Twitter @Peperufo

    Sigueme en Twitter

    martes, 7 de abril de 2009

    ¿LLEGARÁ LA VERDADERA REMODELACIÓN, LA VERDADERA CRÍSIS QUE NECESITA ESTE GOBIERNO?

    Marketing político: El ejemplo del Partido Demócrata y el efecto "Obama"

    La esperada remodelación de gobierno se ha llevado a cabo por sorpresa, cuando nadie la esperaba, engordando la leyenda de lo impredecible que es el presidente del gobierno. Parecía ganar peso la tesis de que no era sensato hacer una crísis de gobierno antes de las elecciones europeas, vistas las bajas expectativas de éxito que tienen los socialistas y el escaso interés que despierta este tipo de comicios en la ciudadanía. Una abultada derrota habiendo quemado la carta de la remodelación sería un contratiempo que dejaría muy tocada la capacidad de maniobra de Zapatero, muy atenazado por las dificultades aritméticas que se encuentra el grupo parlamentario socialista para sumar una mayoría que ofrezca seguridad y estabilidad al gobierno. Se la jugó apoyando la investidura de Patxi Lopez, y se la juega adelantando el curso natural de los acontecimientos, los cambios para impulsar la imagen y la renovación del ejecutivo. ¿Sabe lo que hace el presidente quemando unos de sus últimos cartuchos?


    El presidente del gobierno es valiente, tan valiente que a veces roza el suicido político, algunos dicen que mermado por su optimismo patológico, otros consideran que sus principios no entienden de estrategias y que sus convicciones son tan fuertes que no teme el fracaso, no lo concibe. Zapatero entiende que es el momento de poner toda la carne en el asador y que hay que luchar unas elecciones europeas que muchos ya dan por perdidas. Toque de atención: no se va a jugar a hacer estrategia, ni se renuncia a nada, ponganse el mono de trabajo y a trabajar sin excusas. Entiende y no le falta razón que un nuevo éxito de Rajoy sería un espaldarazo casi definitivo para apuntalar su imagen como líder de la oposición, una alternativa que empezaría visualizarse (quien lo iba a decir de Mariano) si sumamos la victoria de Galicia y la posición de poder-chantaje que ostentan los populares en Euskadi. En el PP por primera vez en años creen en la victoria y como en todo, la psicología cuenta y pesa mucho en el devenir de cualquier organización.


    El nuevo organigrama planteado en la remodelación puede tener su lógica, una nueva estructura para dar respuesta a la crísis y sobre todo unos ciudadanos necesitados de respuestas. Los nombres, aunque puedan convencer más o menos, no serán lo importante de esta remodelación. No servirá para nada el cambio de personas sin un cambio en la comunicación política del gobierno y, sobre todo, del Partido Socialista, cuyo portavoz no parece el más adeacuado. El discurso y sobre todo como se "vende" ese discurso será la clave del éxito o el fracaso del gobierno, no que el ministro se llame Pepe o Francisco. La historia está repleta de ejemplos. El interlocutor más mediocre puede llegar al corazón de los ciudadanos si sigue algunas reglas básicas y de fácil aplicación que faciliten una conexión con el electorado. De igual manera, el político mejor preparado puede caer en desgracia si, a pesar de su talla, no respeta esas reglas y no logra conectar con los ciudadanos. Aquí llegamos al quit de la cuestión, al verdadero problema de este gobierno: la credibilidad. Credibilidad que depende y se explica por la imagen que se proyecta. ¿Qué imagen proyectará este gobierno? ¿Conectará de nuevo con los ciudadanos?


    Esta es la incognita. Las formas en política lo son casi todo, y que me perdonen los nostálgicos e idealistas. No compartiré nunca la premisa de que "hay que morir con los principios de uno" porque denota una rígidez de pensamiento ante circunstancias que son cambiantes y que pueden requerir otro tipo de respuesta. Resultado de este planteamiento: al primer cambio de rasante se cae "todo". Toda situación política depende de variables como el tiempo, la oportunidad política y la coyuntura económica y social. En la flexibilidad y la capacidad de adaptación-reacción está la clave. Un partido puede tener varios discursos al mismo tiempo y aún así generar confianza y simpatía en los ciudadanos. Un partido puede ser hoy más conservador y mañana más progresista, sin violentar las expectativas de su electorado, si se respetan una serie de reglas en la comunicación política. Esto lo entienden muy bien nuestros amigos del Partido Demócrata Americano, que cuentan con una poderosa maquinaria de marketing y propaganda, y un grupo de asesores y estudiosos que miden, analizan y proponen qué tipo de estructuras formales hay que amoldar a las ideas para que estas cumplan su objetivo: impactar en el elector.


