Twitter @Peperufo

    Sigueme en Twitter

    jueves, 28 de febrero de 2008

    POLÍTICOS COBARDES: PILAR BARREIRO, NUMERO 1 DEL PP AL CONGRESO POR LA REGIÓN MURCIA



    La Real Academia de la lengua define "cobarde" como "Pusilánime, sin valor ni espíritu". Un político cobarde, sin valor ni espíritu, no es lo más deseable para representar a los ciudadanos; este es un punto en el que todos, tengamos la ideología que tengamos, podríamos estar de acuerdo. Así, de la misma manera, nadie quiere tener policías cobardes que se amilanen frente a los delincuentes, ni abogados temerosos en la férrea defensa de su cliente, ni médicos que se paralicen a la hora de tomar una decisión, ni jueces acobardados en la lucha contra la corrupción. Podríamos estar todos de acuerdo en que ésta, la cobardía, es uno de los peores defectos que puede tener un cargo público que tiene como cometido principal defender los intereses de sus representados y/o clientes. Cuando nos ceñimos a la política, una dedicación no profesional que no necesita título o especiliazación, es decir, que nace de la simple voluntad y libertad de cualquier ciudadano para ejercer la función pública, el valor político adquiere una dimensión tan o más crucial, pues el compromiso, la valentía y la convencida defensa del interés general que lleva a muchas personas a presentarse a la política llevan aparejado, al menos se sobreentiende, el coraje político que se presupone para defender los intereses de los ciudadanos.

    En la Región de Murcia tenemos gobernantes mediocres, muchos de ellos en el filo de la espada de la Justicia. También tenemos, y de eso nos sobra, políticos sin escrúpulos que mienten y manipulan informativamente para engañar a los ciudadanos, además sin rubor. Sí, ocurre tambien en otros puntos de la geografía española, pero nuestra densidad de fariseos es exageradamente alta en una Región tan pequeña. Lo que no sabíamos hasta esta campaña electoral es que teníamos, además, nada más y nada menos que a toda una número 1 por el Partido Popular para el Congreso de los Diputados que "peca" de cobarde, pusilánime ella porque rehuye el debate electoral con el candidato socialista Mariano Fernandez Bermejo, un debate que otros compañeros de partido exijen y alaban en otras comunidades autónomas. La especial gravedad del asunto no debe pasar desapercibida: quien se niega a debatir no es el número 5, es la cabeza de lista, la que será la más importante representante de los murcianos en la cámara baja por el Partido Popular. Entonces si es tan incapaz de defender dialecticamente las posiciones de su partido, ¿por qué la colocan como número 1 y no en un peldaño inferior en las listas?

    La falta de transpariencia es otro pecado capital en el ejercicio político. Es todo un fraude a los ciudadanos de la Región de Murcia, se mire como se mire. Las excusas que se han deslizado son curiosas: no darle publicidad al ministro (como si fuese un desconocido), no entrar en un circo médiatico (tienen como número 2 a Martinez Pujalte), que Bermejo no es nadie porque no conoce la Región (Elvira Rodríguez encabezó las listas del PP en 2004 y no era murciana), que Pilar Barreiro prefiere dedicarse a recorrer esta tierra para dar a conocer su programa electoral (le falta decir que carretera y manta); y las que vendrán por el camino. Estos hipócritas de la doble moral tienen recursos para aburrirnos durante décadas. Así pues tenemos a una cabeza de lista que huye del debate y que además tiene la poca, escasa vergüenza de reconocerlo publicamente. No se entiende esta actitud cuando el propio presidente Valcárcel, y lo cortés no quita lo valiente, fue el primero en ofrecerse a debatir con Pedro Saura en la campaña electoral del 27M. No se entiende cuando el líder de Génova Rajoy y los principales gallos del PP llevan semanas exigiendo, a la que vez que descubriendo, las bondades del debate cara a cara. ¿Qué le pasa a Pilar Barreiro? ¿Le viene grande el cargo?

    Lo que le sucede a Pilar es muy sencillo, basandonos en hechos: es una política cobarde que da la espalda a los ciudadanos de la Región de Murcia, una pésima, aún antes de pisar el Congreso, representante para los murcianos. Alguien debería preguntar hoy en Murcia al señor Rajoy qué le parece la negativa de su candidata a debatir. Lo más decepcionante de esta historia no queda ahí. Como en el Partido Popular, aunque no lo parezca, aún les queda una pizca de vergüenza torera, y aprovechando que tienen a Martinez Pujalte montando el "circo" (esta vez sí señora Barreiro, mire sus filas), han acordado lanzar una campaña de desprestigio personal, repito, personal, contra el ministro Bermejo, a la usanza del partido republicano americano, muy dado a sacar trapos sucios de la vida privada de los candidatos demócratas: que luego el rumor sea cierto o no no poco importa, lo que se busca es crear un impacto a pocos días de la cita con las urnas. Si no puedes con las ideas del rival, húndelo en los personal. Este es el planteamiento de los señores de la guerra y los pies encima de la mesa.

    La jugada muy clara: para tapar las vergüenzas de la señora Barreiro se pone en marcha la maquinaria mediática afín a su partido. Primero El Mundo nos deleita con una "exclusiva" sobre el "pisito" del candidato Bermejo (falso) y unas reformas que se venden a bombo y platillo como espectaculares. Poco importa que esas reformas sean necesarias y que ese piso no sea propiedad de Bermejo, si no del Estado. Le sigue a todo esto una campaña mediática que trata de presentar al ministro socialista como un radical, cuando todavía no le hemos oído a este señor una palabra más alta que otra desde que aceptó su candidatura por Murcia. A él, sí, a él, los que le tildan de "radical", le han llamado de todo: chantajista, que no tiene nivel, que no tiene conocimientos, que tiene un talante propio de un dictador como Chavez, que no respeta a nadie, y lo más grave, que es un "fascista mafioso", literal, lo ha dicho un diputado del PP, lo que leen.

