Twitter @Peperufo

    Sigueme en Twitter

    lunes, 12 de marzo de 2007

    JUICIO DEL 11-M: LAS MISERIAS DEL PARTIDO POPULAR AL DESCUBIERTO.



    Juicio por el mayor atentado en España - 11-M

    El juicio del 11-M destapa los agujeros en la seguridad del Estado durante el Gobierno del PP

    Policía, Guardia Civil, servicios secretos y Ejecutivo infravaloraron los datos de que disponían sobre la amenaza islamista


    ELPAIS.

    La matanza del 11-M, de la que ayer se cumplieron tres años, fue, sin duda, un fiasco colectivo de la lucha antiterrorista. Y de otros también. Policía, Guardia Civil, Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y sus jefes políticos del Gobierno de José María Aznar estuvieron muy cerca de los islamistas radicales que perpetraron la masacre y de la trama de los explosivos. Las declaraciones de los primeros testigos del juicio que se celebra en la Casa de Campo de Madrid han abierto la caja de Pandora que ya se creía cerrada desde la comisión de investigación parlamentaria. Una caja llena de informes de amenazas de Al Qaeda infravalorados, las investigaciones sobre islamistas fallidas, confidentes de doble dirección, una brutal descoordinación policial, una mina de explosivos descontrolados... Un agujero de seguridad que, a día de hoy, el Gobierno del 11-M, del PP, aún no ha reconocido.

    La comisión de investigación ya demostró que lo que ocurrió en el seno de los servicios, especialmente en algunas unidades, fue "un desastre, un disparate", tal como lo definió Ignacio Astarloa, entonces secretario de Estado de Seguridad. Aunque luego dijo, como su jefe, Ángel Acebes, que en realidad no tenían ni idea de nada. Ni ellos ni los responsables del CNI, Jorge Dezcállar; Policía, Agustín Díaz de Mera; o Guardia Civil, Santiago López Valdivielso.

    Las declaraciones en el juicio y en la comisión muestran un triste panorama, donde ya ETA no aparece pero sí algunos intentos de investigadores de tapar sus vergüenzas, de que no se supiera que estuvieron cerca, muy cerca, aunque sí aprovecharon la información de que disponían para evitar nuevos asesinatos y desarticular la célula terrorista. Es decir, que estaban haciendo su trabajo con ínfimos medios materiales y personales, infiltrando a confidentes, observando a los malos, intentando detenerles, pero que no llegaron a tiempo y no quisieron que nadie supiera sus fallos. Pero ni los investigadores ni sus jefes, ni los jueces ni los fiscales de la Audiencia Nacional supieron o pudieron juntar las piezas, ni el Gobierno del PP no dio prioridad al combate local del islamista.

    - Las amenazas infravaloradas. José Luis Serrano, hoy analista antiterrorista pero entonces inspector de la Unidad Central de Información Exterior (UCIE) de la Comisaría General de Información, detalló en el juicio la escalada de la amenaza contra España. Antes del 11-M, el territorio español era considerado la retaguardia del islamismo. Pero tras las detenciones en relación con el 11-S, los servicios antiterroristas empezaron a alertar de que se podía producir un cambio, un vuelco. Lo pusieron por escrito y elevaron informes de amenaza a sus jefes.

    Serrano subrayó cómo ya el 18 de octubre de 2003, el propio Osama Bin Laden, en un vídeo difundido por las cadenas árabes, dio "su visto bueno genérico" a atentar contra intereses españoles, "en cualquier lugar y momento". España era citada directamente por su participación en la guerra de Irak.

    Entre el 22 de abril de 2002 y el 21 de enero de 2004, los Cuerpos de Seguridad, el CNI y Europol elevaron diez informes a las autoridades políticas alertando de "la amenaza terrorista de origen islamista que se cernía sobre España y otros países occidentales", según el dictamen final de la comisión de investigación, sólo fue rechazado por el PP.

    Pero el aviso de verdad fue el del atentado de Casablanca (16 de mayo de 2003, contra intereses españoles). El que era jefe de la UCIE, el comisario Mariano Rayón, elevó un informe el 23 de noviembre de 2003, que fue seguido de otro del CNI, de 10 de junio, donde se aseguraba, como detalló Serrano, que existía "un nivel de alarma bastante crítico de un atentado contra España".

