Twitter @Peperufo

    Sigueme en Twitter

    miércoles, 10 de diciembre de 2008

    LO QUE YO HARÍA SI FUERA ZAPATERO... (CRISIS DE GOBIERNO Y QUINIELAS)



    El gobierno de Zapatero está "pachucho", en las horas más bajas que se le recuerda y con las encuestas dejando en la lona sus expectativas electorales. Bien es cierto que todavía queda un trecho para recuperar el pulso de los ciudadanos, pero de momento no se atisba un rumbo o una estrategia definida. La crísis, ese virus que todo lo cubre y contagia, tambien se ha cebado con un ejecutivo que no parece encontrar en discurso adecuado para ejercer el liderazgo que los españoles esperamos. Parecen monigotes desfilando, leyendo discursos, totalmente de espaldas a la opinión pública. No hay, en estos momentos, un dirigente bien visto por los ciudadanos, si acaso Rubalcaba, del que hablaré más adelante. ¿Hay nervios en el barco?


    El PSOE falla una y otra vez en la política de comunicación. Si a esto le unes que algunas medidas no son adecuadas y que otras tantas se explican tan mal que dibujan un escenario "caótico", tenemos un cóctel desastroso. No podemos exigir un gobierno perfecto, ni desde luego en la peor crísis que se recuerda se puede aspirar a la excelencia. Pero es que los errores son de manual y hasta a los socialistas más convencidos les cuesta explicar y argumentar según qué cosas. Como reza el dicho "la mujer del César no solo debe ser honrada, debe parecerlo". En el mundo de las apariencias es donde se juega el éxito político y la credibilidad en coyunturas complicadas como la que vivimos. Sí, es un contrasentido, debería tener más peso el contenido, las razones o los argumentos racionales. Pero no, cuando el barco se hunde el ciudadano busca solo dos cosas: liderazgo y certidumbres (sean del tipo que sean).


    El gobierno Zapatero tiene un perfíl político muy bajo. Cuenta con 3 o 4 ministros excelentes en el ámbito académico o profesional, por ejemplo las ministras Salgado, Garmendia o Espinosa. Pero adolece de políticos de peso con capacidad de comunicar. No hay líderes, no hay peso político para defender las decisiones del gobierno. Maria Teresa Fernández de la Vega está en horas bajas, cansada o quizá superada por las circunstancias. Soraya le gana en frescura y aplomo, consigue desquiciarla en los debates de control. Solbes ha cargado con el peso de la crísis, el que más, casi más que Zapatero. Su estilo adormilado, pasivo y excesivamente técnico no transmite buenas sensaciones a la ciudadanía. Maria Teresa y Pedro, dos magníficos ministros que no dan con el perfil adecuado para liderar una coyuntura como la actual. ¿Dejarán de ser intocables?


    Se echa de menos una imagen más fresca y decidida en el ejecutivo. Y por qué no decirlo, un pitbull que sepa "pelear" y "capear" el debate con una oposición que ha mordido hueso y no parece dispuesta a soltar el chollo de la crísis. Alonso ha sido una apuesta equivocada, un error que hay que enmendar lo antes posible: tiene perfíl de ministro, nunca de portavoz del Partido Socialista. La ausencia de una cara visible en el partido daña las expectativas del gobierno, pues falla la primera defensa, el grupo parlamentario. El castillo está desprotegido y los soldados de primer linea andan bastante desfondados. Es la mejor combinación para salir vapuleados de la crisis, y con razón.


    Zapatero debe lavar la cara de su ejecutivo y poner orden en el partido. No puede permitir que su equipo de gobierno parezca más una panda de amiguetes que un grupo de líderes políticos dispuestos a liderar un cambio político y económico que necesita el país. Hay que vender, hay que comunicar, hay que conectar con el ciudadano. Cuando emergen crísis como la actual, el poder político puede salir fortalecido o hundirse en el olvido. Tenemos el ejemplo de Gordon Brown, primer ministro del Reino Unido, denostado por la opinión pública semanas antes de la implosión de la crísis económica. Sus medidas económicas desde luego no van a solucionar nada o casi nada. Pero ha transmitido seguridad, certidumbre y mano dura a los ciudadanos. Ha pisado fuerte y ha dicho en voz alta que él va a liderar el rumbo del país, en la alegría y en la pena, en la salud y en la enfermedad. Aparenta tener el mando y vende decisión y compromiso, cuando a lo mejor improvisa tanto o más que el resto de líderes mundiales. ¡Eso es lo que cuenta!


