Twitter @Peperufo

    Sigueme en Twitter

    martes, 30 de diciembre de 2008

    REFLEXIÓN ECONÓMICA: CON MARIANO RAJOY ESTARÍAMOS MUCHO PEOR


    ¿Cúal sería la situación económica de España si Mariano Rajoy hubiese ganado las elecciones de marzo? ¿Cómo sería la política económica de un gobierno presidido por un representante del Partido Popular? ¿Qué propone el Partido Popular para atajar la crísis? ¿Son sus recetas adecuadas, eficaces, sostenibles?

    Por lo que sabemos a través de los medios de comunicación la medida estrella del Partido Popular para combatir la crísis consiste en contener el gasto público, por cierto, una receta que ninguna potencia occidental está aplicando en estos momentos cualquiera que sea el color del gobierno. Así, mientras el mundo entero abraza las tésis Keynesianas, propias de las modernas políticas socialdemócratas europeas, el principal partido de la oposición en España apuesta por ir contracorriente del mundo entero en materia económica, sin argumentos ni justificación que resista un debate económico serio y riguroso. Poco parece importar a Mariano Rajoy que vecinos "ideológicos" como Sarkozy, Merkel o incluso Bush se hayan rendido a la evidencia de que cuando el sector privado no puede tirar de una economía y se colpasa, el sector público debe redoblar sus esfuerzos y salir al rescate para evitar un mayor crack económico-financiero. De congelar gasto público nada de nada.

    A efectos prácticos lo que el Partido Popular propone es "no hacer nada" frente a la crísis, que el Estado observe impasible como se destruye empleo y se hunde el tejido productivo. Ante esta situación de colapso ecónomico para el PP no hay nada ni nadie que rescatar, ni ayudas públicas que valgan en forma de inversiones, ni mucho menos es necesaria la movilización de recursos del Estado para contrarrestar el drama del desempleo; en definitiva hay que dejar que todo explote sin mover un solo dedo según el discurso neoconservador de Mariano. Intervención del Estado al mínimo, el mismo camino que nos ha llevado el hundimiento del sistema económico-financiero internacional. El sentido común por sí solo demuestra que los planes de Rajoy y Montoro son humo, una especie de pataleta en la que son indiferentes las medidas que ponga en marcha el gobierno porque de antemano ninguna "es adecuada", aunque dicha oposición suponga darle la espalda a las calcadas y exactas medidas que están poniendo en marcha gobiernos conservadores como los Estados Unidos o Francia, o ignorando las medidas coordinadas que decidió aplicar la Unión Europea por rotundo consenso consistentes en más gasto público y flexibilidad en el déficit. El PP es una isla en el mundo. Pobre Mariano que nadie le entiende.

    A última hora organismos como el Fondo Monetario Internacional cuyo historial neoliberal es indudable, se han sumado a la política "Zapateriana" de aumentar el gasto público, incluso de manera más que enérgica. En una de sus últimas intervenciones su presidente Strauss-Khan solicitó a los Estados más gasto público para evitar que la recesión mundial se convierta en una “gran depresión”, llegando incluso a proponer que el sector público sustituya a la demanda privada. Sin duda palabras mayores que representan la renuncia a una ideología muy marcada en los últimos 30 años. Teoría keynesiana pura y dura de manos del FMI, ver para creer. La misma que aplica el neocon G. Bush quien tuvo que reconocer publicamente su renuncia temporal a los principios del libre mercado. Medidas que suponen justo lo antítesis de lo que defienden Cospedal, Montoro y Arenas. ¿Estará equivocado todo el mundo, desde Bush, pasando por Obama, Sarkozy, Merkel, el FMI, la Comisión Europea, y acabando en Zapatero? ¿Es Mariano Rajoy el nuevo mesías que necesita el mundo? Si esto es así que le den ya audiencia en la Onu.

    La segunda pata de las medidas que proponen los populares entra de lleno en las rebajas de impuestos. Creen que sería eficaz reducir los impuestos a empresas, por medio del impuesto de sociedades, y que ésto a su vez redundaría en la creación de empleo. El planteamiento es tan infantil que se desmorona por sí solo, a pesar de que siempre suene dulce eso de "pagar menos al fisco". Veamos, si reducimos el impuesto de sociedades que grava el beneficio empresarial (¿quedan beneficios en las Pymes?), la única consecuencia es que el empresario tendrá algo más de dinero en el bolsillo y poco más. ¿Alguién cree que ese dinero que recupera, si es que recupera algo, lo va a emplear en contratar un empleado o en mantener la plantilla de trabajadores? Si su negocio no vende y no es viable cerrará igual, echará a los mismos trabajadores y tomará las mismas decisiones que sin rebaja de por medio. Y si además se abarata el despido como algunos conservadores piden, desde luego que la destrucción de empleo será entonces más que bestial. Son fórmulas que no funcionan para la crísis actual.