    - Investigaciones fallidas. Las investigaciones permitieron conocer, ya en 2001, que un tal Mustafá el Maimouni, preso hoy por el atentado de Casablanca, y Mohamed el Egipcio, procesado en este juicio y ya condenado por terrorismo en Italia, "recompusieron los grupos de fanáticos dispuestos a vengar la detención de su jefe", Imad Eddin Barakat Yarkas, Abu Dadah. El nexo entre ellos era Serhane Ben Abdelmajid, El Tunecino. Los policías han confirmado en el juicio que ya en 2002 se les vio reunirse en la casucha de Chinchón que fue la morada de los terroristas del 11-M. "Pero como se creían controlados e infiltrados, dejaron de reunirse".

    El día de los atentados seguían abiertas siete investigaciones, centralizadas por la Audiencia Nacional, fundamentalmente por el juez Baltasar Garzón. Personas como las ya citadas o Jamal Zougam, Mohamed Larbi Ben Sellam (procesados), Mohamed Afallah (se le da por muerto en Irak), Said Berraj (huido) o Allkema Lamari (muerto en Leganés y que estaba en libertad por un error judicial) fueron investigadas. Pero, como han puesto por escrito mandos políticos, policiales, jueces y fiscales, "ningún indicio se detectó en ese momento" contra ellos "que permitiera proceder a su detención por la policía o solicitar la misma al juzgado o la fiscalía de la Audiencia Nacional".

    Estos hechos tienen dos lecturas. Una es la que sostienen los policías que investigaron entonces y ahora: que los servicios estaban haciendo su trabajo, infiltrando a confidentes, observando a los malos, intentando detenerles, pero no llegaron a tiempo, porque ni ellos ni sus jefes supieron juntar las piezas. La otra, alimentada por los defensores de la teoría de la conspiración mutante, es que los servicios estaban formados por una banda de delincuentes, conjurados para matar, pero dirigidos por los mismos políticos que dicen quería derrotar. Lo que ha quedado claro es que, tras el 11-M, utilizaron todas las informaciones que tenían para evitar nuevas muertes y que, si hubiera sido por ellos (guardias, policías y agentes del CNI), hubieran optado por que no se supiera que habían fallado.

    - La crisis de los confidentes. Ya han declarado los tres confidentes oficiales que han aparecido en el 11-M: José Emilio Suárez Trashorras, Rafá Zohuier y el testigo protegido más conocido como Cartagena. Los tres han dicho lo mismo, que fueron poco menos que marionetas en manos de los servicios, que no les hicieron caso a sus alertas, que lo que dijeron en un principio no es verdad, porque la única es la que han dicho en el juicio, que todo lo anterior fue mentira. Trashorras ha dicho que su amigo policía de Avilés, el inspector de estupefacientes Manuel García Rodríguez, Manolón, estaba al cabo de la calle de todo, de sus andanzas con Jamal Ahmidan, El Chino, uno de sus proveedores preferidos de hachís. Zohuier, que avisó de que había trapicheos de explosivos pero en un momento determinado dejó de hacerlo, subrayó que Víctor, su controlador de la Unidad Centro Operativa de la Guardia Civil, estaba perfectamente informado de los trapicheos de sus amigos asturianos.

    Cartagena fue mucho más allá. Acusó a dos agentes de la UCIE, Guillermo Moreno Lete, al que llamaba Rubio, y Antonio Jesús Parrilla, Manzano, a quienes señaló como sus controladores, de hacerle chantaje, de haber intentado que se metiera en el piso de Leganés para morir. Incluso de haberse reunido en un Vips con El Tunecino, un año antes del atentado. Según contó, tras los sucesos del 11-M oyó cómo uno de los agentes decía "como este moro hable, la hemos cagado". Es decir, que si lo que dice es cierto, le habrían presionado para que ocultara la autoría islamista porque, tal y como dijo, lo que se le pidió es que recabara todos los datos que pudiera del Tunecino, Zougam, Lamari, Maymouni... "Pero de atentar, atentar, no avisé; sólo de que El Tunecino buscaba mártires", aseguró. Y también que un etarra iba repartiendo teléfonos de ETA en los calabozos de la Audiencia Nacional y de que en una mezquita se habló de la posibilidad de pedir ayuda a los "incrédulos", sobre todo a ETA, para conseguir explosivos. Cartagena apuntó y disparó también al primer testigo policial, a Serrano, miembro de la UCIE, quien antes había negado haber tenido trato alguno con El Tunecino.