    Es muy sencillo. No sirve de nada tener buenas ideas si:


    - No llegan a los ciudadanos (no hay comunicación)


    - No las entienden los ciudadanos (la comunicación no es comprendida)


    - No generan emociones en los ciudadanos (la comunicación no es efectiva)



    Comunicar a los ciudadanos, que entiendan el mensaje, y que se sientan implicados en el mismo.


    Esa es la clave. De momento el gobierno socialista solo cumple la primera premisa, las otros dos, no existen para el equipo de asesores del presidente Zapatero. Eso explica, muy bien por cierto, que no se ganase con mayoría absoluta hace poco más de un año y que se sudase la gota para salir reelegidos. Eso explica tambien que el Partido Popular, con el líder peor valorado de su historia y con un equipo en descomposición, haya mantenido y mantenga tan bien el tipo. Ellos cuentan con expertos que dirijen su discurso, en busca del contacto, la cercanía y la complicidad del ciudadano. Entienden que una cosa es comunicar y otra persuadir, que incluso un proyecto político retrógrado y conservador puede aparecer como creíble, atractivo y consolidado a los ojos de los ciudadanos. Es ahí donde muchos observan la frialdad y la crudeza de la actividad política, donde algunos mandamases de la izquierda se resisten a entrar. Se equivocan. La política, como cualquier otro desempeño, tiene su parte "bonita" y su parte "fea" y ninguna es más importante que otro porque forma el "todo".


    Hay que utilizar la inteligencia, ahora más que nunca. Hay que afinar mucho y rodearse del mejor materiales y los mejores conocimientos. Es evidente que si este gobierno no cambia su estrategia de comunicación y la forma que tiene de conectar con el ciudadano, estará abocado de nuevo al fracaso, aunque pongan al mismísimo Obama de relaciones públicas. Obama sin toda la parafernalia que lo acompañó no hubiese llegado ni a candidato. Algunos "cerebros" lo convirtieron en un personaje más atractivo de lo que es en realidad, supieron acrecentar sus virtudes y ocultar sus defectos. Organizaron una campaña en la que la gente era la protagonista, en la que se dignificaba la política, en la que se realzaban unos valores que se estaban perdiendo. El candidato se convirtió en líder porque siguió una serie de reglas elementales. El líder se hizo ganador porque en su objetivo primó una estrategia que se demostró acertada. Nadie apostaba, ni siquiera, con que pudiese derrotar a Hilary Clinton. Pero lo hizo, lo hizo porque sus asesores supieron venderlo y lo enseñaron a conectar. Sus cualidades hicieron el resto. Es un "todo", sin una de las partes las probabilidades de éxito son escasas.


    El panorama actual no es nada halagüeño pero se puede revertir. Los socialistas han perdido la conexión con la calle y eso se paga muy caro si no se corrige a la mayor brevedad. La crísis es un contratiempo pero no puede ser una excusa, se puede y se debe generar ilusión en tiempos difíciles, especialmente cuando las cosas parecen empeorar: ahí han nacido históricamente los grandes líderes, los verdaderos pesos pesados de nuestra historia política. Es ahí dónde surje la ideología, los valores y donde el esfuerzo por comunicar y hacer entendible un proyecto es vital, prestándose en un debate continuo con la sociedad, no solo sobre las propuestas propias (esa es una pata), sino sobre las que hace la oposición (la otra pata) porque hay que refutarlas. No entiendo como ningún miembro del gobierno o del partido no se ha prestado a debatir las recetas del PP para la crísis. No comprendo que se renuncia a una "pata", que se otorguen tantas facilidades a la labor de oposición. Para defenderse hay que atacar, es elemental. Y para atacar hay primero que defenderse. Es, de nuevo, un "todo". ¿Por qué renunciar a una parte? ¿Por qué implementar una acción política incompleta?


    Costaría poco desmontar toda la farándula económica de Montoro y compañía. Un "cuasi-iletrado" económico como yo podría hacerlo sin mucho esfuerzo, cuando menos los mejores economistas que tiene a su disposición este gobierno. Pero no se hace y no se entiende por qué. Al final los ciudadanos perciben que los "palos" solo circulan en una dirección y que siempre se los lleva el mismo. Que el PP dice tener la receta y la solución, y que nadie desde la otra trinchera parece negarlo o discutirlo, luego "será que tienen razón". Al final el ciudadano se guía por pequeños detalles formales, por lo que parece, por lo que se mueve en las olas de opinión de que se forman en la calle, en las cafeterías o en la cola del supermercado: si la mayoría piensa así, será que tienen razón. Existen algunas teorías sociológicas que así lo demuestran (rutas centrales vs rutas periféricas), una mayoría de ciudadanos indecisos deciden su voto basándose en aspectos superficiales, como por ejemplo el aspecto del candidato, su forma de hablar, de vestir o su trayectoria profesional. Son minoría los que realmente analizan y desgranan el contenido del discurso. Es la demostración de que el envoltorio da votos.