    Rebajar impuestos no parece la receta más sensata cuando nuestro país tiene un problema de demanda interna, esto es, que los ciudadanos no consumen bienes y servicios en cantidad suficiente como para mantener el empleo y la actividad económica del país, ya sea porque han visto mermado su poder adquisitivo, porque han perdido su trabajo o simplemente porque tienen miedo y se han vuelto conservadores en el gasto (por estos últimos es tan importante mantener un discurso moderadamente optimista sin entrar en alarmismos). En una situación de pánico y desconfianza como la actual, rebajar impuestos no se traduce en un aumento del consumo, si no en "ahorro". La medida de los 400 euros ha sido un claro ejemplo de que reducir impuestos no tiene ningún efecto práctico sobre la economía y el consumo. No tiene sentido que Rajoy critique esa "tímida" rebaja del Irpf tildándola de "despilfarro" y al mismo tiempo él proponga una bajada superior. ¿Alguién lo entiende? Si 400 euros es un derroche, ¿cómo calificaríamos la propuesta fiscal del PP que era 3 veces más dolosa para las arcas públicas?

    El problema del discurso económico del PP es que está lleno de contradicciones como ésta. Medidas que no tienen en cuenta que el Estado cada vez ingresa menos dinero vía impuestos, que tenemos déficit y que tenemos unos servicios públicos que hay que sostener, centros escolares, hospitales, policías, jueces, todo un sin fín de gastos ineludibles que Rajoy no explica como financiaría con sus rebajas de impuestos. Al fin y al cabo, rebajar impuestos es llenarle a los empresarios un poquito el bolsillo, sin ningún efecto más sobre el empleo, el consumo o la recuperación económica, dinero que irá a parar al ahorro en el mejor de los casos y en el peor, a la última excentricidad de turno en forma de lujo. Tan inútil como abaratar el despido para que sea más fácil poner en la calle al trabajador, lo que redundaría en más despidos. Tan injusto como recortar derechos y prestaciones a los trabajadores como el PP propuso cuando gobernó hace no muchos años. ¿Por qué tienen que pagar los trabajadores por dos la crísis? Paro y además servicios públicos privatizados e ineficientes. El papel del Estado debe ser innegociable, ¿o acaso no hemos aprendido nada sobre el origen de esta crísis?

    La mejor manera de reactivar la economía, con la seguridad de que se refleje en el empleo y el consumo, es la aplicación de recursos por parte del Estado, asignándolos para su mejor aprovechamiento y repercusión en la economía del país. Si no hay demanda interna "privada" hay que sustituirla en parte por demanda interna "pública". El mejor ejemplo es el fondo que el gobierno ha destinado a los ayuntamientos para que creen empleos directos por medio de inversiones en obras públicas, con el requisito de contratar desempleados y justificando minuciosamente los contratos dedicados a cada obra. Esto se puede hacer gracias a que el gobierno decide tirar del gasto público. Es una medida efectiva, pues crea empleo, y cuando ganamos empleo, ganamos consumidores de bienes y servicios. ¿Qué venden las empresas? Bienes y servicios. Ese es el objetivo. Y ese debe ser el camino. Hasta el FMI lo dice. ¿Entonces qué inventa Mariano Rajoy? Pide que no se gasten más recursos públicos, pero sus alcaldes dicen que los fondos son insuficientes. ¿Cúal de ellos es el discurso del PP?