    Mi primera propuesta sería plantear el cese de los dos vicepresidentes del gobierno. Gracias, pero necesitamos otro perfil. Segunda propuesta, vicepresidente primero y portavoz del gobierno Alfredo Perez Rubalcaba. ¿Cómo es posible que tengan desaprovechado al mejor parlamentario de España en un ministerio como el de Interior? Nadie mejor que él para comunicar, explicar y defender las medidas del gobierno. Alfredo daría al ejecutivo el peso político que lastra su credibilidad, es imprescindible. Sin él en una portavocía, el PSOE perderá con toda seguridad las próximas elecciones. Es nuestro hombre, el único capaz de destrozar los argumentos del oponente y hacerlo con tanta clase y contundencia como para darle otro aire al gobierno. La vicepresidencia segunda debería estar en manos de un ministro de economía con carisma y buena imagen. No se me ocurre mejor opción que la de Josep Borrell. Un político serio, doctor en Economía, buen comunicador y con una imagen intachable.

    En los ministerios los cambios podrían ser mínimos. Moratinos pide cambio. Tiene el PSOE figuras en el banquillo para suplirle, eso sí, con un nuevo perfíl que ofrezca frescura y como no, peso político y notoriedad. Sería ideal Carme Chacón, una futura candidata que hay que cuidar, la que todos consideran sucesora natural de Zapatero. Le vendría muy bien estar en el pie del cañón y en una verdadera primera linea de proyección, en una legislatura donde estrecharemos más de una vez la mano con Obama y obtendremos la presidencia europea en 2010. El ministerio del Interior, vacante por la hipotética salida de Rubalcaba, podría ser ocupada por la mejor ministra que tiene Zapatero, Elena Salgado, fiabilidad 100%, un perfil muy parecido al que tiene la ministra del ramo francesa. Antonio Gutierrez, ex líder sindicalista, sería un magnífico ministro de Trabajo, pues tiene bastante caché y de "esto" sabe un rato. Alonso podría pasar a Justicia, que es su especialidad. El resto, podría quedar igual aunque si de mí dependiese, alguno más tendría que salir por la puerta de atrás.


    No me olvido del grupo parlamentario. Necesita un líder con caracter y frescura, que venda credibilidad y sea capaz de combatir dialécticamente con la oposición. No se me ocurre nadie mejor que Juan Fernando Lopez Aguilar, el político que mejor se explica después de Rubalcaba. Antonio Hernando, un político joven pero capaz, puede ser una buena alternativa. Para dar batalla, para ofrecer una imagen de fuerza y decisión, dan con el perfil. Si rizamos el rizo, y con todos mis respetos, sería ya "total" que Pepe Blanco tuviese cerrado el pico el mayor tiempo posible. Es una persona que merma demasiado nuestra credibilidad, el ciudadano directamente no escucha lo que dice. Da sobradas sensaciones de incapacidad e incompetencia, a pesar de que pueda ser un buen dirigente a nivel organizativo, que no digo que no. Y Pajín, que se espabile, y que sea un poquito más cañera. Que nos hace falta.



    Así con todo, si yo fuese Zapatero, este sería mi gobierno:


    Vicepresidente primero y portavoz: Alfredo Perez Rubalcaba


    Vicepresidente segundo y ministro de economía: Josep Borrell


    Ministro de Interior: Elena Salgado


    Ministro de Justicia: Juan Antonio Alonso


    Ministro de Exteriores: Carme Chacón


    Ministro de Trabajo: Antonio Gutierrez

    (...) el resto igual


    Portavoz del Grupo Parlamentario socialista: Juan Fernando Lopez Aguilar (Antonio Hernando)


    Ahí lo llevas Zapatero, mi quiniela.


    El gobierno que planteo y algo más. Sucesores: el mismo Juan Fernando Lopez Aguilar o Carme Chacón.

    PD: el equipo de comunicación del PSOE y muchos de sus asesores sobran, vaya panda de incompetentes.


    Buena suerte.

    18 comentarios:

    Anónimo dijo...

    pues estoy bastante de acuerdo con lo que has propuesto....

    Anónimo dijo...

    ME HAS CONVENCIDO PEPERUFO, SERIA UNA BUENA QUINIELA SIN DUDA.

    voigt dijo...

    La firmo.

    Anónimo dijo...