    - El descontrol de los explosivos. Un vídeo rodado por la Guardia Civil en la mina Conchita tras los atentados no deja dudas. Quien lo supiera y quisiera, podía pasarse por la mina y recoger explosivos, Goma 2 ECO y EC, que estaba tirada por doquier y kilos. Es decir, que el control de los explosivos, responsabilidad de la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil, era, como mínimo, muy deficiente. Quedó más que claro en la comisión de investigación del Congreso que tampoco hubo interés político en ese control. Se consideraba suficiente la vigilancia. Y eso a pesar de que no se investigó el origen de los explosivos (16 cartuchos de Goma 2 ECO contaminados con DNT) hallados en poder de la trama de traficantes de Suárez Trashorras y su hoy ex cuñado Antonio Toro Castro en 2001, una operación de la Jefatura Superior de Policía de Asturias. Tampoco se llegó a nada en las pesquisas de la UCO y las comandancias de la Guardia Civil de Oviedo y Gijón sobre los avisos de Zouhier de que los ex cuñados iban ofreciendo explosivos al mejor postor.

    - Ni coordinación ni medios. Si todo lo antedicho se sabía antes del 11-M, ¿es posible que nadie supiera cuadrarlo, tener una visión de conjunto?, ¿es que nadie se dedicaba a coordinar esfuerzos? El hecho es que ni esas informaciones e investigaciones, ni las que llevaba la Brigada Provincial de Madrid sobre islamistas antes de los atentados; la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de Madrid, que estaban investigando los trapicheos de El Chino, ni las recabadas por jueces y fiscales de las audiencias de Madrid y Asturias, la Nacional y un juzgado de Alcalá de Henares, sirvieron nada más que para conocer una enormidad de detalles sobre los autores de los atentados, pero con posterioridad a los atentados. Tampoco se llegó a nada por las pesquisas del CNI, entonces dirigido por Jorge Dezcállar, hasta ahora el servicio que más indemne ha salido de la purga de los fallos, dado que el carácter secreto de su trabajo le ha permitido mantenerse al margen. Y eso a pesar de que sus miembros, si se les preguntaba, presumían de tener la mejor información casi de Europa sobre terrorismo islamista.

    Comentarios.

    13 comentarios:

    Daijun dijo...

    El intento de engaño masivo que intentó el pp para no perder las elecciones ha salvado la cara mediaticamente hablando a la policia y la guardia civil, haciendo que la atención se centre en las mentiras del pp en vez de en los grandes fallos de los cuerpos de seguiridad del estado.

    Hay que darles un pequeño palo a la policia y la guardia civil.

    Anónimo dijo...

    Como dijo un afectado por los atentados, es penoso que llamen a declarar a tres etarras y no sienten en el banquillo a Aznarin y su secuaz Acebes.
    Pena de pais.

    demo dijo...

    Ya veremos como termina el asunto progres....

    PPerdidos dijo...

    Demo: el asunto está "terminado". La verdad que la AVT tanto pedía (y aún pide) al gobierno del PSOE ha salido a la luz. No cabe ya duda de la autoría islámica del atentado.

    A ver qué mentira se inventan ahora los PePeros para seguir diciendo que ETA estaba detrás. ¿Dirán que Bin Laden es en realidad De Juana? Capaces son.

    Pepeinverecundia dijo...

    Pues cómo va terminar demo, si todos lo sabemos ya: Pues con ZP en el banquillo de los acusados por poner las bombas con ETA y AL-QAEDA. Aznar cantando el himno nacional en la Plaza de Oriente y tú refregando en el blog de Peperufo lo mucho que nos advertías.
    De todas formas no sé por qué te noto un poco mosca, cuando deberías estar cantando victoria por la "hermosa" marcha de Madrid, uno de los días más bonitos de nuestro Salvador Patrio. Nunca estáis satisfechos con nada.

    Naki dijo...

    Esto es lo de siempre, se demuestre como se demuestre lo conspiparanoicas siempre diran que no se sabe la verdad, cuando lo que no se sabe (mayoritariamente pq no existe) es SU verdad.

