Twitter @Peperufo

    Sigueme en Twitter

    viernes, 26 de junio de 2009

    LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE BÁRCENAS



    En el PP están muy contentos porque el llamado caso Bárcenas, el tesorero del partido que está siendo investigado por el Supremo por un supuesto delito de cohecho y contra la Hacienda Pública, no puede compararse con el caso Filesa de financiación ilegal que tanto daño hizo al partido socialista en la década de los noventa.

    Al menos eso es lo que ellos presumen. ¡Qué suerte, estamos rodeados de presuntos chorizos, pero por fortuna no lo repartían con nadie, ni con el partido! Mariano Rajoy, fino profeta de los males que se nos avecinan al resto de los mortales, ha recogido con alivio que el Supremo apunte hacia Luis Bárcenas y el también aforado Jesús Merino, como chorizos pro domo sua, y no para enriquecer a todo el PP. Se aferra a esta teoría porque un Filesa en el Partido Presunto (PP) sería su tumba definitiva.

    Pero la teoría tiene sus vías de agua. Viendo que Luis Bárcenas, a pesar de las evidencias, no dimite de sus cargos, ¿por qué Rajoy no se atreve a ponerlo de patitas en la calle? ¿Qué delitos tendrá que cometer un militante, según la doctrina Rajoy, para que el Partido Presunto destituya a uno de los suyos? ¿Qué secretos guarda Bárcenas, que ni dimite ni le destituyen, con el daño que su particular manera de hacer negocios provocaría en la imagen de cualquier otro partido?

    Quizá no se trate de otra cosa que de pura estrategia. La clave estaría, nuevamente, en que desde que ha descubierto que la corrupción acarrea votos, el PP ha decidido no matar la gallina de sus huevos de oro. Si esto es así, de aquí a las próximas generales podríamos ver a toda la militancia robando como locos.

    Y no por vicio, sino por disciplina y estrategia electoral. Y con la indulgencia de sus obispos de cabecera, porque, al parecer, robar no es pecado.


    7 comentarios:

    Juan dijo...

    Sí es pecado, pero pagando la correspondiente indulgencia los pecados son perdonados. Y sólo paga indulgencia el que es ciudadano español de bien, católico, apostólico y romano. Los demás tendrán que confesar y expiar sus pecados.

    luis dijo...

    La revista Época cuenta en su último número un inquietante choque dialéctico en un restaurante madrileño entre Luis Bárcenas, investigado por el Supremo por posible cohecho y delito fiscal, y el jefe de la Policía Judicial, Juan Antonio González. Después de coincidir casualmente en la marisquería Rianxo y de que le indicaran quién era González, Bárcenas espetó que “este es el hijo de… que me está persiguiendo”, presentándose ante él como una víctima de Rubalcaba. El tesorero fue más allá, al espetar al comisario que “yo sé quién es usted” y le dio detalles de la vida de su mujer, su yerno y sus hijos. El popular, que estos días va pregonando a sus compañeros de partido que de “ésta nadie se va a ir de rositas”, ahora se jacta de que “el policía se fue de la comida con algunas dudas sobre mí”.
    Extraido de elplural.es
    Sin comentarios.

    Anónimo dijo...

    AMEN.

    Anónimo dijo...

    AMEN.

    Angel Vallejo dijo...

    De momento (ojo, de momento) parece que, efectivamente, el caso no es de financiación ilegal del PP, sino sólo de financiación de algún pájaro.

    Por eso, insisto, de momento, no se puede hablar de que haya un caso de financiación ilegal.

    Sí lo hubo (con sentencias firmes) en el caso del PSOE en los noventa (al menos en los noventa) y eso es algo que no se puede negar a estas alturas.

    De todas formas no sé que tiene que ver FILESA ahora, y tampoco sé qué tienen que ver las alusiones a la iglesia en ese supuesto.

    Parece que el autor del post no es capaz de hacer una crítica directa (y eso que hay motivo más que de sobra) al PP sin mencionar a la iglesia (lo que para mí es un síntoma obsesivo) y a los pasados casos de financiación ilegal del PSOE (lo que para mí es un síntoma de un complejo de culpabilidad aún no superado).

    Saludos

    Anónimo dijo...

    Para Luis:

    Eso que cuenta Epoca, debe de ser porque el muchacho Bárcenas, sigue teniendo el privilegio de la inmunidad parlamentaria, si no no lo hubiera dicho ni lo hubiera hecho.

