Twitter @Peperufo

    Sigueme en Twitter

    viernes, 15 de septiembre de 2006

    INFORMES QUE EXISTEN, INFORMES QUE NIEGAN CONEXIÓN ENTRE ETA Y AL QAEDA.
















    La Policía reconoce que hay cinco informes sobre ETA y el islamismo, pero niega toda vinculación con el 11-M

    “Existen y están en el juzgado, pero en ninguno de ellos se vincula a ETA con el 11-M”. Mandos del Cuerpo Nacional de Policía -algunos de ellos que ocuparon importantes cargos en la lucha antiterrorista durante el último Gobierno de José María Aznar- reconocían ayer a El Confidencial que en los dos años y medio de investigación sobre la masacre de Madrid se han elaborado, al menos, cinco informes en busca de supuestos vínculos entre miembros de ETA y los autores de la matanza de Atocha, y que en todos ellos la conclusión fue la misma: dichas conexiones no existen.

    Estas mismas fuentes negaban además que ninguno de los documentos elaborados sobre dicha cuestión hubiera sido extraviado y, mucho menos, hecho “desaparecer”, como apuntaba ayer el que fuera director general de la Policía cuando se produjo el sangriento atentado, el ahora europarlamentario popular Agustín Díaz de Mera. Desde el propio Ministerio del Interior varias fuentes aseguraban ayer a este diario “estar muy tranquilas” porque todos los informes “están en manos del juez Juan del Olmo desde hace tiempo”.

    El Confidencial intentó sin éxito durante todo el día de ayer ponerse en contacto con el ex alto cargo de Interior para que aportara datos que corroboraran las graves acusaciones que lanzó ayer en la radio, pero éste no respondió a las llamadas. Otras fuentes del PP a las que este diario les pidió datos concretos sobre el misterioso informe reconocieron no tenerlos y, de hecho, aseguraron no saber siquiera cuál era el contenido del mismo, aunque insistieron que el polémico documento existía porque “hay gente” que lo ha visto.

    Cinco informes, una conclusión

    De los cinco informes que la Policía reconoce haber elaborado sobre la presunta relación de ETA con el terrorismo islamista, el primero se inició cuando el Ministerio del Interior aún estaba en manos de Ángel Acebes y su equipo, en funciones tras la victoria electoral del PSOE. Éste documento detallaba las relaciones históricas existentes entre ETA y grupos revolucionarios árabes, principalmente palestinos y yemenitas, con algunos de los cuales llegó a compartir campamento de entrenamiento terrorista hace décadas.

    Posteriormente, la Dirección General de Instituciones Penitencias redactó otro sobre las supuestas conexiones existentes entre los presos etarras y reclusos islamistas gracias a los datos recopilados en las intervenciones de las comunicaciones que somete a los reclusos terroristas. Dicho documento concluía que las puntuales relaciones encontradas eran meramente personales, propias de gente que comparte espacio en la cárcel donde cumplen condena. El informe, según fuentes policiales, fue actualizado posteriormente con la misma conclusión.

    Un tercer informe, fechado el 4 de diciembre de 2004, analizaba la posible conexión entre los etarras que intentaron introducir en Madrid una furgoneta bomba en febrero de 2004 y los integrantes de la célula integrista que trasladaron la Goma-2 utilizada en la masacre desde Asturias a la capital. Una hipótesis que descartaba totalmente. Un cuarto, también con la misma fecha de elaboración, subrayaba la inexistencia de conexiones entre el comando de la banda armada que colocó un coche bomba en un parking de Santander el 3 de diciembre de 2002 y la trama asturiana que facilitó los explosivos a los islamistas del 11-M.

    2 comentarios:

    Anónimo dijo...

    nada nuevo el Pedro José world peperufo...

    Overlord dijo...

    zp presidente gracias a 200 muertos...