    Todo está en la forma. Hay que aparentar saber aunque no se sepa y con eso es suficiente, si se sabe, mucho mejor. Los ciudadanos no esperan razonamientos brillantes, ni exposiciones magistrales, ni teorías modernas que solo unos pocos intelectuales alcanzan a comprender. Necesitan un puré que huela lo suficientemente bien para que tomen la primera cucharada, punto. Esa es la magia del marketing político. Si el guión de una pelicula no te interesa no te tomas la molestia de verla. Si el guión es demasiado intelectual o profundo, una mayoría lo repudiará. Se puede entender perfectamente con este ejemplo. El cine español tiene una mayor calidad que el americano, guiones deliciosos, películas que te hacen sentir pero tambien pensar, temas y debates controvertidos, actores de primera...sin embargo no interesa o interesa menos que otro cine que para los entendidos, es de menos calidad. Gustan más los fuegos artificiales del marketing americano y el cine basura con efectos especiales. Pocos son los que se quieren comer el coco. Ese debe ser el principio, el objetivo primordial de encandilar a un ciudadano que te va a escuchar 30 segundos, y si esos 30 segundos no son convincentes ni atractivos, dejará de prestarte atención. ¿No es pues importante, no solo lo que se dice sino cómo se dice?


    Hay que vender los ideales, los principios, las propuestas. Existe un "arte" para ello, una "ciencia" que ha estudiado cómo hacerlo, una práctica que se puede visualizar en otros gobiernos, del color que sean, y que garantiza resultados. No se puede pretender dejar todo en manos de la idea o del razonamiento, por profunda y válida que sea una propuesta, renunciando a la importancia de la presentación pública de la misma. El proceso quedaría tan incompleto como ir a la guerra con metralletas sin balas. Tengo el convencimiento de que este partido necesita un profundo empujón en este sentido, una nueva forma de entender la política, sin perder un ápice de pasión, pero cuidando el mismo tiempo los aspectos formales, comunicativos y persuasivos, la estrategia y la disciplina de partido, formando a los militantes y establecimiento de una maquinaria electoral implacable a la altura de una organización que aspira a gobernar un país. Urge ese cambio, urge una nueva concepción, urge reorganizar algunas prioridades. Es una pena que se tiren a la basura magníficas ideas, magníficos discursos, loables ideales porque nadie sabe venderlos.


    Suerte al nuevo gobierno.

    10 comentarios:

    Anónimo dijo...

    Solo puede decir que espero que te lean en Ferraz. Nada más.

    Un saludo desde Valencia

    Anónimo dijo...

    Mas de lo mismo,bla-bla bla-bla.

    Solucion:alonso fuera

    Su recambio:RUBALCA

    LO DEMAS PERDER EL TIEMPO CAMBIANDO
    MINISTROS Y DESGASTARSE.

    UN ABRAZO

    Anónimo dijo...

    Magnifico articulo. Aunque no comparto ciertas cosas (soy mujer de principios), llevas mas razón que un santo.
    !Que pena que no te lean en Princesa o en Ferraz!

    Anónimo dijo...

    tenia que estar al frente rubalcaba o alfonso guerra el guerra sobre todo, personas con sus cualidades comunicativas que incendian con sus discursos felipe gonzalez tambien lo hacian, que usen el doberman que vayan a la yugular, no se a que esperan... no se puede tener a un pusilanime como portavoz señor zapatero, si hasta un simple ciudadano en el programa tengo una pregunta para usted hizo titubeaer a rajoy un ciudadano nervioso y con la voz temblorosa, cuanto mas n profesional de la politica.
    HAGAN LO QUE TENGAN QUE HACER YA NO SOLO SI QUIEREN CONSERVAR EL PODER, SINO POR QUE LO MEJOR PARA ESPAÑA ES QUE NO VUELVA A COJER EL PODER LA DERECHA CAVERNARIA QUE TENEMOS POR QUE PERDEREMOS TODOS.

    Anónimo dijo...

    Posiblemente ZP pueda hacer más cosas, para salir de esta crisis, pero no creo que muhcas mas y mejores que las alternativas que pueda ofrecer el PP u otro partido.

    No nos queremos dar cuenta que estamos ante una crisis galopante a nivel mundial, si los paises que están por encima de nosotros 20 veces a niveles economicos, sociales, etc. lo están pasando mal, nosotros es logico que estemos mucho peor.

    Dudo mucho que si tuviesemos otro gobierno estariamos mejor. EN cambio a la oposición le beneficia enormemente esta coyuntura porque si en tiempos de ultrabonanza, no paraban de criticar y manifestarse, ahora ya la oposición de acoso y derribo es totalmente kamikaze.