    Desde luego el sector público nunca podrá aglutinar ni sustituir complemente al sector privado, por lo que el desempleo seguirá yendo a más de todas formas, sin embargo, la sangría es menor. Esta crísis de dimensiones históricas e internacionales no tiene recetas mágicas ni soluciones, solo medidas paliativas. La única que funciona al 100% es el aumento del gasto público. Para todos sean de derechas o izquierdas, menos para Rajoy y sus lugartenientes demasiado obcecados en desgastar al gobierno que en ofrecer verdaderas soluciones o arrimar el hombro con sentido de estado. En Francia la oposición no culpa al gobierno de la crísis, en Alemania tampoco, ni en Reino Unido, mires por donde mires la oposición española es única, desleal, barriobajera, una isla de irresponsabilidad y falta de sentido de Estado, que sigue sin representar una verdadera alternativa de gobierno porque unicamente se dedica a jugar a la contra sin repartir juego, incendiando sobre los errores del gobierno y bastandose con ello, sin proponer medidas creíbles que mejoren la situación económica en beneficio de los ciudadanos.

    El discurso del PP se establece a partir de una única premisa, que la culpa es de Zapatero. Y al mismo tiempo recordando maliciosamente que la última recesión en España también se produjo bajo otro gobierno socialista, para concluir que ésto no puede ser "casualidad". El último ingrediente es la afirmación de que gracias a los gobiernos de Jose María Aznar España remontó aquella situación, y que por lo tanto, "ellos" saben exactamente lo que hay que hacer: aplicar las mismas recetas que antaño. Simple y llano. Y como la cultura económica de los ciudadanos españoles es más que modesta, el caldo "cuela" perfectamente, parece convincente, basado en hechos reales, indiscutible. Sin embargo la apariencia no siempre es realidad, el discurso se cimenta sobre falacias tan evidentes que no pueden pasarse por alto, medias verdades que no sostienen ningún debate riguroso. Habrá que recordarles que la historia no es como la cuentan, y que la economía es una ciencia social sencilla pero las explicaciones deben ser rigurosas. No cuentan ni la mitad del cuento.

    En efecto la última recesión económica se produjo cuando Felipe Gonzalez era presidente del gobierno. ¿Casualidad? La vida está llena de casualidades, casualmente esa recesión también se produjo a escala mundial (como la actual), empezando por los Estados Unidos, llegando después a Japón, y por último a la Unión Europea. No fue, si somos fieles a la verdad, una crísis española, ni ésta fue provocada por la decisión en materia económica de un gobierno concreto. Que el gobierno de Gonzalez estuviese agotado y los casos de corrupción no ayudasen a generar credibilidad es otro debate, sin embargo se aplicaron las recetas posibles, incluida la depreciación de la peseta, junto a otras que no fueron bien acogidas por los sindicatos, bien es cierto. La realidad es que aquella crísis fue dura pero corta. En 1993 hubo crecimiento negativo, en 1994 se terminó el año creciendo casi al 2%. La recuperación llegó en 1995 cuando se empezaba a crear de nuevo empleo. Algo haría bien Solbes cuando fue felicitado en el cambio de carteras por Rato, y poco después fue nombrado Comisario de Economía en Bruselas.

    La economía no empezó a crecer en 1997 (primer presupuesto del PP). Ni crecía porque habíamos cambiado de presidente. La coyuntura internacional era favorable. Igual que años atrás era desfavorable y España hubiese entrado igual en recesión si Aznar hubiese ganado las elecciones de 1993. Con Gonzalez ganando aquellos reñidos comicios de 1996 España habría crecido igual. ¿Milagro económico? Aquí entra en juego la segunda falacia, que consiste en la promesa de aplicar las mismas medidas de entonces, según afirma Rajoy. Se equivoca Mariano al comparar ambas coyunturas, la de 1996 y la de 2008. ¿Por qué? Es muy sencillo: en 1996 los mercados internacionales iban para arriba; en 2008 van para abajo. Rebajar impuestos, o privatizar empresas públicas no es posible a día de hoy. Que duda cabe que la gestión económica de Rato y después Solbes ha sido buena, no entro en las políticas sociales ni en la manera de utilizar los recursos. ¿Entonces por qué no utilizar ahora (como se ha hecho) el superavit para luchar contra la crísis? Siempre se ha dicho que el superavit en épocas de bonanza era bueno porque suponía un colchón para épocas de vacas flacas.