    Lo último y quizá lo más repugnante ha sido meter en campaña, con la colaboración de los neocon madrileños del Partido Popular, a la mujer del candidato socialista. Una persona ajena a la lucha política y que no se presenta por ningún partido. Varios medios de comunicación se han hecho eco de un video en el que dicen que podemos ver a la mujer del ministro bailando la noche del inicio de campaña a pesar de estar de baja por una lumbalgia. Es sorprendente la capacidad de esta derechona para mentir, falsear y jugar sucio. Aquí les dejo el video para que ustedes juzguen si esta mujer, que se acerca a besar a su marido, estaba bailando o simplemente haciendo palmas. Puede que seamos tontos, pero ciegos no:



    Saquen sus conclusiones. No se puede caer más bajo. No se puede tener menos corazón. ¿Vale todo en política? No, y seguro que la señora Barreiro está de acuerdo, porque aunque sea cobarde, es inteligente, tiene familia e hijos. No le gustaría a ella, ni a ninguno de los impresentables políticos que han jugado con una mujer ajena a la lucha política (y además enferma), que se sacase a la luz pública la vida privada y personal de sus allegados. Porque además de ser un golpe bajo, más grave si cabe es cuando este tipo de informaciones se basan en mentiras; es un ejercicio cínico y evidente de debilidad argumental. Es naa política negra, más propia del KGB que de una democracia consolidada como la nuestra.

    Barreiro no debate en definitiva porque sabe que Bermejo es hábil y está preparado para dejar en evidencia las mentiras populares con el agua, el Ave o la corrupción urbanística. No les interesa que se descubra en directo el engaño masivo al que han sometido a los murcianos durante tantos años. El Partido Popular murciano ha perdido pues la poca decencia moral que les quedaba, esa que luego dicen practicar en misa los domingos: no es muy cristiano este último ataque feroz al corazón de una persona, que no del candidato, señoritos del PP. Se descalifican solos. Asco de políticos cobardes, no merecen un solo euro de nuestros impuestos. Ya os conocerán, que no os quepa duda. Me quedo con los valientes. De esos algunos quedan. Se cree el ladrón que todos son de su misma condición.


    7 comentarios:

    Anónimo dijo...

    Lo de las críticas a Bermejo se hubieran producido igual, cualquier excusa es válida para denostar a la oposición y/o a cualquier representante del gobierno de ZP. Ya lo ha dicho el PP en varios comunicados de prensa: "Es mejor que no vengan a Murcia", refiriéndose a Solbes también. En fin, territorio comanche, al que consideran su feudo. Ahí también está su debilidad, tienen miedo a ser cuestionados, y no quieren dar cuenta a nadie de su gestión.

    Elena

    Jack Blake dijo...

    Yo creo que, existen políticos desagradables, que llegan a serlo tanto, que no distinguen que estan ante un auditorio para demostrar lo desagradables que pueden ser, aúnque sea criticando al adversario. Hay algunos, en que su propia voz es de por si sóla desagradable. El ejemplo de esto lo tenemos en la actual alcaldesa y candidata al congreso por Murcia que se niega a debatir con Bermejo. Pero, esa desagradable política, creo, me parece que tiene un par de pelotas.
    En cambio el Sr. Bermejo, a mi personalmente me parece que, quienes le eligieron en su partido, ya le eligieron por lo desagradable que es, para que con esa cualidad sirviese de azote al PP. Hay que ser objetivo, para negar lo contrario. Y mucho más, cuando estamos hablando de una persona que, por su cargo o trabajo, conoce el derecho, conoce la oratoria, y conoce los derechos fundamentales que hablan del respeto a los demás. Esta mañana, oía de refilón a la Sra. Barreiro en un mitin. Jamás en mi vida escuché algo tan desagradable, por su tono de voz, y porque quien la oyese, se podía sentir ofendido por el trato recibido en sus pabellones auditivos. Pero, es que Bermejo, la deja a la altura del betún, en lo desagradable y en todo lo demás. ¿A quien votar entonces?. Que la macarena nos pille confesados, lo estan poniendo dificil. Pero a Bermejo, nunca. Si fuese a Pepiño Blanco, o a Alfonso Guerra, esos eran desagradablemente graciosos, pero es que Bermejo no tiene nada favorable. Me da pena que una persona, alguna vez sea capaz de darse cuenta de lo desagradable que es. Llegado ese día, se hundirá en la miseria. Pero c´est la vie, un mercadeo de cosas desagradables. Un saludo.

    Anónimo dijo...

    Escuché en la COPE a César Vidal, atacando de forma despiadada a la señora de Bermejo, diciendo que se desmelenó y bailaba como una posesa, ahora viendo el video de ellos mismos, veo que el P.P. es una panda de mentirosos, difamadores y calumniadores, con un mensaje dirigido a unas bases fanáticas y poco instruidas. Buenas noches y buena suerte!

    Anónimo dijo...

    No tienen verguenza estos pepesunos, hay que defenderse votando, hay que ir a votar coño !!!

    Anónimo dijo...

    BERMEJO es un crack por ese se ponen nervioso y le muerden. En cuanto a la BARREIRO, solo espero que algun dia pague lo que ha hecho donde procede, ya me entendeis.........

    demo dijo...

    progres, en una semana, zas, Rajoy presidente :))

    luis dijo...

    Vale demo, tomate la medicacion, y descansa un poquito.