    Hostia que buena idea, CARME CHACON de ministra de exteriores, apoyo total!!!

    :D

    Anónimo dijo...

    Esta es vuestra preocupación. Los cargos, las butacas.
    Por eso este país de pandereta no lvanta cabeza, solo interesa estar en el poder, chupar del bote en definitiva y arreglarse su vida, la de familiares y amigos más que fieles.
    Si la solucion a los problemas endemicos del pais, fuera de poner o qauitar a ciertas personas, lo firmaria.
    El bombo a la Chacon es demasiado. Una persona que lo único que ha hecho estando en el gobierno ha sido ENCARECER los alquileres, anunciando una ayuda de 200€. La gente no ve esa ayuda y los propietarios d los pisos han aumentado el precio del alquiler.
    Si carmencita representa el futuro, estamos apañados.

    Hacer esfuerzoz por solucionar los problemas y dejar a un lado el interes partidista y personal del que haceis gala cada dia más.

    Anónimo dijo...

    Lo que tendría que empezar a hacer el gobierno de Zapatero es hacer gala de su talante, me refiero a que tienen que negociar el EEES con los estudiantes, no se puede imponer.

    ¿Es que no se han dado cuenta aún en el PSOE del "NO a Bolonia" y de que cada vez hay más estudiantes encerrados en las universidades protestando?

    ¿Para qué contratan como asesores a sociólogos?

    La gente joven quiere un FUTURO, no lo ven con Bolonia ni con la crisis; les importa un bledo las siglas de cualquier partido, para muchos ya no significan nada. Funcionan en movimientos asamblearios, lo que valoran son las ideas, no los personalismos ni las luchas cainitas dentro y fuera de cada partido político.

    Así ven la democracia, han madurado bastante más en términos participativos que las endogámicas y anquilosadas formaciones políticas.

    Elena

    3dm dijo...

    Ascenso ya de Rubalcaba, Aguilar, Chacón y Madina.

    De La Vega y Solbes quemados... y Pepiño asado.

    Anónimo dijo...

    Este artículo versa sobre las complejas relaciones entre la mafia, el Vaticano, los democristianos y asuntos muy turbios relacionados con el terrorismo.

    "La mafia goza de muy buena salud..."

    "Il divo" Giulio Andreotti, animal político muy peligroso
    Miércoles, 10 de Diciembre de 2008

    Querido diario:

    Ni siquiera una mente privilegiada como la mía es capaz de seguir los sucesos italianos, así que le he escrito a mi tío Anibal, antes de comerme “Il divo” que se estrena esta semana….

    Querido sobrino:

    En el año 1999 el mafioso arrepentido Tomasso Buscetta, en el programa de protección de testigos de Estados Unidos, con nombre y rostro nuevos, declaraba que «La mafia goza de buena salud, ahora es más lista, ha aprendido de la experiencia y ha emprendido una nueva ‘vida”.

    Se refería a la prescripción de delitos para Andreotti por los cargos de pertenecer a la mafia e instigar al asesinato de un periodista italiano. Busceta tenía razón. “Gomorra” lo prueba y la situación de la política italiana lo corrobora.

    Giulio Andreotti ha sido el político más longevo y uno de los más corruptos del siglo pasado. La II Guerra Mundial encontró al jóven católico de misa diaria en su ciudad natal, Roma, protegido por las paredes del Vaticano y de su biblioteca, donde fue “captado” para formar parte del nuevo partido de la Democracia Cristiana.

    Era un hombrecito escuálido y jorobado, listo, cabello negro espeso y orejas triangulares que le sobresalían de la cabeza como las de un murciélago, bendición para los caricaturistas de dos generaciones. Eran un soporte inamovible para sostener las gafas de cristales gruesos que terminaban de darle el aire de un ratón de biblioteca y sacristía. A la sombra del fundador del partido, ascendió a tal velocidad que en 1947, cuando sólo tenía veintiocho años, fue nombrado ministro por primera vez.

    En los años cincuenta y sesenta fue miembro de todos los gobiernos, pero no conseguía llegar a primer ministro, porque su familia de la DC era pequeña. Le faltaba una base electoral más amplia, más “clientes”, y se dió cuenta de que de seguir así, nunca llegaría a encabezar el gobierno. La ambición desbordó al pequeño asceta y sólo vió una manera de ampliar su base electoral: Sicilia y el Mezzogiorno.