    Hay un último dato que es interesante mencionar. En la última recesión económica el 40% del dinero público lo gestionaba el Estado Central, el 20% las Comunidades Autónomas, poco más del 13% los ayuntamientos, el resto Seguridad Social. A día de hoy la situación es muy diferente, las Comunidades Autónomas manejan el 40% del dinero público, el Estado "solo" el 20% y los ayuntamientos poco han avanzado desde entonces. Cuando los ciudadanos exigimos medidas a los gobiernos de turno, por cultura y costumbre solemos mirar a Madrid, a pesar de que el Estado de las Autonomías lleva 30 años funcionado. Aún nos acompaña en nuestro subconsciente esa mentalidad "centralista" tan bien trabajada durante el franquismo. ¿Por qué no empezamos a mirar a las comunidades autónomas? Gestionan competencias en empleo, en economía, ordenación del territorio, urbanismo, sanidad, educación, y tienen tanto o más poder de decisión que el gobierno central. No las malcriemos; tampoco a nuestros alcaldes. ¿O solo están para sacar pecho cuando las cosas van bien?

    La realidad es que las cosas no funcionan mucho mejor en las comunidades gobernadas por el Partido Popular. Es más algunas de ellas lideran los rankings de destrucción de empleo y decrecimiento después de la temida eclosión de la burbuja inmobiliaria que por cierto, tanto mimaron y defendieron los representantes del "Zaplanismo urbanita" puro y duro. Barones regionales del PP que "exigen" más financiación, mayores recursos del Estado y más inversiones en los presupuestos generales mientras su líder nacional pide moderación en el gasto público. ¿Alguién entiende esta contradicción? Las comunidades "peperas" son las primeras en quejarse y en patalear si aplicamos "austeridad" en minúsculas. ¿Qué dirían con los recortes de amplitud que propone Rajoy? Seguramente callarían, pero el doble juego se vería con mayor nitidez. ¿Y qué hay de lo mío oiga? dicen todas, "queremos el Ave", "queremos la autovía". Eso es Keynesianismo, es partirle la cara al jefe de Génova 13. Una vez más no sabemos cúal es el verdadero discurso del PP porque hasta ahora solo han hecho gala de un ventajismo insultante.

    Todo esto me hace concluir que con Mariano Rajoy de presidente estaríamos mucho peor. No se crearía empleo gracias a la inversión pública para así aplacar en la medida de lo posible la destrucción generalizada de empleo en el sector privado. La tasa de paro con Rajoy sería aún mayor. El Estado dejaría de ingresar enormes cantidades de dinero que se destinarían a rellenar el bolsillo de los mismos empresarios que están echando trabajadores a la calle; el Estado del Bienestar no sería sostenible en detrimento del interés general de los ciudadanos más vulnerables ante la crísis, dejando paso a una espiral de privatizaciones en sanidad y educación, y de reducción de las ayudas sociales. El abaratamiento del despido provocaría más despidos, mayor indefensión en los trabajadores. Los trabajadores perderían derechos y los conflictos sociales serían una realidad. Las comunidades autónomas y los ayuntamientos recibirían "asuteridad" en forma de drásticos recortes en su financiación. En definitiva, la crísis sería una mega-crísis.

    La mejor medida paliativa contra la crísis es mantener al Partido Popular lejos del poder. Sus tésis neoconservadoras han sido derrotadas fuera y dentro de nuestras fronteras. El mundo está colapsado por culpa de esa doctrina "neocon" que tanto predican y defienden desde sus púlpitos en Génova o la Faes. Para la crísis, mejor un gobierno solidario, socialdemócrata, que destine recursos a los parados, que apoye a los ciudadanos con políticas sociales activas. Rajoy es solo más crísis dentro de la crísis, es el camino más directo para que los trabajadores peguen los platos rotos del festín que se han dado unos caraduras especuladores que curiosamente, entregan a ciegas su voto al PP. Rajoy es mediocridad en un mundo que está cambiando; pero él, ni de eso se está enterando. Gracias, pero a mí no me engañan.


    Feliz año nuevo.

    16 comentarios:

    Anónimo dijo...

    Solo se puede decir una cosa: EXCELENTE.

    Anónimo dijo...

    TOTALMENTE DE ACUERDO:

    Zapatero no envía nadie al paro, lo hacen los empresarios, aquellos que en su mayoría han especulado con la vivienda, se han enriquezido y que ahora lloran porque no ganan esas millonadas a costa del pobre trabajador.

    Los bancos no esperan a que la vivienda baje para luego subir los tipos de interes, los tdi los fija el Canco Central Europeo y los bancos de europa estan sujetos a normativas para que el sistema no sea un cachondeo.

    Anónimo dijo...