    Vamos hace gracia que acusen de sectarios y luego ello se creen que hubo una conspiracion de la policia,jueces,partidos politicos,eta,la CIA,los otros servicios secretos europeos,todos los medios europeos y en general del resto del mundo en contra del PP.

    Y por supuesto a pesar de esta gran conspiracion internacional,el mundo y la cope han logrado desentrañarla para informar a todos los españoles de BIEN.

    seria risible si no fuese pq el PP los apoya y ampara.

    Tanto como quieren saber la verdad...que me expliquen:

    ¿pq ETA no revindico el atentado cuando siempre lo hizo?

    ¿pq grupos islamicos han revindicado el atentado como suyo?

    ¿pq la cia y el gobienro amerciano ayudo a esta supuesta conspiracion cuando el gobierno zapatero a ellos no le interesaba?

    ¿pq el mismo señor aznar calificio este atentado como islamista?

    ¿pq su verdad va cambiando con el tiempo: unas veces dicen que eta, otra que eta les vendio los explosivos,otros que eta fue quien los movilizo, otros que fue el PSOE quien lo metió por medio, otros que fueron lo servicion secretos marroquies?

    ¿pq si tienen tantas pruebas no la depositan frente a un tribunal y se dejan de tanto cachondeo?

    ¿pq ese interes en que sea ETA?

    ¿pq ese interes en que el resultado del juicio sea retrasado lo mas posible para que no coincida con la jornada electoral del 2008?

    ¿pq despues de decir trashorras que pagandole el mundo decian lo que fuese, los peritos dle acido borico decir que habían mentido en el informe,siguen pidiendo la verdad?

    ¿pq el PP que tanto reclama la independecia judicial no pone freno a estos ataques?

    Nada la respuesta clasica que sueltan es "queremos saber la verdad" o "os da miedo la verdad"...cuando la verdad la sabemos el resto del mundo hace tiempo....aun les duele perder la elecciones.

    Anónimo dijo...

    demonio, digo demo, tienes más fe que el Alcoyano "iba perdiendo 18 a 0 y pidió prórroga". Todavía eres de los que esperan que vuestro pedo jota se salga con sus patrañas?
    Me eviaron hace algunos meses un correo en el que decían los infelices que su pedo j tenía a más de mil personas investigando y que con lo que ya se sabía había bastante para dinamitar al gobierno. Todo esto lo sacarían a la luz cuando se acercara el tiempo de elecciones. ¡¡Qué lástima de no haberlo conservado!!
    Nos hubiéramos reído un rato de estos cantamañanas.

    Anónimo dijo...

    Demoo!!! vete a la farmacia y comprate unos botes de ácido bórico y te los atas a la cintura a ver si preparás una explosión nuclear que arrase media españa.

    kim gordon dijo...

    Jejeje, que bordes sois. Es que demo es un aficionado al cine de juicios "made in USA", alli siempre el juicio va mal, los malos ganan y en el ultimo momento el superabogado bueno, que esta enamorado de la fiscal y hace babear secretamente a la super estricta jueza negra, acaba desmontándolo todo con un discurso demoledor.

    ¿Quien será el superheroe? A lo mejor Alcaraz, Pedro J o Fedeguico montan un bufete de urgencia y destrozan al juez y a la fiscal en el ultimo suspiro. Zaplana e Ignacio del Burgo como chicos que llevan el café tambien quedarian bien.

    Y por supuesto el super investigador de peones negros que investiga mucho pero no ha aportado ni una prueba, porque esta esperando "el momento".

    Ayyy! demo, despierta. La realidad no es asi, los abogados de este juicio apenas si hacen musitar una coartada mal aprendida a los acusados y, por si no lo sabías, los reyes Magos no existen, son los padres.

    Muy bueno lo de los mil investigadores de Pedro J, yo la verdad le entiendo, teniendo en cuenta que su super investigador no es capaz de distinguir una cinta de la Orquesta Mondragón de una tarjeta del grupo Mondragón (que tampoco es que demostrase nada) es lógico que haya decidido ampliar plantilla para revisar "esos pequeños detalles sin importancia ...".

    Saludos,

    Anónimo dijo...