    Sicilia le garantizó a Andreotti el primero de sus siete mandatos como primer ministro y fue la base de su poder, a costa de corromper todo y a todos, comenzando por él mismo. En los años “dorados” de Andreotti se tejieron las tramas que arruinarían a Italia hasta hoy.

    El secuestro de su jefe Aldo Moro y su posterior asesinato concentró muchas opiniones sobre que Andreotti había disfrazado de intransigencia su inactividad, como si defendiera el Estado negándose a pactar con el terrorismo, cuando en realidad había evaluado la jugada como beneficiosa para él. Moro poseía información que le relacionaba con el uso de dinero público para intereses privados de sus amigos mafiosos.

    Luego empezaron a ocurrir otras cosas. Un año después del asesinato de Moro, encontraron muerto de un disparo en una calle de Roma a un periodista llamado Pecorelli. Estaba a punto de publicar un artículo sobre Andreotti como sucesor de Moro. Un nuevo Papa, que tenía intención de limpiar las finanzas del Vaticano, apareció muerto en su cama de las habitaciones papales un mes después de su elección. El siguiente Papa fue herido de un disparo en la plaza de San Pedro tres años más tarde. La banca vaticana estaba en ese momento en gigantesca quiebra, y al síndico de la banca de Milán que la había ocasionado, designado por el gobierno, lo habían matado de un tiro en la calle.

    Un avión de pasajeros italiano que volaba de Génova a Palermo con ochenta y nueve personas a bordo fue abatido sobre el Mediterráneo, y nunca se identificó el origen del misil. Una bomba mató a ochenta y cinco personas en la estación de Bolonia. Se descubrió una logia masónica secreta que planeaba un golpe de Estado. Entre sus miembros se contaban docenas de líderes políticos, magistrados, jefes de las fuerzas armadas y personal del servicio secreto, periodistas y propietarios de medios de comunicación. Al general que había eliminado el terrorismo de izquierdas le enviaron a Palermo, y menos de tres meses después él y su mujer eran asesinados. En un par de años, cientos y cientos de personas murieron en tiroteos en Nápoles y Palermo.

    Fue entonces cuando se produjo otra bancarrota aún mayor en Milán, la peor del mundo desde la guerra, y a su responsable lo encontraron colgando del puente de Blackfriars en Londres. A su mentor, Michele Sindona, el artífice de la quiebra anterior, lo hallaron muerto por envenenamiento con estricnina en su celda de una prisión de alta seguridad, a las pocas horas de ingresar tras ser extraditado desde Estados Unidos. Otra bomba mató a dieciocho personas en el tren Nápoles-Milán. En un coche aparcado en Nápoles encontraron la cabeza cortada de un abogado. Y así siguieron las cosas con Andreotti disfrutando de todo el poder y toda la influencia que le ofrecía la mafia siciliana cada vez que necesitaba un favor o silenciar a gente incómoda.

    En 1980 la “cosa nostra” mató a un hombre de Andreotti y este viajó en secreto a Palermo para pedir explicaciones a sus “amigos”. El capo de la mafia le recibió a gritos: «En Sicilia nosotros damos las órdenes. Y si no quieres que la DC desaparezca de la faz de la tierra, harás lo que te digamos. O te retiraremos los votos. No sólo en Sicilia sino también en Reggio Calabria y en todo el sur de Italia. Sólo podrás contar con los votos del norte, y allí sólo votan a los comunistas. A ver cómo te las arreglas.

    Andreotti a esas alturas ya había comprado y vendido todo tipo de favores, había desviado dinero público y había “engrasado” los negocios hasta convertir a Italia en la primera productora y consumidora de cemento del mundo en aquellos años. Pudo retrasar la acción de los pocos hombres honestos que se hallaban en la Justicia italiana, pero no detenerlos a todos. Varios capos mafiosos se enfrentaron a acusaciones por distintas causas y la mafia pidió que la tranquilizaran garantizando que no se llegaría hasta el final.

    En 1987 se produjo el beso entre Giulio andreotti y Totó riina, el padrino de la mafia siciliana que asesinó a todos los capos para preparar la organización para el mundo global. Jueces, policías y abogados desaparecían bajo las balas y las bomas pero los casos judiciales continuaban con la lentitud exasperante que tienen para los que los sufren. A ojos de la mafia los democristianos no parecían estar haciendo nada para impedir o entorpecer el gran juicio. Ellos no les habían regalado votos para que no hicieran nada. En la tarde de El Beso, Andreotti tuvo que responder de ello ante Totó Riina. La Cosa Nostra exigía que la dejaran en paz pero Andreotti no pudo.