    Este es el camino: volver a tener un sector público potente que impida el colapso al que nos han llevado los trileros disfrazados de magos de las finanzas de Wall Street, pero para ello, para que las aguas vuelva a su cauce, debe bajar el precio de la vivienda, de hecho por narices por la oferta y la demanda la sociedad es la que al no compra hará bajar el precio de la vivienda a su lugar, lo suyo seria paga 400 euros a 20 años ganando 1000 euros. Importante. Por lo demás de acuerdo.

    REXER dijo...

    Lo copio y lo paso a mis contactos, buen escrito Peperufo.

    Feliz año nuevo a ti tambien :)

    Anónimo dijo...

    El PP y AZnar crearon la burbuja inmobiliaria,se llevaron miles de millones de euros y han arruinado a millones de españoles,pues en toda su vida trabajando no ganaran suficiente para pagar la grandisima hipoteca de una mierda de piso que cada dia vale menos.
    Lo que mas jode es que hay muchos tontos de los cojones que los votan para que vuelvan.Un obrero no puede votar al PP. Los ricos nunca se equivocan de voto.España no tiene solucion.

    Anónimo dijo...

    Peperufo, tu tampoco me engañas a mí. por mucho que culpes al PP.
    Felipe, ZP, el PSOE también es culpable como el PP.
    reconozco que haces bien tu trabajo de confundir, culpar a otros, con interes electoralista. Soys en eso unas máquinas y el poder de los medios de comunicación os apoyan.
    Entre todos la mataron y ella sola se murió.

    esos todos son los gobiernos que por desgracia hemos tenido, La gaviota y los de la rosa.

    Peperufo dijo...

    Anónimo, no manipules como acostumbras a hacer. ¿Dónde he dicho yo que la crísis sea culpa del PP? Vamos, seguro que tienes más nivel que eso.

    Estoy diciendo que con las medidas del PP la crísis sería aún más duro.

    Soy el primero en decir, y lo puedes comprobar en mis escritos, que en el caso de buscar culpables a la crisis, tenemos que incluirnos a todos, gobiernos, políticos y ciudadanos.

    Pero el escrito no trata sobre eso. Vuelve a leer.

    Un saludo.

    Anónimo dijo...

    Hoy está esto a reventar de anónimos, jejeje. Y veo que hay otro anónimo manipulador, así que ya no estoy yo solo.

    Peperufo, ya estás vendiendo la piel del oso antes de cazarlo. Es IMPOSIBLE saber si estaríamos peor con Rajoy por dos razones muy sencillas.

    1ª) Aún no tenemos ni la menor idea de si las medidas (o lo que sea) que está aplicando nuestro gobierno van a servir de algo. Ellos mismos decían hace tres semanas que para marzo ya se estaría creando empleo, ahora dicen que para el segundo semestre, luego dirán que... El caso es que aún faltan bastantes meses para que la política que se aplica provoque algún cambio de tendencia, sea para mejor o sea para peor, que permita discernir si las medidas que se están tomando son las adecuadas en el contexto de esta crisis. A día de hoy, seguimos cuesta abajo y sin frenos.

    2ª) Rajoy perdió las elecciones. Esto es así. No hay forma humana de saber lo que habría hecho desde marzo hasta hoy, no sabemos si habría aplicado su programa electoral o lo habría modificado, no sabemos si habría sido mejor o peor para España porque la vida no es una serie matemática cuyo valor se puede predecir con exactitud para cada intervalo.

    ¿Con Rajoy estaríamos peor? No lo creo. Al menos, no mucho peor, porque la crisis aún está acelerando y lo peor no ha llegado. Cuando remita el temporal, podremos echar la vista atrás y ver cómo le ha ido a cada uno en función de las medidas adoptadas. Y entonces podremos empezar a sacar cuentas de si nos habría ido mejor con Zapatero o con Rajoy... asumiendo que conocemos lo que habría hecho Rajoy de estar en el gobierno.

    Celebrar que Rajoy no gobierna en este contexto de doble incertidumbre no tiene la menor base científica.

    Un saludo.

    Anónimo dijo...

    Estos anónimos serán los amigos de Rajoy, el mismo que pide 100 millones de euros para "comedores sociales"...

    ¿Esas son las medidas anticrisis?

    La propuesta de Rajoy coincide con filosofía de la Iglesia de Roma o de Rouco Varela. Y es que están deseando que vayamos mendigandoles, a ver si la crisis nos hace más católicos y de derechas.