    España y los españoles no quieren a los golpistas, José Blanco: "hay q defender España de un líder como Rajoy", agudeza visual ¿q mujeres del vídeo de laSexta votan izquierda y cuales derecha?, el de Jarcha tb sale
    http://www.youtube.com/watch?v=ZR5H1Jx5rS8

    AlfonsoG. dijo...

    Una mentira que no se tiene de pie (fue ETA), simple pero efectiva a 3 dias de las elecciones del 14-M, ¿PUEDE OCULTAR OTRA MENTIRA MUCHO MAYOR?

    Esa es la cuestión que les planteo. Analicemos:

    Unos servicios policiales y de información que, ahora, en el jucio podemos ver que no estuvieron a la altura, tal vez porque no tuviesen medios, tal vez porque no tuviesen suficientes apoyos, tal vez...

    Mochilas que aparecen y desaparecen, que explotan y que no explotan y que conducen rapidamente, en muy pocos días a una paradoja quizá insostenible:

    DE HA SIDO ETA, A LA EXPLOSION DE LEGANES

    O sea, de no sabemos ni hacia adonde apuntar a tener todo atado y bien atado en dos semanas. De una policía despistada a unos servicios plenos de acierto.

    Un partido, el Partido Popular que demostró a toda la sociedad y no ha dejado de demostrar desde entonces que es capaz de hacer CUALQUIER COSA Y DIGO CUALQUIER COSA POR EL PODER...

    Un partido, el Partido Popular que sabía que con su mayoría absoluta se había puesto enfrente de sociedad, posibles socios políticos y oposición...

    Un partido, el Partido Popular, que no las tenía todas consigo para el 14-M, porque o conseguía otra mayoría absoluta o no conseguía nada...

    Un partido, el Partido Popular, que utiliza como sistema habitual el de acusar a los demás de lo que él mismo hace -último ejemplo: el hooligan de Zapatero en el Senado, cuando los hooligans fueron evidentemente ellos: INCREIBLE PERO CIERTO-.

    A ver si la conspiración fue urdida por el Partido Popular, ese que estuvo varios años tras de los islamistas que resultaron autores de la matanza del 11-M y que, tal vez, solo tal vez, utilizó el nombre de ETA no para engañar como entendimos la mayoría de los españoles, sino para despistar sobre el hecho de que sabían mucho más de lo que dijeron -lo cual permitiría tan rápida y eficaz actuación posterior de unos servicios policiales que dias antes eran un aparente coladero- y que incluso pudieron dejar correr el asunto entendiendo que la aplicación más estricta y real de aquel principio político "el desastre une al pueblo con el gobierno" sería la panacea para conseguir lo que previsiblemente las urnas no les darían.

    Tal vez esa fue la forma mágica, a la americana, de conseguir volcar la voluntad ciudadana ya acostumbrada durante cuatro años a innumerables mentiras, sin sospechar que el pueblo no toleraría ni una mentira más y menos de ese calibre y que acabaría en la calle exigiendo "LA VERDAD" con mayúsculas.

    Y si algo sale mal pues lo de siempre, si montamos conspiraciones y no resultan pues la culpa a los que no las montan, o sea el PSOE. Y aquí entran las fuerzas mediáticas empeñadas en decir -porque es lo que están diciendo en el fondo- que el PSOE en la oposición controlaba los hilos de no se cuantos mandos policiales clave, puestos en sitios clave que estarían dispuestos a volcar, poniendo su profesionalidad por delante y, desde luego, su trabajo al servicio conspirativo... (incardinamos aquí agresión a Bono, caso ácido bórico, etc. etc. etc.)Y el famoso episodio de QUEREMOS SABER LA VERDAD, que suena a bochorno pero suena a mucho más si pensamos que QUIENES DICEN QUERER SABER LA VERDAD ERAN EL GOBIERNO CON MAYORIA ABSOLUTA QUE TENIA TODOS LOS INSTRUMENTOS PARA CONOCERLA.

    ¿Maquiavélico? posiblemente si.

    ¿Cierto? ¡Qué va! Es solo falta de sueño y dejar ir la imaginación en una noche larga.

    Anónimo dijo...

    ¿Y no se debería inculpar a Aznar ya su gobierno, como responsables, por dejadez,omisión del deber o lo que sea, de la mascre del 11.M?

    PEPERUFO dijo...

    Muchas gracias por vuestros comentarios.