    Cuando estaba listo para saltar a la presidencia de Italia, la mafia asesinó a su hombre en Palermo, que era la manera de decirle que se había acabado su apoyo. Acurrucado dentro de un grueso abrigo, Andreotti asistió al funeral y parecía una vieja tortuga a punto de retraerse al interior de su caparazón.

    Para darle una lección a la DC, la mafia había ordenado un vuelco de los votos en las elecciones de 1987. Todos los candidatos apoyados por la Cosa Nostra salieron elegidos y, mientras que el voto de la DC aumentaba en el resto de Italia, en Palermo cayó en picado: en algunos colegios electorales del centro de la ciudad bajó a menos de la mitad. Para Andreotti, cuyo poder se basaba en su fuerza electoral en Sicilia fue el atisbo de un posible futuro que se concretó en las siguientes, en 1992, que fueron un desastre para los partidos en el gobierno. La DC obtuvo el menor porcentaje de votos de su historia, y el pacto para que Andreotti fuese presidente se vino abajo. Con los nervios de punta por el vínculo constante que los medios de comunicación establecían entre su nombre y el de la última víctima de la Cosa Nostra, significó que la única cosa que siempre había deseado y nunca había podido conseguir se le escapaba para siempre: la presidencia de Italia.

    Le nombraron senador vitalicio como premio de consolación, «por sus distinguidos servicios a la República». Pero no ser presidente ya no era lo peor. La justicia seguía su marcha dejando cadáveres con toga por todas partes.

    En 1993, sin contacto entre sí, a salvo en sus casas secretas de Italia y Norteamérica, todos los hombres de honor empezaron a hablar por primera vez de Giulio Andreotti.

    Entre el inicio del juicio en Palermo por asociación mafiosa y el inicio del juicio en Perugia por la muerte del periodista, su Santidad el papa Juan Pablo II tuvo tiempo de estrechar fervientemente las manos de Andreotti en una ocasión muy fotografiada que la prensa calificó de «casi un abrazo». Pareció que la atención de Su Santidad animaba al ex primer ministro, pero un estudiante le echó en cara al Papa el gesto desde el púlpito de San Pedro; era la primera vez en setecientos años que alguien desafiaba a un Papa en su propia iglesia.

    Las relaciones entre el senador Andreotti y la Cosa Nostra duraron desde 1978 por lo menos hasta 1992, y pueden confirmar materialmente el cargo de miembro de una organización mafiosa, pero el 26 de septiembre de 1999, Giulio Andreotti fue absuelto en Perugia de conspiración para asesinar a Mino Pecorelli. Un mes después, el juez de Palermo le absolvió igualmente del cargo de complicidad con la Cosa Nostra.

    En Palermo, el fiscal Guido Lo Forte dijo: «Hicimos todo lo que pensamos que humanamente podíamos hacer para descubrir la verdad». La víspera de la absolución de Andreotti, el juez del Tribunal Supremo Corrado Carnevale, a quien se investigaba por asociación con la mafia en Palermo, fue autorizado a volver a administrar justicia en nombre del pueblo italiano.

    Pocas semanas después, un bloque de apartamentos de seis pisos construido hacía treinta años en el sur de Italia se derrumbó y mató a sesenta y siete personas. El día del funeral, el gobernador del Banco de Italia anunció que los ingresos per cápita en el sur eran un cuarenta y cinco por ciento más bajos que en el resto del país, y que el abismo social entre ambas Italias no hacía más que crecer.

    La situación desde entonces ha ido cuesta abajo y las decisiones de los gobiernos de Silvio Berlusconi, enriquecido por la construcción de Milano 2, sin que nadie haya podido aún saber de donde procedió el dinero para la inversión, no parece dibujar un buen futuro para Italia. Los que amamos el pasado de Italia lo lamentamos.

    Tu tío que te quiere, Aníbal

    pepechin dijo...

    ¿De verdad es necesario largar estas parrafadas en los comentarios a un Blog?
    Y encima sobre la política italiana, que no se que tiene que ver con el tema en cuestión.

    Buena, respecto al tema, esta claro que al PSOE le falta gente con carisma, con capacidad dialéctica y con un poco de "mala leche" para pararle los pies a los del PP con su mucha demagogia.