    Y para que Bárcenas, como supuestamente él dice, sea una víctima de Rubalcaba, se necesita una cosa que, estoy plénamente seguro que no ha ocurrido:

    Rubalcaba le tenía que haber cogido la manita y habersela metido en la cajita B de las empresas de la trama Gurtel, haberse asegurado de que pringaba bién, haberle empujado los deditos hasta cerrarla con un suculento montón de billetitos entre palma y deditos y haberle retirado el bracito.... Haberle acompañado, con los pasos intermedios que procedan, al paraisito fiscal y haberle obligado a hacer un depositito.

    ¿VICTIMA DE RUBALCABA? ¿POR QUÉ LOS LADRONES EN ESTE PAIS SIEMPRE LE LARGAN LA CULPA A OTRO?

    Y mientras tanto el PP buscando contrabalancear el asunto, acusando a diestro y a siniestro, sin aparentes pruebas, de lo que ellos mismos hacen.

    ¡¡¡QUE MORRO!!!

    Y es que, aquellos lugares en donde robar una gallina para comer son 4 años de carcel, a poco gordita que esté mientras estos pájaros de guante blanco no solo no están mal vistos, sino que reciben el apoyo de un partido político, de su lider Rajoy, de su ex-lider y cómplice con su silenciao Aznar y de muchos millones de españoles de bien, estamos apañados.

    REFORMA YA DEL CODIGO PENAL, URGENTE, PARA CASTIGAR A LOS POLITICOS CHORIZOS, COMO LADRONES Y TRAIDORES AL PUEBLO.

    Ya se que grito, ya se que no me van a escuchar, pero mientras eso no ocurra, este pais seguirá teniendo tal déficil de democracia que se seguirá llamando ESPAÑA DE TORO Y PANDERETA.

    Anónimo dijo...

    A Angel Vallejo:

    Sí, este es un pais en el que, como ya se ha comentado muchas veces en este blog, los cerebros de la política no distinguen entre responsabilidades de tal carácter y las penales.

    Sí, señor Vallejo, en los 90 hubo sentencias contra miembros del PSOE por financiación ilegal del partido y yo, que soy socialista y socialista de base, no me siento, precisamente, orgulloso de todo aquello.

    Y yo le pregunto ¿Qué pasa aquí, que PSOE y PP llevan trenes parecidos, montajes parecidos y orquestaciones parecidas y unos roban y los otros no?

    Sr. Vallejo... No, eso no puede ser. Aquí fallan algunas cosas y esas cosas deben ser dos:

    a) El sistema.
    b) La vocación "democrática" que tras más de tres décadas de democracia, sigue brillando por su ausencia en el Partido Popular (ejemplo sobran y si quiere se los citaré).

    Pero aún así, hay diferencias. Parece ser que el dinero de la financiación ilegal del PSOE en los 90, no salió de la Patria. Mientras que el del caso Gurtel hace proselitismo de la patria en lejanos paraisos fiscales.

    Yo, socialista, me siento orgulloso de que, por ejemplo, el juez Garzón, contribuyera a limpiar al PSOE.

    Los señores del PP, le atacan en lo racional y lo irracional, porque -y a los indicios racionales me remito- parece ser que sí que existen para imputar a altísimos cargos del PP.

    ¿Pero qué es el PP? Pues vamos a decir que la derecha "democrática" española (y permítame que me ría, cuando en las últimas horas, varios dirigentes madrileños del partido y concejales del Ayuntamiento de Madrid, se ausentaron de un pleno para no tener que votar el que a un Dictador se le retiraran los honores concedidos durante su dictadura). Vale, al fin y al cabo, la derecha.

    La misma derecha que, entre 1939, si no antes y 1975, estuvo robando a diestro y siniestro por el territorio patrio... O ya no se acuerda usted del hermanísimo Nicolás, o del cuñadísimo Secretario del Caudillo, o de MATESA o de aquel caballito de mar que adornaba aquellas famosas promociones inmobiliarias en la Costa del Sol.

    ¿Tampoco recuerda usted cuando "la collares" con el marido agonizando, trasladaba en convoyes militares bienes a Suiza? Yo si me acuerdo y de cómo nos enteramos los españoles cuando uno de esos convoyes fue detenido en la frontera francesa.

    Otros, los del régimen legítimo el 18 de julio de 1936, en los mismos casi 40 años, fueron expropiados de sus legítimos bienes ¿Sabe usted a quienes me refiero, verdad?

    Pues esos, eran, son y serán demócratas y, como yo, nos alegramos de tener nuestras filas limpias y cuanto más limpias mejor. ¿Puede usted demostrar semejante alegría?

    Ahora bién, si me sale usted con que fue en el 34, cuando se dió el golpe de estado, se lo diré con la misma sinceridad que le he dicho lo demás: Que le den a usted por culo y, si es posible, que le de Pío Moa.