    ¡Anda ya!

    Elena

    Anónimo dijo...

    El PP es discipulo de la iglesia. Pero que me puedesdecir del PSOE que sigue subvencionando y manteniendo a la iglesia como el PP.
    Cuando el PSOE deje de mantener a la iglesia en el estatus de privilegio en que lo mantiene, empezaré a creer que talvez son socialistas.

    Anónimo dijo...

    Ya se desveló el truco de los famosos 400EUR



    Había fundadas sospechas de que tenía truco la gratificación de 400 euros
    que Zapatero ofreció a los trabajadores en plena campaña electoral. De la
    chistera del presidente han salido ya tantos conejos que uno más no podía
    sorprender a nadie. Pero faltaba la prueba de que había trampa. Pues bien,
    la acaba de desvelar el pitoniso Solbes en los Presupuestos Generales del
    Estado. Es muy sencilla: al no actualizar la tarifa y las deducciones del
    IRPF con la inflación, cada trabajador tendrá que pagar, de media, unos
    400 euros más a Hacienda; para los que ganen más de 33.000 euros, la
    cantidad sube a 475 euros. Y esto en el supuesto más favorable de que la
    inflación no supere el 3%. Con este truco, Solbes recupera más de 2.500
    millones de euros y los que festejaron la propina electoral de Zapatero
    sufrirán ahora la amargura de devolverla. Menudo chasco.


    PERO AL PUEBLO LE SATISFACE SEGUIR SIENDO ENGAÑADO... .. TENEMOS LO QUE NOS MERECEMOS.

    agustin dijo...

    Fran desde Quart de les Valls(valencia)desearte que el año nuevo te sea mejor que el que dejamos,deseos que queremos hacer llegar a toda la gente progresista,que lucha y sigue luchando por la libertad.FELIZ 2009 A TODOS.
    Agustin.

    Anónimo dijo...

    Wenas,
    Soy una persona totalmente ajena a este blog y por lo cual es la primera vez que leo algo aquí.

    Como también a mi me interesa el tema de la situación macroeconómica y empresarial de nuestro país creo que es bueno que tengas a mano, para tener alguien con quien confrontarte, un juicio diferente de alguien que sabe un poco más que yo del tema en cuestión (supongo que lo conocerás, pues es de los 10 economistas más citados a nivel mundial y que colabora con FMIs e instituciones varias..., lo que creo que en Murcia el periódico de La Vanguardia en su versión escrita no llega). Te recomendaría también alguno de sus libros, pues el tio este parece listo, aunque seguramente no te resulte proximo.


    http://www.columbia.edu/~xs23/catala/articles/2008/Crisis_Financiera/Crisis%20Financiera_1_.htm
    http://www.columbia.edu/~xs23/catala/articles/2008/Crisis_Financiera/Crisis%20Financiera_2_.htm
    http://www.columbia.edu/~xs23/catala/articles/2008/Crisis_Financiera/Crisis%20Financiera_3_.htm
    http://www.columbia.edu/~xs23/catala/articles/2008/Crisis_Financiera/Crisis%20Financiera_4_.htm
    http://www.columbia.edu/~xs23/catala/articles/2008/Crisis_Financiera/Crisis%20Financiera_5_.htm


    Opinión personal:me sorprende la elevada carga ideológica en todos los juicios de la persona que escribe el blog (yo personalmente soy de KAS Limón, espero que no tengas ninguna etiqueta para eso...)

    Opinion personal 2:ojo con las ideologías.En todas ellas hay buenos y malos (lo del post sobre la superioridad de la izquierda me parece peligroso para ti) pues la realidad no es como las pelis de Chuck Norris, aunque la cadena FOX lo emita....

    Un saludo y un fuerte abrazo.

    Anónimo dijo...

    excelente argumentación!!

    Anónimo dijo...

    EXCELENTE ARTICULO PPRUFO!! Ánimo que ellos ya no saben por donde salir, la prueba es que todo les vale, confunden y disparan a todo lo que se mueve. ¡Qué ganas tienen de coger el poder y seguir mangoneando otros cuarenta años!

    Anónimo dijo...

    Todos los socialistas que hablan aqui, que sepais que se os ve el plumero, y, que os felicito porque os aprovechais de los tontos que os creen. Sois todos unos lamepo..as y unos hijos de pu.a.!!!