    Respecto a Rubalcaba, siempre he pensado que si no fuera tan feo debería haber sido el candidato a presidente, es el mejor, sin duda.

    Lo de Carme Chacon no lo tengo tan claro, yo la veo un poco verde, de ministro de exteriores nadie mejor que Solana, aunque dudo que le apeteciera.
    y si no Felipe González ;.)

    El que tenían que aprovechar es a Fernando Madina, ese hombre vale mucho

    Anónimo dijo...

    Como siempre megagenial Peperufo!, apoyo todo lo que dices, muy bueno!

    Anónimo dijo...

    Das en el clavo como siempre

    Anónimo dijo...

    En este partido hacen falta más peperufos y menos Pepiños!!!!

    un saludo de Bcn

    perropépe dijo...

    BIEN ESTA REMODELACION, CASI COINCIDE CON LA QUE YO TENIA EN MENTE, SALVO QUE EN MI PROPUESTA HAY SITIO PARA JESUS CALDERA.

    AL ANONIMO QUE DICE QUE LOS 200€ DE ALQUILER NO LOS VE LA GENTE TENGO QUE DECIRLE QUE MI HIJA, MADRE SOLTERA, VIVE CON SU HIJO EN UN PISO ALQUILADO QUE SE PUEDE PERMITIR GRACIAS A ESTA PEQUEÑA GRAN AYUDA.

    Anónimo dijo...

    Para el ANONIMO DEL CEREBRO GRANDE:

    "La Ministra Chacón anunció la subvención de los alquileres y lo único que ha conseguido es que los propietarios suban los precios".

    Esa frase es tuya. No mia.

    En ella concretas, en la persona de la Ministra Chacón, algo positivo, "la subvención de los alquileres" y luego le atribuyes a tal acción positiva, un efecto negativo "conseguir que los propietarios suban los pisos".

    Pues mira, te llamo anónimo del cerebro grande, porque hay en este país muchas personas que lo tienen tan grande como tú y sacan conclusiones como las tuyas.

    ¿Qué has hecho? Sencillo. Despersonalizar a "los propietarios que suben los precios del arrendamiento de sus inmubles" y utilizar esta despersonalización, esta ambiguedad para culpar a la misma Ministra que hizo algo positivo, como es subvencionar el alquiler a quien necesita vivienda.

    IMAGINO QUE NO LO ADMITIRAS, PERO AHORA SI SABES PORQUÉ TE LLAMO "EL ANONIMO DEL CEREBRO GRANDE".

    Ahhhh, ¿que aún no sabes porqué te llamo así?

    PUES ES SENCILLO. PORQUE ERES TONTO DEL CULO.

    Por cierto, tonto del culo dirigido a tí, no es un insulto. Sí es un insulto si se dirige a alguien inteligente. Por tanto, en tu caso, decirte tonto del culo no es insultarte, solo denominarte.

    ¿No me digas que comes plátanos?

    Anónimo dijo...

    Para PEPECHIN con aprecio:

    Esa parrafada tan larga y en italiano, o en ruso, la tienes más cerca de lo que tu pareces creer.

    Un saludo.

    Matías.

    Anónimo dijo...

    Perropepe, me alegro que tu hija reciba esa ayuda.
    Pero en el pais hay otra gente necesitada sin carnet del PSOE, necesitada.
    lee otra vez mi comentario y verás que no me equivoco cuando digo que solo benefician a quienes ellos saben.

    Anónimo dijo...

    Al BONO de turno, que tiene el insulto como justificación politica.

    Me confirmas que la medida Chacon solo a ayudado a especular. Error grave de ella.

    Os pensais que todo el mundo se vende por una subvención?
    este es el país de las subvenciones, hasta el punto de comprar votos a 400€.

    Si se hiciera una buena gestión económica y una justa política, no haria falta subvencionar.

    A vosotros ya os va bien, es una forma de promocionaros como buenas e interesadas personas hacia los demás. cuando sois vampiros.

    Lo que hago con los platanos, solo lo se yo y la gente muy cercana a ti.

    Buenas noches Osborne.
    Y tampoco es un insulto.

    kim gordon dijo...

    Mi quiniela seria:

    Sebastian vicepresidente de economia,

    Alonso a Interior.

    Rubalcaba portavoz del congreso (de auerdo en que esta desaprovechadisismo)

    En general de acuerdo en lo demas ...

    Saludos,