    Zp tiene casi 3 años para enmendar o al menos suavizar este periodo de vacas flacas, si no es así en la proximas lo tendrá muy dificil ganar, lo cual por una parte tiene uno curiosidad de que si gana el señor Rajoy (cosa que dudo) vea los "milagros" que nos vaticina la oposición para arreglar todo este barapalo.

    Leonardo dijo...

    De la remodelación del gobierno llevada a cabo por Rodríguez Zapatero me queda un sabro agridulce.
    No me gusta la marcha de Soria. A pesar de sus escasas competencias creo que lo estaba haciendo relativamente bien y es bueno tener en los ministerios a personas expertas en la materia. Trinidad Jiménez no me despierta nada de confianza. Me recuerda a Bibiana Aido, mueve mucho aire pero no hace nada.
    Elena Salgado me parece una buena elección e igualmente la de los señores Chávez y Gabilondo. Creo que van a darle un nuevo y necesario impulso polítio al gobierno.
    Asímismo, coincido con la mayoría en que es necesario un nuevo portavoz parlamentario. El cambio Rubalcaba-Alonso sería ideal.
    Por último decir que el nombramiento de Pepe Blanco me deja bastante frio. Sin embargo no sé qué persona podría haber ocupado ese cargo con tanto desgaste.

    Anónimo dijo...

    Tremenda perorata la tuya Peperufo para decir algo que se explica en muy pocas líneas.
    ZP está perdiendo los papeles a marchas forzadas,al final efectivamente voy a terminar por convencerme de que aunque sea un hombre de buena voluntad es un sujeto con muy pocas luces y ciertamente incapaz de ver más allá de sus narices.
    Los fachas deben estar frotándose las manos.En esta ocasión ZP si es el culpable.Una pena.

    Anónimo dijo...

    Como siempre genial tu reflexión, normalmente siempre hago un resumen de lo que tú publicas para hacerlo llegar a mis conocidos. Todos los días espero con ansia un nuevo artículo tuyo. Gracias por abrirnos los ojos.

    Anónimo dijo...

    Hola Pepe Rufo.
    Muy de acuerdo con tu artículo.
    Yo creo que, tal como dijo Felipe González: ZP es un hombre con mucha suerte.

    Esta gobernando por la coyuntura que le ha tocado. El 11M, el Yack42, chapapote, la guerra de Irak...

    LO nefasto de la última legislatura de Aznar, fue lo que le dió el paso a ZP para estar gobernando.

    No se lo ha ganado por mérito propio, sino por los desastres del PP.

    ZP es un hombre de principio, con valores, por eso ese impulso social con los matrimonios homosexuales, la ley del divorcio, la ley de dependencia, lucha contra el maltrato a las mujeres, etc, etc. Pero no tiene un proyecto económico firme, ni tiene astucia.

    Le sobra talante, y para luchar en este campo político contra una derecha recalcitrante: lo que se necesita es mucha astucia, inteligencia y agresividad política.

    ZP le falta estrategia y un rumbo firme. En Murcia ha sido un gran error no dejar trabajar a Narbona. El proyecto agua está perdido, aniquilado. Al Psoe le pasa que no sabe si viene o si va. Totalmente perdido en Murcia.

    El tema del agua es clave y no ha sabido, ni veo que tenga las ideas claras en ese aspecto.

    La crisis es y sería con cualquier tipo de gobierno, y le va a pasar factura. Los mensajes sobre salir de la crisis están carentes de ideas. Sigue las consignas del G20 y por donde sopla el viento. Y ya sabemos que el viento sopla para refundar el capitalismo.

    Lo que puede que le pase al PSOE es que pierda los votos prestados para evitar que la redecah no gobierne. Mucha gente se quedará en la casa y no irá a votar, si ZP no despierta ilusión.

    Ultimamente está adquiriendo una imagen de hombre blando, sin estrategias innovadoras, y desorientado. La suerte que todavía tiene es que Rajoy está de lider, que es nefasto total...que si le tocara un lider carismático , ya estaría listo de papeles, para comenzar en pensar en ser oposición.

    Un saludo

    marcela

    Anónimo dijo...

    Aqui los únicos que trabajan son los corruPPtos, que no paran, ni remodelan sus filas, al contrario mantienen en ellas a los IMPLICADOS. ¿Por cierto, qué sabeis de la ppresunta venta de agua alegal de agua en Fuente Alamo de manos de familiares directisimos de su PPoPPular alcaldesa? ¿Qué se sabe de esos médicos cartageneros que trabajan en dos sitios al mismo tiempo y en cima cobran por ello?, ¿qué med decís de las guardias que se apuntan dedicandose a otros negocios?. Esos y no otros son los únicos culpables de la crisis mundial. Seguro que para alguno de los seres mononeuronales que más arriba han vomitado la culpa tambien es de Z.P., pero por bien pensado!