reclama a los ciudadanos paciencia y fe para que vean lo que hay dentro, que es lo que cuenta. Craso error.

    El PSOE de Zapatero no conseguirá nunca dañar al PP en los temas de corrupción. No sabe hacerlo y si supiese, no lo haría. Hay un granero de votos, un grupo importante de ciudadanos, que podrían ser persuadidos con algunas explicaciones emocionales, y con los que se podrían conseguir buenos resultados. No hablamos en ningún caso de los "hooligans" si no de aquellos que hace no mucho votaban socialista y ahora votan popular. Ellos han sido victimas de la poderosa maquinaria de persuasión de la derecha económica, política y social. Algunos forman parte del colectivo llamado "obreros de derechas", pero no son los únicos. Hay que combatir a la derecha con sus mismas armas y hay que hacerlo ya. No es posible que antes las imputaciones y las pruebas contra Camps lo único que diga el PSOE en boca de Pajín es que "Camps debe dar explicaciones". ¿Explicaciones? Hay que pedir la dimisión de Camps, día sí, día también. Los diputados socialistas de las cortes valencianas tienen que boicotear al presidente, salir del parlamento cuando intervenga Camps en señal de proetsta, movilizar colectivos para manifestarse contra la corrupción. Presionar y crispar. No hay otra señores socialistas.

    9 comentarios:

    Anónimo dijo...

    Tienes razon mas cojones y menos tonterias hay que morder en el cuello hay que ser mas duros con ellos como ellos lo son con nosotros!

    Peperufo dijo...

    Un ejemplo de la inteligencia del PP:

    La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha defendido a su compañero de partido, Francisco Camps. Barberá ha encontrado razones para pedir responsabilidades legales a Zapatero: las anchoas con las que le obsequia el presidente de Cantabria.


    Fácil de entender, una fotografía para los ciudadanos. Si en el PSOE tardan más de una hora en responder todo estará perdido.

    Anónimo dijo...

    No sé qué tienes contra los intelectuales progres, a los que llamas intelectualoides. ¿Prefieres a un Cano Vera, conspirador activo en el golpe del 23-F, por mucho que escriba en VMP contra la corrupción? ¿O estás con su colega Francisco Javier Illán, "escritor" molinense que padece fijación, igual que en plena Edad Media, descalificando continuamente el laicismo; una corriente de pensamiento político a la que ni tan siquiera reconoce como tradición cultural en Europa? ¿O te apuntas a la islamofobia que destilan ciertos medios que se llaman "independientes" en Murcia?
    No les ví en "La Mar de Músicas" escuchando a Khaled, un artista argelino que fue presentado como "el príncipe de la libertad y del amor", perseguido por los fundamentalistas de su país, motivo por el cual se exilió durante muchos años a Francia. Tampoco estos medios valoran la participación política de las mujeres, y no sólo hablo de feminismo.

    ¡Contra la corrupción, Peperufo, dice estr un sindicato español de ultraderecha, Manos Limpias! El mismo que quiere acabar con Garzón y los jueces que dignifican a las víctimas del franquismo acercándose a las fosas comunes y levantando actas al respecto.

    En definitiva, no se puede desideologizar la lucha contra la corrupción. Esto no es un quítate tú para ponerme yo: eso no es un proyecto político!!!

    La clase obrera, por otra parte, y no sólo los intelectuales progres, también exigen honradez a toda la clase política, sin excepciones. Sólo así aumentará la credibilidad de la izquierda y la base de sus votantes.

    Dicho esto, el PP es quien gobierna en Murcia. Son prepotentes e intocables, aún teniendo un número escandaloso de imputados por corrupción.

    ¿A qué esperan los partidos de izquierda para cambiar la legislación y exigir que se les aparte de la función pública?

    Elena

    Anónimo dijo...

    Acabas de decir una vez mas las verdades del barquero.
    El gobierno socialista va a perder las proximas elecciones no por que lo haya echo mal, sino que las va a perder por quedarse con la boca abierta, babeando, por pusilanimes, por peleles y por no contestar contundentemente, solo callan y el pueblo en españa entiende que quien calla otorga y ya esta no hay mas.
    Esta muy bien que se acerquen a la intelectualidad, pero cuando hay que poner la carra de perro se pone, por que sino se rien de ti..
    Por cierto ya esta otra vez el del banco de españa pidiendo el despido libre ¿a que esperan para quitarlo de enmedio?
    Desgraciadamente soy un trabajador y como en españa los trabajadores no estamos mal, siendo casi los peores, no solo de la europa de los 15, sino de los 27 para mas verguenza, por desgracia cada vez veo mas cerca el puto despido libre.

    José Segura Sola dijo...

    En muchos aspectos nos la cogemos con papel de fumar. Y, así no hay manera. No la hay. Esta ñoñez, esta falta de sangre, de brío en las respuestas y en las acciones, en la estrategia, también abona la impotencia de la militancia y merma nuestras filas.
    Un abrazo.

    pepechin dijo...

    Esta misma mañana cuando he oído a Pajín he pensado lo mismo que tu.
    ¿Esta lela esta muchacha? ¿explicaciones?

    Siento decirlo pero la llevamos clara con esta troupe.
    No les corre sangre sino horchata por las venas.

    Anónimo dijo...

    !Pero que razón llevas!
    Enhorabuena otra vez por el artículo. Y el PSOE sin enterarse.

    Nicolás dijo...

    Desde la izquierad se antepone la ética a la estrategia y elPP no conoce la ética y utiliza mucho la estrategia que mejores resultados des da. Hará que inventarse algo.

    Anónimo dijo...

    La Pajín esta empezando a caerme mal muy mal, si bien es cierto que "el y tu más" no esta beneficiando para nada al PSRM y a la vista esta el desplome socialista en la Región (y esto no ha acabado), lo cierto es que estas cosas hay que atacarlas a saco, moviendo toda la maquinaria del partido, otra cosa es que el mensaje no llegue o no cale, pues viniendo del PSOE (que tambien ha pasado por esos malos tragos de la corrupción), el ciudadano diga aquello de.. "mas vale malo conocido que malo de los de antes". Es la triste realidad del PSOE en Madrid, Valencia y por supuesto en nuestra Región de Murcia.